Desde el primero de enero hasta el 31 de mayo de 2015 se han salvado 60.000 migrantes africanos de morir de hambre en su tierra natal pero en estos cinco meses se han ahogado 1.955. De tragedia en tragedia ¿hasta cuándo?

El expresidente del Fondo Nacional del Ahorro, Ricardo Arias Mora, lanzó su campaña por la Alcaldía Mayor de Bogotá en el Club de Comercio, en compañía de su esposa, los 45 precandidatos al Concejo de Bogotá y 184 precandidatos a las juntas administradoras locales.

La corrupción es un mal que aflige a todos, es neutral ya que no discrimina país, clase social, raza o religión. ¿Qué es corrupción? Es alterar y trastocar la forma de algo, como un proyecto o una idea o un valor. Desde el punto de vista cristiano es toda forma de tomar o retener injustamente el bien ajeno, aunque no contradiga las disposiciones de la ley civil, penal o laboral o cualquiera otra, o retener deliberadamente bienes prestados u objetos perdidos, defraudar en el ejercicio profesional o comercial, elevar los precios de productos o servicios, el fraude fiscal, los trabajos mal hechos, etc.

Nueve concejales de Cartagena pretenden modificar un proyecto de acuerdo que ordena orar y darse un abrazo fraterno antes de cualquier acto realizado por las instituciones oficiales de la ciudad. Un sector liderado por la concejal Duvinia Torres considera que la práctica debe permanecer ya que fortalecen los buenos valores en las instituciones gubernamentales.

El Centro Nacional de Operaciones de Emergencia, adscrito al Ministerio de Interior de Nepal, dio a conocer en su más reciente informe que la cifra de víctimas mortales luego del terremoto que afecto hace tres días a Nepal aumentó a 5.057 muertos y la cifra de heridos subió a 11.000.

Durante la conmemoración del genocidio armenio, el primer ministro francés, Manuel Valls, denunció que los cristianos del oriente medio están siendo “erradicados” por los miembros de Estado Islámico en esa región. 

Tres días después del fuerte terremoto de 7,8 grados que azotó a Nepal este sábado, la cifra de muertos crece con el paso de las horas. Los diarios locales The Himalayan Times y Ekantipur dieron a conocer el último reporte del Ministerio del Interior nepalí en donde la cifra de muertos supera las 4.000 y la de heridos ronda por los 6.833 personas en todo el país.

Un fuerte terremoto de 7,8 grados con epicentro ubicado a 80 kilómetros al oeste de Katmandú, la capital de Nepal, deja hasta ahora más 1.400 muertos según fuentes de los organismos de emergencia de ese país. Katmandú y Pokhara, son las ciudades más afectadas tras el sismo.

Así los llama la prensa nacional a los 11 soldados masacrados por las FARC en el Cauca el 13 de marzo en la noche. La indignación fue y sigue siendo nacional total e internacional, escribió el diario El Tiempo, de Bogotá. Y así fue y seguirá siendo a pesar de que existe la reconciliación y el perdón.

Hace poco leí el blog de Ana Hanssen, donde se quejaba por la manera como la gente trataba a su hija: “Esta semana llevé a mi hija de tres años a cortarse el pelo. Cuando llegó su turno para el champú, una señora muy ‘refinada’ acabada de llegar, le insistió a la asistente de la peluquería que la dejara pasar primero. Cuando ella se negó, la señora refinada pero mal educada, le dijo: “pero si es solo una niña”. Por supuesto, como se trataba de mi hija, yo intervine: “¿Y qué con que sea una niña? ¿Acaso la hace menos importante?”

En un discurso dirigido a todos los colombianos, el presidente Juan Manuel Santos ordenó el cese de los bombardeos contra los campamentos de la guerrilla de las Farc en todo el país. 

De entrenador físico en el fútbol profesional, a político; de político, a llevar la Palabra de Dios a personas que usted menos imagina… Su esperanza es que pronto se firme la paz en Colombia. Hechos&Crónicas habló con Luis Humberto Montejo.

La senadora Viviane Morales dialogó con Hechos&Crónicas sobre su proyecto de referendo que busca que los colombianos decidan, sí o no, sobre la adopción de niños por parejas del mismo sexo. 

Testimonio de Fabián Ramírez sobre el perdón y la reconciliación. Yo tenía 15 años. Vivía con mi mamá, mi abuelita y dos tíos. Uno de ellos era el tío cercano, que quería muchísimo. Yo estaba en la casa por vacaciones, cuando entró una llamada para decir que a mi tío lo habían detenido por porte ilegal de armas...

Colombia es una de las naciones más violentas del mundo. A finales de junio pasado, el Congreso aprobó la ley por la cual se establece la obligatoriedad de impartir la ‘cátedra de la paz’ en centros educativos. ¿Ayudará esto a eliminar la intolerancia de los colombianos y la tradicional cultura de la ilegalidad que afecta al país? 

¿Qué celebra el Halloween?

22 Oct 2014
3332 veces

En esa festividad, que contraría elementales principios cristianos, los niños corren varios riesgos. De manera que… ¡cuidado, mucho cuidado! 

Carmen Inés Vásquez, Viceministra del Interior para la participación e igualdad de derechos, se reunió líderes de Confesiones, Comunidades Religiosas y organizaciones basadas en la fe, para unir esfuerzos y sacar adelante la cooperación interreligiosa en Colombia. 

Este es el testimonio de una embarazada que a diario usa el servicio de transporte de Transmilenio para ir a su trabajo en Bogotá. La historia se repite desde antes de las 6:30 de la mañana y perdura durante las “horas pico” de la mañana y la tarde.

Las más recientes pruebas internacionales de educación del Programa de Evaluación Internacional de Estudiantes (Pisa), realizadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) mostraron resultados preocupantes para Colombia. Las pruebas evalúan los desempeños académicos de los estudiantes de 15 años en diferentes países.

De ser lugares de violencia, como algunas comunas de Medellín, pasaron a convertirse en sitios tranquilos de paseo para turistas extranjeros.

Tras dar a conocer la estrategia de combate contra la organización terrorista Isis- Estado Islámico, el presidente Barack Obama se comprometió, en un discurso televisado para todo el mundo, seguir brindando asistencia humanitaria a los cristianos de Irak y Siria, afectados por la violencia de Isis.

Tras la muerte en una avioneta del candidato presidencial Eduardo Campos, la política cristiana, Marina Silva, que era su fórmula vicepresidencial, tomó las riendas de la candidatura presidencial y logró, en corto tiempo, convertir su campaña en una de las más opcionadas para dirigir el futuro de Brasil.

La ética maquiavélica

20 Ago 2014
3737 veces

El adjetivo “maquiavélico” ha llegado a calificar a personas, actitudes y conductas caracterizadas por la astucia, la hipocresía y el engaño en el propósito de alcanzar sus metas. Acepción que no es gratuita de ningún modo, pues fue el italiano Nicolás Maquiavelo en su obra El Príncipe y en sus discursos quien propuso una teoría política desligada de la moral y la religión en la que las “razones de estado” son las que priman a la hora de tomar decisiones. Razones de estado que, por muy razonables y urgentes que puedan sonar o parecer, suelen encubrir el propósito de fondo de mantener al gobernante de turno en el poder a toda costa, impulsado frecuentemente por una compulsión obsesiva, inescrupulosa y hasta perversa por aferrarse a él que recibe el nombre de libido imperandi.

En este orden de ideas, la frase “el fin justifica los medios” sintetiza bien el pensamiento de este personaje, al margen de que él no la haya escrito textualmente. Esta frase ha terminado sirviendo a sistemas de pensamiento muy diversos que tienen en común su pretensión de colocarse por encima de la moral vigente para lograr sus propósitos. En especial, por encima de la moral cristiana a la que ven como arbitrariamente restrictiva, como lo sostenía Nietzsche en sus libros al atacar al cristianismo pretendiendo matar a Dios en el proceso y sustituirlo por el “superhombre”, llamado a construir una nueva moral adaptada a sus caprichos y conveniencias personales inmediatas.

La política, como es apenas obvio, constituye el campo de la actividad humana en dónde más enquistado se encuentra este planteamiento, dando lugar a conductas vergonzosas, por decir lo menos, cuando no delictivas, en quienes nos gobiernan o aspiran a gobernarnos, como se pudo apreciar en los sucesos y la guerra sucia que rodearon y caracterizaron nuestra reciente campaña por la presidencia en nuestro país.

El mal ejemplo de Saúl

De hecho la Biblia documenta con satisfactorio detalle las actividades de gobernantes judíos que, en el Antiguo Testamento, practicaron en significativas ocasiones una ética maquiavélica en la que el fin justificaría los medios. El rey Saúl en particular es tal vez el ejemplo más tristemente paradigmático de ello, aunque no el único, pues después de él no hay prácticamente ningún rey que escape a estos señalamientos, en Israel especialmente, pero también en Judá, con muy contadas excepciones.

Aún el piadoso rey David, referente obligado y culminante de la historia judía y ejemplo en muchos sentidos para la fe cristiana, no dejó de recurrir a una ética maquiavélica para encubrir su pecado de adulterio con Betsabé, ordenando la muerte de Urías, el esposo de esta mujer y uno de los más leales soldados del ejército del rey, al abandonarlo a su suerte de forma calculada e intencionada en el campo de batalla.

Pero es Saúl quien mejor ilustra el punto en tres ocasiones concretas a falta de una sola. La ética maquiavélica de este rey pasa siempre por racionalizar, torcer e infringir el mandamiento de Dios cuando no se presta a sus propósitos o no parece beneficiarlo de manera inmediata. Su obediencia a Dios estaba, entonces, condicionada a su conveniencia, como puede apreciarse al observar cada una de las tres ocasiones mencionadas.

En la primera ocasión Saúl usurpó las funciones sacerdotales del profeta Samuel −algo terminantemente prohibido por la ley mosaica− utilizando como pretexto para ello la tardanza en llegar del profeta (1 Samuel 10:8; 13:8-14). En la segunda oportunidad, ante la caída de su popularidad en las encuestas −en particular entre su propio ejército− Saúl se permitió dos actos de desobediencia a las órdenes divinas; perdonarle la vida a Agag, el rey enemigo y no destruir todo el botín de guerra, como Dios lo había mandado, sino reservarse una parte para repartir entre el ejército y granjearse así de nuevo sus simpatías. En este caso trató de justificarlo y “curarse en salud” presentándolo como un acto motivado por su deseo de honrar a Dios, estratagema inútil que no lo exoneró de culpa (1 Samuel 15:1-3, 7-28).

En la última oportunidad Saúl llegó más lejos. En el ocaso de su vida y habiendo sido ya desaprobado por Dios, el rey intentó consultarlo a través del conducto regular aprobado y establecido para ello y, ante el silencio divino, no tuvo reparo en consultar entonces a una de las pocas adivinas que habían quedado en Israel, después de la purga emprendida contra ellas por el mismo rey en cumplimiento de lo ordenado por Dios al respecto en la ley mosaica (1 Samuel 28:3-8). Como resultado de todo esto, el epitafio en la tumba del rey no podía ser más elocuente: “Saúl murió por haberse rebelado contra el SEÑOR, pues en vez de consultarlo, desobedeció su palabra y buscó el consejo de una adivina. Por eso el SEÑOR le quitó la vida y entregó el reino a David hijo de Isaí” (1 Crónicas 10:13-14).

Moralidad o pragmatismo

La ética maquiavélica podría resumirse en la arraigada tendencia a buscar cualquier tipo de atajo para garantizar el logro de nuestros propósitos, sin tener en cuenta que “Un atajo es a menudo el camino más corto hacia un lugar al cual no deseábamos ir”. El pragmatismo carente de escrúpulos de los gobernantes hace, pues, más estragos de lo que podría pensarse. Ahora bien, el pragmatismo es necesario para poder gobernar. La Biblia no niega la utilidad del pragmatismo para establecer un curso de acción determinado, pero no lo considera el criterio final y definitivo para sustentar la validez y corrección de una decisión.

Por eso, antes de preguntarse: ¿esto funciona?, un gobernante −y por extensión, toda persona sin excepción− debería preguntarse primero: ¿es esto correcto?, pues obtener un beneficio cualquiera sin el respaldo o la aprobación de Dios nos deja un sabor insípido y amargo en la conciencia. Sin mencionar las nefastas consecuencias a las que este tipo de decisiones pueden dar lugar en su momento, ya no solamente para el gobernante de turno, sino para todos los gobernados por él. A despecho de Maquiavelo, no debemos olvidar que en el cristianismo la pregunta ética tiene siempre más importancia que la pregunta pragmática, siendo la primera la que determina a la última y no lo contrario.

En el cristianismo los medios y el fin deben ser justificados de manera independiente y no los unos por referencia al otro. Dicho de otra manera, en el cristianismo se requieren fines justos y medios justos al mismo tiempo de modo tal que, si para lograr un fin justo se requiere de algún modo un acto injusto, la decisión debe contar con el consentimiento de quienes padecerán la injusticia, en una actitud sacrificial por la cual los afectados, a semejanza de Cristo, sacrifican voluntariamente su bienestar y sus derechos en aras de un bien común mayor.

Ética cristiana

Así, la ética cristiana demanda no sólo que las motivaciones y las intenciones que se persiguen sean correctas, sino que también lo sean las acciones o medios que las conectan entre sí. Y la armonía entre motivaciones, acciones e intenciones sólo se alcanza en el evangelio cuando los motivos de nuestras acciones son el amor a Dios y al prójimo, las acciones correspondientes son llevadas a cabo conforme al mandamiento de Dios y la intención final que se persigue es honrar a Dios atribuyéndole el crédito final de todo lo logrado.

Ya lo dijo Moisés de manera escueta y sencilla: “Haz lo que es recto y bueno a los ojos del Señor, para que te vaya bien...” (Deuteronomio 6:18). Y esto se aplica a todos por igual, no sólo al pueblo raso, sino también y de manera especial a sus gobernantes, quienes más que ningún otro deberían atender a la conocida recomendación bíblica que se nos dirige con estas palabras: “Sólo te pido que tengas mucho valor y firmeza para obedecer toda la ley que mi siervo Moisés te mandó. No te apartes de ella para nada; sólo así tendrás éxito dondequiera que vayas. Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito” (Josué 1:7-8).

Cabe mencionar para concluir que el mejor rey que hubo en toda la nación judía en el Antiguo Testamento fue el rey Josías (2 Reyes 23:25). El mismo que rasgó sus vestiduras cuando contrastó el lamentable estado de su nación con lo ordenado por Dios en la ley y consagró el resto de su vida como rey a gobernar en obediencia a los mandamientos de Dios, logrando que el justo juicio de Dios sobre los pecados de la nación fuera diferido por un poco más de tiempo, permitiendo a Josías morir en paz con Dios y su conciencia (2 Crónicas 34:19-28), algo a lo que todo gobernante debería aspirar, pero que ninguno logrará siguiendo en sus respectivos gobiernos una ética maquiavélica en la que el fin justifica los medios.

Autor: Arturo Rojas, director de la Unidad Educativa Ibli Facter de la iglesia Casa Sobre la Roca, en Bogotá.

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia