Jueves, 07 Diciembre 2017 21:59

Transgenerismo infantil, nací niño pero soy niña y…viceversa

Conoce el caso de algún menor que no esté a gusto con su sexo? ¿es usted papá o mamá y su hijo(a) está teniendo confusión de identidad sexual? ¿será el transgenerismo un problema espiritual? ¿cómo manejarlo?

“¿Hombre-Mujer? No seas anticuado, ahora puedes elegir entre 31 identidades sexuales”. Este titular que me dejó en shock, me hizo concluir que lo que sucedió en Sodoma y Gomorra está dando su fruto más aberrante en este siglo: la creación de Dios está siendo pisoteada.

¿En dónde queda lo que dice Génesis 1:27, al referirse que Dios creó únicamente al hombre y la mujer, si la comisión de Derechos Humanos de Nueva York avaló 31 tipos de identidad sexual? Si quedó sorprendido con esta cifra, quedará asombrado con lo que asegura Vitit Muntarbhorn, designado como el primer experto independiente de las Naciones Unidas sobre Orientación Sexual e Identidad de Género: “los sexos masculino y femenino están ampliamente superados. Para ser correctos, hay que hablar de hasta 112 géneros distintos”. Pero dejemos ahí y centrémonos en una de las conductas que está confundiendo a muchos niños y niñas: el transgenerismo.

¿Qué es?

Tuve la oportunidad de conversar con el reconocido pastor, escritor y conferencista chileno David Hormachea, destacado en temas de familia quien explica lo siguiente: “Transgénero, describe a las personas que dicen que sus sentimientos y percepciones no se alinean con su sexo biológico. Es una percepción individual, es la idea personal y la persona asume lo que es. Esta ideología dice que la identidad de género es la percepción subjetiva que un individuo tiene sobre sí mismo en cuanto a su propio género, que podría o no coincidir con sus características sexuales”.

También hace énfasis en lo que dice la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, la cual ha clasificado al transgenerismo como un desorden según la Clasificación Internacional de enfermedades (CIE 10), “es clasificado como una enfermedad, un trastorno de identidad sexual. Los interesados lo han reclasificado y renombrado como disforia de género y seguirán luchando para que sin prueba científica, tal como la teoría de la evolución o la ideología de género, se acepte que no es una enfermedad”, puntualiza Hormachea.

Y concluye con este estudio: “El Colegio Americano de Pediatras de Estados Unidos, (ACPeds por sus siglas in inglés), dio a conocer una polémica declaración sobre la identidad de género en los menores que fue firmada por tres eminencias en pediatría: Michelle A. Cretella (Presidenta de la Asociación Americana de Pediatría), Quentin Van Meter (vicepresidente y endocrinólogo pediátrico) y Paul McHugh (antiguo jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Johns Hopkins en el que dejaron de hacer operaciones de cambio de sexo), ya desde el título deja clara su postura: ‘La ideología de género hace daño a los niños’”.

Casos famosos

El caso de Nemis Quitin

Hace unos días, mientras revisaba mi Facebook, me llamó la atención un video publicado por la revista de moda Elle de Estados Unidos, en el cual entrevistaban a Nemis Quitin, un niño de ocho años que se hace llamar ‘Queen Lactatia’ y se viste de ‘drag queen’ dice: “me siento feliz cuando me pongo el vestido y mi mamá comienza a maquillarme”. Lo que más me aterró fue la frase que dijo en el canal de YouTube ‘LGBT in the city’: “si tus padres o amigos no te aceptan como eres, debes cambiar de amigos y de padres”.

Shiloh Jolie-Pitt, la primera hija biológica de Angelina Jolie y Brad Pitt

En 2010, Angelina Jolie reveló a Vanity Fair que a su hija Shiloh “le gusta vestirse como niño, ella quiere ser niño. Entonces tuvimos que cortar el cabello. Le gusta usar todo de niño. Ella piensa que es uno de los hermanos”. Dos años antes, Brad Pitt dijo en una entrevista con Oprah que Shiloh prefería que la llamaran con nombres de hombre, como John o Peter.

Megan Fox viste a su hijo como niña

En una entrevista realizada en 2016 por el cómico, actor y presentador estadounidense Jimmy Kimmel a la actriz Megan Fox, reveló que no tiene problemas con vestir a su hijo de niña por la siguiente razón: “Crecí en un hogar pentecostal, las mujeres no podían usar pantalones, vestidos ni joyas. Es un ambiente opresivo para crecer y ahora me inclino a lo opuesto. Noah usa vestidos para que se sienta libre, puede usar lo que quiera en casa”.

El engaño del transgenerismo infantil

Los casos anteriormente expuestos nos dejan ver que niños y niñas de hoy están siendo fuertemente engañados, sus mentes son atacadas y aquí lo confirmamos. Sobre este tema, los esposos Alfonso Cristiano y Sindy Barreto, directores de Rocakids – Casa Sobre la Roca Sabana-Norte, quienes han trabajado con niños por más de 10 años, han tenido la oportunidad de manejar varios casos sobre problemas de identidad de género. Hechos&Crónicas habló con ellos.

H&C: ¿Cree que el transgenerismo es un problema físico o un trastorno mental?

Alfonso Cristiano: Es un trastorno mental en el que la persona muestra una visión desajustada de sí misma, es decir una distorsión de la realidad.

Vayamos más allá, ¿podríamos decir que también es un problema espiritual?

Sindy Barreto: Si, es un engaño. Y detrás de cada engaño hay un trasfondo espiritual que afecta la identidad de cada persona para alejarla del diseño de Dios.

¿En quiénes es más frecuente esta conducta? ¿Niños o niñas?

A.C.: En ambos sexos. Precisamente hace un tiempo atendí un niño de aproximadamente cuatro años, decía que era mitad hombre y mitad mujer; en ocasiones utilizaba ropa interior de su mamá para pasar por mujer. En las conversaciones que sostuve con él, identifiqué algunas cosas que lo llevaron a esta confusión:

1. Este niño no pasaba mucho tiempo con su padre, así que encontraba más valor en lo que su madre hacía. Un niño en proceso de desarrollo busca un patrón de conducta a imitar y encontró en ella un valor importante.

2. Su abuela alimentaba este comportamiento al pensar que era solo un juego que compartía con él, además menospreciaba a su padre en presencia del niño.

3. La idea equivocada del menor se afianzó al ver un programa de televisión infantil donde algunos personajes se sentían mejor cuando intercambiaban sus personalidades y sus cuerpos por el de las niñas.

¿Cree que los padres influyen en que algunos niños y niñas terminen en el transgenerismo?

S.B.: Sí, los procesos de construcción de identidad, desarrollo afectivo y de socialización en los niños se inician en la familia; como padres influimos en los comportamientos de nuestros hijos porque somos su patrón a seguir desde que son pequeños.

¿Desde qué edad deben estar alerta los padres y a qué comportamientos deben estar atentos?

A.C.: Debemos estar pendientes de nuestros hijos todo el tiempo desde su infancia, en cualquier momento se puede crear un engaño, ellos son vulnerables a diferentes situaciones que puedan vivir, escuchar o ver. Debemos estar atentos a lo que hacen y dicen y en esa medida ir orientando de acuerdo a la Palabra de Dios.

¿Qué pueden hacer los padres si presentan un caso de estos con sus hijos? ¿Cómo manejarlo?

S.B.: Es necesario identificar en qué momento inició la confusión para orientar de acuerdo a la Palabra de Dios y así afirmar la verdad en el corazón del niño. En Génesis 1:27 el ser hombre o mujer son condiciones fundamentales, no secundarias de la humanidad. Lamentablemente, con el ánimo de fomentar la igualdad de género, nuestra cultura ha devaluado la importancia de la Creación de Dios.

No nos engañemos, el sexo es inmutable

No caiga en la trampa del transgenerismo, ni en ningún tipo de ideología sexual. Estas ideas son totalmente contrarias a las definiciones biológicas y a la ética judeo/cristiana. El pastor David Hormachea expone las siguientes conclusiones a H&C:

1. El sexo antecede al nacimiento en la parte genética, pues está determinado antes del nacimiento y trasciende en la vida y después de la muerte, porque aún miles de años después de muerto, el ADN tomado de un cabello indicará el sexo real de la persona. El sexo es inmutable tal como lo es el color de piel.

2. No crea en la definición donde se afirma que “los seres humanos no dependemos de nuestra biología sino de nuestra ideología”. Para la ideología transgenerista no son importantes los genitales, los genes o los cromosomas. Lo válido son sus pensamientos y sentimientos. Ellos creen que un chico puede pensar que es una chica.

3. Para los liberales morales de la modernidad, el énfasis, es que la persona puede elegir su sexualidad porque no está determinada por la biología, que todo placer erótico es bueno y que este es una de las razones de la existencia. Paula Ettelbrick, activista homosexual dice: “Ser Queer significa que empujamos los parámetros de la sexualidad y la familia en el proceso, transformamos la estructura de la sociedad. Debemos enfocarnos en las metas que son proveer alternativas verdaderas para el matrimonio y reordenar radicalmente la visión de la realidad que tiene la sociedad”.

4. La ideología de género que no es verdad científica, sino ideología, es una de las más destructivas que existe. Su influencia quiere lograr que la sociedad acepte que “cada uno haga lo que bien le parezca.”

5. Como cristianos creemos en el diseño perfecto divino de dos sexos: masculino y femenino, y que entre el matrimonio entre hombre y mujer se disfruta del placer sexual. Creemos que la ideología gay y transgénero son contrarias a la verdad absoluta y la ética bíblica.

Creemos que quienes nacieron con alguna discapacidad debido a problemas genéticos, cromosómicos, deben recibir los tratamientos científicos y tienen la oportunidad de vivir una vida de realización y santidad.

Consejos a los padres

1. Tomen un rol proactivo en el desarrollo de sus hijos, guíenlos bíblicamente y háblenles claro sobre la masculinidad y feminidad.

2. Si presentan en su hogar un caso de estos, no regañen a su hijo, oren por él, actúen con sabiduría, es decir, no lo rechacen, ámenlo y hablen con él. Si es necesario, pidan apoyo a sus líderes o consejeros para que reciban ayuda.

3. Expliquen a sus hijos que Dios nos creó hombre y mujer y que nacemos así. Que algunas personas entre millones pueden nacer con problemas cromosómicos tal como ocurre con muchas discapacidades de los seres humanos. Que otras personas tienen una confusión psicológica por alguna razón y que no les gusta la forma como Dios los hizo y por ello, algunos desean tener un sexo opuesto al que tienen. Que nadie se puede cambiar de sexo, aunque cambien su cuerpo mediante tratamientos hormonales y cirugías.

El pastor Darío Silva-Silva en su libro “Sexo en la Biblia”, también es claro y contundente en el tema: El varón y la mujer no deben ser enemigos sino aliados, pues los géneros masculino y femenino no son contradictorios sino complementarios, como la rueda y el eje, como el cerebro y el corazón…

El varón no puede ser mujer, ni la mujer hombre; ninguno de los dos está encima o debajo del otro, si no dentro de él, que no es sino una forma de penetrarse a sí mismo… La idea pareciera ser que las mujeres luzcan un poco hombres y los hombres un poco mujeres, que la masculinidad y la feminidad se vayan diluyendo hacia una nueva sociedad en la cual los absolutos desaparezcan por completo, todo pierda identidad y lo amorfo se imponga. Cuando esto ocurra, todos podremos ser clonados a espaldas de ese Dios que tuvo la inconsulta y arbitraria idea de hacernos tan diferentes los unos de los otros.

Por: Jennifer Barreto - @BarretoJenn

Foto: 123RF

Visto 57 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia