En el camino de regreso a casa tras haber asistido a un culto de una Iglesia Pentecostal en Fundación, Magdalena, 32 niños murieron calcinados dentro del bus en el que se transportaban. La tragedia que conmocionó a todo el país y que generó todo tipo de muestras de repudio, tiene como principal causa la imprudencia del conductor en la vía.

Según las primeras informaciones, el conductor le habría suministrado gasolina al vehículo en plena vía y de forma artesanal teniendo a los niños dentro bus, lo cual habría generado la explosión que mató a la mayoría de los menores. Una niña sobreviviente a la tragedia, y que tiene parte de su cuerpo con quemaduras, le dijo al Diario El Tiempo “Él se bajó del bus para echar gasolina y todos los niños estábamos arriba. De un momento a otro, el bus comenzó a echar chispas; en ese momento, el chofer salió corriendo a buscar agua y después se fue. Yo partí el vidrio de la ventana y saqué a mi hermana, pero no pude salvar a mis otros dos hermanos”, expresó la menor.

Por otro lado, la Fiscalía General de la Nación reveló que “según lo determinado de manera preliminar, la tragedia se registró en el barrio Altamira de la mencionada población a las 12 y 30 del mediodía, cuando los menores, entre los 3 y 12 años de edad, eran transportados hacia sus casas, luego de participar en actividades recreativas en la iglesia cristiana a la que pertenecían. En el vehículo también se movilizaban dos adultos además del conductor, el pastor de la iglesia y el padre de dos niños. Estos resultaron ilesos”

El presidente Juan Manuel Santos visitó la zona de la tragedia y allí le expresó a las familias de los niños “tengan fortaleza, piensen que la vida tiene que seguir. Siempre recordaremos a esos niños y tengan la seguridad, nuevamente, que estaremos al lado de ustedes. De manera que fortaleza y que Dios los proteja a todos ustedes y a estos niños allá en el cielo”.

Igualmente, desde allí le ordenó al Director de la Policía, general Rodolfo Palomino, que se adelante la investigación sobre las causas de esta tragedia.  “Todo eso se está investigando ya, las investigaciones están en marcha, la Policía, que está aquí conmigo el general Palomino, también tiene instrucciones para adelantar las investigaciones pertinentes”.

Tras la orden, fue detenido el conductor del bus que se encontraba prófugo de la justicia y según la Fiscalía  “se encuentra bajo protección de la Policía Nacional y será vinculado a la investigación que adelanta la Fiscalía por estos hechos”. Así mismo se dio a conocer que este manejaba el vehículo sin la licencia de conducción, ni la respectiva revisión técnico-mecánica  ni seguro, y según las autoridades de tránsito y transporte debía 405.889 pesos en multas.

El pastor Jaime Barranco, vocero de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia, en entrevista con Blu Radio expresó que hay amenazas en contra de esta iglesia y de sus líderes en esta región. Por tal motivo y por seguridad, el pastor de dicha congregación en Fundación tuvo que  abandonar la población en temor a algún tipo de represión en contra de él o su familia.

Así mismo en la entrevista expreso que ya se adelantan investigaciones internas en la iglesia por los hechos ocurridos el domingo y que aún no se tiene claro cómo fue la contratación del bus que transportaba a los niños.

Finalmente, el director regional del Bienestar Familiar en Magdalena, Joaquín Iturriago, se desplazó hasta Fundación para conocer de primera mano lo sucedido y encabezar las tareas de acompañamiento y apoyo a las familias. Este organismo brindará todo el apoyo a las familias de los niños fallecidos y verificará el cumplimiento de los derechos de los menores de edad que resultaron heridos. Además el director general del Instituto Colombiano de Bienestar familiar,  Marco Aurelio Zuluaga Giraldo, expresó su profundo dolor por la tragedia que enluta a las familias de los 33 niños fallecidos en el accidente ocurrido en Fundación Magdalena.

Ante la creación de un “cromosoma artificial” en el laboratorio, el doctor en Biología Antonio Cruz, explica que “lo que se hace es manipular la vida ya existente, pero no crear vida artificial”. Científicos de Estados Unidos y Europa, liderados por la Universidad de Nueva York, han conseguido crear en un laboratorio el primer “cromosoma artificial” de la historia.

Para conocer un poco más la labor de las voluntarias de la Fundación Misericordia, Amor y Servicio (M.A.S.) una periodista de Hechos&Crónicas acompañó a la fundadora del programa Madres lactantes y gestantes durante una jornada y aquí relata sus impresiones.

Con el objetivo de ayudar a los más necesitados y comprometer a los miembros de la iglesia con el servicio social, Casa Sobre la Roca Sincelejo realizó una misión de ayuda y recreación que impactó a 300 personas de Camarón en los Montes de María.

La Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano (NHCLC), la mayor organización cristiana hispana en los Estados Unidos se fusionó con la Confraternidad Evangélica Latina (CONELA), una organización cristiana radicada en América Latina, con el fin de servir y apoyar a los evangélicos hispanos en el mundo.

El lugar de esta histórica decisión fue San Diego, California, en donde se encontraban reunidos 42 líderes cristianos de 16 naciones hispanas, incluyendo España. Allí los pastores Ricardo Luna y Samuel Rodríguez, presidentes ejecutivos de CONELA Y NHCLC, hicieron oficial la fusión.

“Los latinos ahora somos líderes, y el mundo latino evangélico será instrumento primordial para el gran despertar del siglo XXI, por lo tanto, al ser una sola voz, con la única agenda de Dios, desataremos un inmenso poder” destacó Samuel Rodríguez, uno de los líderes cristianos más importantes de la última década.

Así mismo el pastor Ricardo Luna comentó “Esta integración afirma la globalidad de los latinos, y su razón de ser es el cumplimiento del gran mandato del amor y de la gran comisión de llevar el evangelio a toda persona”.

Esta fusión de entidades cristianas hispanas se convierte en el grupo representativo de los evangélicos hispanos más grande del mundo, puesto que reúne bajo su cobertura a más de 500.000 iglesias en las cuales se congregan 100 millones de personas. Sin embargo ninguna de las entidades fusionadas perderán la identidad individual, sino que seguirán trabajando de acuerdo a su visión y misión.

Finalmente como objetivo primordial de ambas organizaciones se pretende incluir en la fusión a los latinos presentes tanto en el continente americano como en el mundo entero, con la visión de llevar el evangelio desde la cultura latina hasta el último rincón de la Tierra. 

El movimiento pentecostal evangélico y el carismático católico en el siglo XX en la iglesia, así como las terapias cognitivas conductuales y la programación neurolingüística en psicología, e incluso la filosofía analítica de pensadores como Ludwig Wittgenstein y la llamada Ontología del lenguaje de Rafael Echeverria, vienen de un modo u otro llamando nuestra atención al potencial que las palabras pueden llegar a tener en el propósito de transformar o modificar nuestra conducta y circunstancias, de manera favorable o desfavorable indistintamente.

En la iglesia el principal argumento para sostener este potencial ha sido la afirmación de que la imagen y semejanza divinas plasmadas en el hombre le confieren a las palabras del ser humano un poder similar al que posee la palabra de Dios. Pero ante un planteamiento tan ambicioso como éste, debemos preguntarnos con seriedad si no estamos asignando a las palabras un poder excesivo que en realidad no tienen, traspasando los linderos de la fe saludable para incursionar en el campo de la superstición y la magia.

Para colocar las cosas en su justo lugar y proporción hay que comenzar por aclarar que el pasaje bíblico de Proverbios 18:21 que afirma: En la lengua hay poder de vida y muerte; quienes la aman comerán de su fruto y que se utilizado con frecuencia para atribuir a las palabras humanas un desmedido poder, no puede ser interpretado de una manera tan libre y amplia. Por el contrario, los estudiosos conocedores del hebreo y del contexto cultural en que el Antiguo Testamento fue escrito aclaran que este versículo hace estricta referencia a la declaración de una sentencia judicial llevada a cabo por el rey o por la autoridad competente, que son las que tradicional e históricamente han estado habilitadas para emitir sentencias de muerte o absoluciones de vida sobre las personas que se hallan bajo su autoridad.

El poder de la palabra humana

Ahora bien, no podemos olvidar que la epístola de Santiago atribuye de todos modos a las palabras humanas un poder que excede de lejos lo que podría esperarse de un miembro tan pequeño del cuerpo, pero con una enorme capacidad incendiaria (Santiago 3:5-6). Pero ¿podemos deducir de esto que las palabras humanas tienen un poder creativo similar al de la Palabra de Dios? De ningún modo. El poder de las palabras humanas radica, por supuesto, en los hechos que origina o desencadena. En aquellas cosas a las que da lugar, pero nunca de manera automática, inmediata o absolutamente necesaria −como sucede con la Palabra de Dios que crea en el acto lo que pronuncia−.

Definitivamente, nuestras palabras no son órdenes o fórmulas mágicas que crean en el acto y por sí solas lo que afirman. Son ideas que surgen en nuestra mente y al ser pronunciadas por nuestras bocas pueden dar eventualmente inicio a procesos de insospechado alcance y envergadura, al mejor estilo de la secuencia descrita en esa muy conocida frase de Octavio Paz que dice: “Es un pensar, que es un decir, que es un sentir, que es un hacer”.

Vemos así, por ejemplo, que ni siquiera las palabras pronunciadas en medio de promesas que se incumplen caen en el vacío. Porque la palabra empeñada pero no cumplida en su momento produce un efecto: decepciona y genera frustración y resentimiento en los afectados por el incumplimiento, además de socavar la credibilidad del que comprometió su palabra sin llegar a cumplirla, dañando las relaciones y la confianza entre las personas.

Del mismo modo, los chismes y las calumnias tienen algunos de los más incendiarios efectos, generando dinámicas destructivas que, como bola de nieve, crecen hasta dimensiones que nunca hubiéramos podido anticipar, o que algunos de manera fría, premeditada y perversa anticipan de tal modo que emiten estos juicios precisamente con esa intención. No pasemos por alto que, basado en el hecho de que las palabras no caen en el vacío, Maquiavelo formuló su censurable y conocido consejo: “Calumnia, calumnia, que algo queda” tan utilizado en la política dominada por los principios maquiavélicos de El Príncipe, la obra más conocida de este autor.

Lemas y eslóganes

Pero es tal vez en el campo de los lemas y los eslóganes donde acecha de manera más sutil e inadvertida el peligro de un uso equivocado e incorrecto de las palabras, con efectos indeseables para quienes suscriben esos lemas de forma irreflexiva. El sentido original y de fondo de un lema puede perderse cuando se transforma en un simple eslogan o estribillo de fácil recordación que se repite de persona a persona con superficial e inoportuna imprudencia, como una especie de mantra o fórmula mágica o como un resumen popular y simplista de enseñanzas profundas más extensas y exigentes, no solo en el propósito de llegar a comprenderlas de forma acertada, sino de experimentar correctamente lo que se quiere dar a entender con ellas.

La palabra “gracia”, por ejemplo, puede llegar a perder su eficacia a fuerza de usarse con ligereza, transformándola en lo que el teólogo Dietrich Bonhoeffer llamó “gracia barata”. Asimismo, lemas populares en el medio evangélico que pretenden exponer de forma breve y comprensible diferentes aspectos de la gracia divina, tales como “el amor une, la doctrina divide”, “una vez salvo, siempre salvo”, “Dios aborrece el pecado, pero ama al pecador”, “El mundo llama a los capacitados, pero Dios capacita a los llamados”, “la palabra tiene poder”, y “lo que dices, recibes” o “confiésalo y recíbelo”, entre otros, pueden llegar a usarse en un sentido muy diferente e incluso contrario al de la enseñanza bíblica que pretendía evocar y resumir, traicionándola en el proceso.

Por eso es necesario establecer que las palabras, lemas, eslóganes, resúmenes e incluso credos que la iglesia y la teología elaboran para referirse con rapidez a una enseñanza bíblica determinada más amplia, no buscan propiamente facilitar la comprensión del asunto tratado de manera superficial y sin más consideraciones; sino más bien introducir a las personas a una consideración más seria, concienzuda, pensante y vivencial del asunto que estimule la lectura y el estudio bíblico sobre el particular. De lo contrario, estas frases fáciles pierden toda su utilidad y pueden terminar fomentando la ignorancia e inconstancia de quienes son dados a tergiversar las Escrituras para su propia perdición y la de quienes los escuchan y siguen.

Debemos, por tanto, evitar hablar con ligereza y reducir todo a lemas fáciles que simplifican excesivamente la doctrina cristiana para no incurrir así en la actitud censurada por el profeta con estas solemnes palabras: Pero no deberán mencionar más la frase ‘Mensaje del Señor’, porque el mensaje de cada uno será su propia palabra, ya que ustedes han distorsionado las palabras del Dios viviente, del Señor Todopoderoso, nuestro Dios. (Jeremías. 23:36).

Por eso el Señor nos recomienda no hablar irreflexivamente, pues finalmente, de todo lo que digamos tendremos que darle cuenta a Él: Pero yo les digo que en el día del juicio todos tendrán que dar cuenta de toda palabra ociosa que hayan pronunciado. Porque por tus palabras se te absolverá, y por tus palabras se te condenará (Mateo. 12:36-37). Como quien dice: “el pez muere por la boca”. Sea como fuere y sin ignorar el poder y el alcance de las palabras humanas ya descrito aquí, no se les puede tampoco atribuir más potencial que el que realmente tienen.

El poder de la palabra del creyente

En el caso de los cristianos, las palabras pueden adquirir un poder renovado en la medida en que se ajusten a la Palabra de Dios tal como ésta se revela en la Biblia. La fe no consiste, entonces, en creer en Dios, sino en creerle a Dios. El poder de la palabra del creyente radica, pues, dice la Palabra de Dios y actuar con fe en ella, como lo hizo el apóstol Simón Pedro: Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; más en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Lucas. 5:4-6 (RVR).

Es que la palabra de Cristo es la Palabra de Dios. Y el poder de nuestras palabras proviene de “echar la red” en la palabra de Cristo, es decir, cuando Él nos lo diga y como Él nos lo diga. Esto implica meditar repetidamente en la Palabra de Dios para comprenderla cada vez mejor, pues la meditación de la que habla la Biblia no es la asociada con el yoga en las religiones orientales; sino la meditación que lee y relee repetidamente la Palabra de Dios no propiamente para aprenderla de memoria −lo cual es bueno, pero no es nunca suficiente−, sino para reflexionar y profundizar de forma creciente en su auténtico significado, llegando a comprenderla en profundidad y descubrir así todo el poder que reside en la palabra humana en sincronía con la de Dios.

Por: Arturo Rojas, director de la Unidad Educativa Ibli Facter de la iglesia Casa Sobre la Roca, en Bogotá.

Evolucionismo vs. Creacionismo

08 May 2014
1909 veces

La mayoría de estadounidenses -y la mayoría de los cristianos- no se posicionan perfectamente como creacionistas o evolucionistas.

En 2012, una encuesta de la consultora Gallup encontró que el 46% de los adultos estadounidenses piensa que Dios creó a los seres humanos más o menos en su forma actual, en los últimos 10.000 años aproximadamente. El 32% creía que los hombres evolucionaron con la guía de Dios, y el 15% aseguraron que evolucionaron sin la guía divina en absoluto. Las respuestas a esta pregunta, que Gallup ha incluido 11 veces en las encuestas desde 1982, han sido notablemente estables durante un período de 30 años. Los resultados, que muestran a un público dividido en partes iguales por el tema de la evolución humana, han sido corroborados en otros sondeos nacionales.

Estas consultas retratan un público profundamente dividido y polarizado. Incluso entre la mayoría que considera que Dios creó a los seres humanos, el abismo que separa la visión de creacionistas y evolucionistas parece ser descomunal. ¿Están realmente los estadounidenses divididos sobre los orígenes del hombre?

Como científico social, soy escéptico acerca de estos hallazgos por dos razones. En primer lugar, la forma como se escriben estas preguntas acerca de los orígenes humanos, restringe respuestas complejas o conflictivas. Las encuestas como la de Gallup tienden a representar los diferentes puntos de vista que podríamos etiquetar como la evolución atea, la evolución teísta, el diseño inteligente o creacionismo joven de la tierra con las declaraciones de posición que obligan a los encuestados a seleccionar el que más se acerca a sus creencias.

El problema es que estos diferentes puntos de vista contienen múltiples creencias acerca de la descendencia común, la selección natural, la intervención divina y el calendario histórico. Las preguntas de la pesquisa confunden estas creencias subyacentes, en particular, las formas y los individuos de la fuerza para elegir conjuntos pre-empaquetados de ideas. Esto es simplemente una necesidad práctica, dada la cantidad limitada de espacio en las encuestas públicas generales.

En segundo lugar, estas averiguaciones no dan ninguna descripción de la manera en que las personas se aferran a estas creencias. ¿Los encuestados confían en que su posición es la correcta? ¿Es importante para ellos tener las creencias correctas acerca de los orígenes del hombre? Si grandes segmentos de la población no están seguros de su posición, o si sus creencias no son importantes para ellos, entonces la idea de un público intensamente polarizado es engañosa.

Como parte de un reciente proyecto financiado por la Fundación Biólogos, he enviado una nueva encuesta, representativa a nivel nacional de la opinión pública estadounidense: El Estudio Nacional de Religión y Origines Humanos (NSRHO).

A diferencia de las encuestas existentes, ésta incluye amplias preguntas sobre los orígenes humanos que nos permiten desarrollar un retrato más exacto de lo que el público en general y, en particular los cristianos, en realidad creen. El sondeo incluye preguntas sobre la creencia en la evolución humana, la participación divina, la existencia de Adán y Eva, el calendario histórico, el pecado original, y más. Para cada una de estas preguntas, los participantes pueden responder con “no del todo seguro” acerca de lo que creen. Si reclaman una posición, también se les pidió que calificaran el grado de confianza que tienen en cuanto a que su creencia es correcta. Por último, se les pidió que informaran lo importante que es para cada uno tener las creencias correctas sobre los orígenes del hombre.

La más reciente encuesta de Gallup encontró que el 46% de los adultos piensa que el creacionismo refleja mejor sus puntos de vista sobre los orígenes humanos. Pero la firma encuestadora no preguntó a los participantes sobre cada una de las creencias anteriores.

Nuestro estudio, sin embargo, se pregunta sobre cada creencia individual, lo que permite a los encuestados decir que no están seguros acerca de lo que creen. Solo el 14% afirmó todos y cada uno de estos dogmas, y solo el 10% que eran algunas de sus creencias. Además, el 8% dijo que era importante para ellos tener las convicciones correctas acerca de los orígenes humanos.

Los números continuaron cayendo a medida que preguntamos por un Adán y una Eva históricos, la creación milagrosa de los seres humanos y una formación literal de seis días.

¿Qué pasa con los evolucionistas?

El 9% cree que los humanos evolucionaron y que Dios no jugó ningún papel en el proceso, el 6% celebra estas creencias con certeza, y menos del 4% dijo que sus convicciones eran importantes para ellos.

Si tan solo el 8% de los encuestados se clasifican como los creacionistas convencidos cuyas creencias son queridas para ellos, y si solo el 4% se clasifican como evolucionistas ateos cuyos dogmas son queridos para ellos, entonces quizás los estadounidenses no están tan profundamente divididos sobre los orígenes del hombre como las encuestas han indicado.

Entonces, ¿qué significa esto para la iglesia? Creo que eso demuestra que la mayoría de la gente, incluso los evangélicos que van a congregarse regularmente, no están profundamente arraigados en un lado de una supuesta batalla de dos caras. Ciertamente, el tema divide, pero las creencias cristianas sobre los orígenes humanos son complejas. No hay gran abismo después de todo.

Los defensores de varias posiciones a menudo han perpetuado la idea de una batalla, precisamente porque el trazado de líneas claras es una manera efectiva de movilizar un punto de vista en contra del otro. Tal vez es el momento de reconocer la complejidad de los credos y adorar juntos a pesar de nuestras diferencias.

Esto no quiere decir que las preguntas difíciles y conversaciones honestas sobre los orígenes del hombre deben ser ignoradas. Hay un montón de preguntas importantes que necesitan ser defendidas. Y en la lucha por esa defensa, debemos reconocer que nuestra identidad compartida en Cristo nos pone a todos en el mismo equipo.

 

Nació en Chile, tiene 62 años y lleva 40 de casado con Nancy. Es doctor Honoris Causa en Divinidades de la Biola University en California, es productor del programa Principios que se transmite en más de 1.200 estaciones de radio en América Latina, Estados Unidos y España. Es autor de más de 15 libros y preside la organización de ayuda a la familia De Regreso al Hogar. Hechos&Crónicas habló con él en su visita a Casa Sobre La Roca en Bogotá y le preguntó sobre su vida y la familia en general.

Hechos&Crónicas: Pastor Hormachea, según nuestra Superintendencia de Notariado y Registro, cada mes se divorcian más de mil parejas. ¿Por qué esta práctica es tan frecuente?

David Hormachea: Porque es más frecuente el humanismo y los valores relativos. La gente ignora la moralidad bíblica. Es imposible que dos cónyuges cristianos que realmente aman a Dios y que tienen un compromiso de vivir su fe y someter sus vidas a los principios divinos se divorcien. Cuando un matrimonio cristiano se divorcia, no ha fallado el plan divino, es que uno o ambos decidieron ignorar o rebelarse contra esos principios que permiten que todas las parejas cristianas obedientes vivan vidas excelentes.

H&C: Ante este panorama, ¿es posible de una u otra forma conservar las familias, teniendo en cuenta que, además del divorcio, las parejas se casan menos y prefieren la unión libre?

D.H.: No somos responsables de conservar las familias de otros, somos responsables de cuidar la nuestra. Si solo quienes no creen en Dios eligen no casarse y vivir en unión libre, no sería un problema. Lo grave es que los que dicen creer en Dios y en la Biblia (que debería ser la mayoría de los colombianos católicos y cristianos), no viven de acuerdo a su fe.

H&C: ¿Qué piensa de la “unión civil” o “marital de hecho” entre personas del mismo sexo?

D.H.: Que los países son amorales, pero gobernados por personas con cierta “moralidad” que cada día es más anti-bíblica, humanista, agnóstica, atea y liberal. Mientras más nos gobiernen religiosos mentirosos que dicen tener una creencia, pero rechazan la moralidad que su religión exige, más humanista se hace la sociedad. Holanda fue una de las cunas de la reforma cristiana y hoy es uno de los países más libertinos y se ve este problema. Si tal vez, 90% de la población votara por candidatos que realmente practiquen su fe católica o evangélica, ninguna ley que no encaje en la moralidad bíblica sería aceptada.

H&C: ¿Cuál es su posición frente a la adopción de niños entre personas del mismo sexo?

D.H.: Quienes creemos en Dios, creemos en la Biblia, que solo existen dos sexos porque es la forma como Dios escogió soberanamente para el desarrollo de la humanidad y la familia humana.

Solo existe razón para un tercer sexo en la mente moral y liberal de quien cree que la persona es libre de elegir lo que le agrada, lo que siente, lo que le apasiona. Siguiendo los deseos apasionantes podemos tener sexo entre hombres, mujeres, con varios hombres, con varias mujeres, con animales, niños, y todos pueden tener sensaciones, pasiones y experimentar orgasmos. Pero Dios determinó que los padres sean un hombre y una mujer.

H&C: Una de cada cinco mujeres entre 15 y 19 años en Colombia está embarazada. ¿Por qué este panorama?

D.H.: En una de mis conferencias que se titula Si amas, da la prueba de amor, enseño a las chicas lo que es amar. Muchas creen que dar la prueba de amor es prestar su cuerpo para que alguien las excite y las use sexualmente por una vez, o de allí en adelante cada vez que quiera. El embarazo cambia las opciones básicas de la vida con respecto a carreras, oportunidades y matrimonio futuro. Muchas jóvenes nunca se gradúan. Las que ya son pobres, difícilmente pueden salir de la pobreza y en algunos casos se siguen llenando de hijos. Otras recurren a la prostitución o a trabajos mal pagados donde son explotadas.

Si las chicas fueran cristianas, si adoptaran los valores bíblicos, vivirían como personas de valor y dignidad y no permitirían que nadie las use. Sabrían traer al mundo niños deseados, bien planificados y unidas a un hombre que realmente las ame y no las use sexualmente.

H&C: ¿Cuál es su posición frente a la promoción del uso de métodos anticonceptivos en jóvenes desde temprana edad?

D.H.: En Chile, mi país, la actual presidente agnóstica, decretó que las chicas menores de 14 años pueden pedir la píldora del día después sin permiso de sus padres. Lo que debemos promover es la moralidad absoluta que motiva a la fidelidad en el matrimonio, a la sexualidad dentro de una relación seria, bien planificada y de compromiso. Se pueden repartir condones para evitar embarazos o enfermedades venéreas, pero no existen condones para evitar el uso y el abuso sexual. La vida sexual que enaltece la dignidad humana no es solo juntar cuerpos y eyacular, tiene como objetivo que un hombre y una mujer que tienen un compromiso para toda la vida desarrolle su relación conyugal con respeto, amor, fidelidad e integridad.

H&C: ¿Cómo concientizar a los jóvenes que mantenerse puros hasta el matrimonio vale la pena?

D.H.: No debemos iniciar el entrenamiento en la adolescencia. Desde niños debemos enseñarles que aprendan realmente a amar a Dios y su moralidad. Tristemente cada vez que pregunto a los padres si se han reunido con sus hijos para instruirlos sistemáticamente sobre moralidad, masturbación, relaciones sexuales, homosexualismo, etc., la gran mayoría nunca lo ha hecho. No es una clase que debe ser dada, es un estilo de vida que debe enseñarse.

H&C: ¿Por qué decir NO al divorcio?

D.H.: Porque es un pecado. Así sea perdonable, como todos, trae terribles consecuencias. Lamentablemente por falta de preparación, pocas congregaciones tienen cursos sistemáticos de seis u ocho meses para personas que se van a casar. Ellos llegan al matrimonio cantando bien, orando bien, pero con malos principios.

H&C: Hay hogares disfuncionales. Los padres no pasan tiempo con sus hijos y papá y mamá se la pasan peleando. ¿Qué otros aspectos considera usted afectan a los niños y jóvenes de hoy dentro de sus casas?

D.H.: Los padres que quieren criar a sus hijos siguiendo sus ideas, vivencias o malas experiencias, tienen una paternidad limitada. Deben existir cursos de paternidad e invertir en su educación. Quienes invirtieron en su formación y dedicaron tiempo, esfuerzo, perseverancia y dinero, hoy son médicos, ingenieros, etc. No podemos ser buenos padres, manteniéndonos en la ignorancia.

H&C: ¿Qué claves puede dar a los padres para criar hijos de forma correcta y evitar que se aparten de Dios?

D.H.: Dios no nos manda tener hijos buenos que nunca se aparten de Él. Ellos tomarán esa decisión o rechazarán esa tentación. Dios quiere que nos preparemos bíblicamente para ser padres que entreguen buenos recursos a sus hijos y tengan la posibilidad de elegir ser buenos. Eso depende de ellos, no de nosotros.

De los padres depende que estemos preparados para darles herramientas, conocimiento y moralidad bíblica que no solo debe ser enseñada sino aplicada.

H&C: ¿Qué puede hacer la iglesia cristiana frente a estas problemáticas?

D.H.: La debilidad más grande de la iglesia debería ser su mayor fortaleza. Nunca he conocido una congregación con cursos sistemáticos de valores cristianos. No una clase, sino programas de un año de enseñanzas para niños, adolescentes, jóvenes y todos los que llegan a la iglesia. No enseñamos cosmovisión cristiana como sistema obligatorio que deben aprender todos los convertidos.

El mundo liberal hace un extraordinario trabajo para enseñar su moral anti bíblica y nosotros no lo hacemos. Iglesias y líderes se han acostumbrado a invertir en conciertos de música pero no en su entrenamiento.

Sobre David Hormachea…

H&C: Usted lleva 40 años de casado con Nancy y sé que pasaron por una crisis matrimonial, ¿qué consejo ofrece a los esposos para que tengan una vida conyugal sana?

D.H.: Que deben prepararse porque nadie puede hacer lo que no entiende, nadie puede amar bien conociendo mal a su cónyuge, nadie puede tener un matrimonio al estilo divino, siguiendo sus inocentes, o tal vez pecaminosas ideas humanas.

H&C.: ¿Cuántos libros publicará este año?

D.H.: Publicaremos dos o tres. El que ya viene se titula Principios para desarrollar su noviazgo: verdades basadas en los diez mandamientos. Estoy terminando uno de los cursos más importantes que escribiré en mi vida, se llama El extraordinario valor de los valores.

H&C.: ¿Cuántos oyentes tiene su programa radial Principios?

D.H.: Si solo me escuchan mil personas por estación, Dios me da el privilegio de influenciar a 1.200.000 personas cada día.

H&C.: ¿A qué quisiera dedicar sus últimos años?

D.H.: A formar discípulos, a crear y dictar cursos para matrimonios, jóvenes, noviazgo, valores, pero para eso necesito un inversionista que esté dispuesto a dejar un legado de valores éticos, de familia, política, paternidad, sexualidad, etc. Yo hago planes y el Señor es quien me autoriza lo que Él quiere. 

El Consejo Evangélico (CEV) y la Confederación Evangélica Pentecostal de Venezuela (CEPV) crearon la Alianza Evangélica de Venezuela (AEV) que agrupará a más de tres mil iglesias y trabajará por la reafirmación de los principios cristianos en el país.

Entre las metas a cumplir de esta alianza se encuentra la reafirmación de los principios del cristianismo y la reforma protestante en Venezuela como la separación de la Iglesia del Estado, el autofinanciamiento para EL desarrollo y el sostenimiento de la obra social cristiano, el respeto a cada comunidad y organización de Iglesia cristiana en lo espiritual y doctrinal, pero reafirmando la unidad de la Iglesia como cuerpo de Cristo.

El presidente del CEV, pastor Samuel Olson, recalcó que la AEV "no es una estructura, no se requiere afiliación, es un paraguas para cubrir a todos los que quieran ser parte de esta iniciativa y compartan los mismos principios" a lo que agregó "Se afirma nuestro deseo de trabajar por el país, pero no estamos sujetos a ninguna ideología político-partidista", puntualizó Olson.

Así mismo el pastor Alejandro Lasenere, asesor legal de la Confederación Evangélica Pentecostal, expresó que es importante que la sociedad venezolana sienta el respaldo de la Iglesia Evangélica. "El problema en Venezuela es espiritual, debemos clamar a Dios por nuestro país".

La alianza busca ser una plataforma para el servicio a toda Venezuela, con el objetivo de afianzar en el país una cultura democrática, de inclusión, participación, aspectos que forman parte de la herencia cristiana universal.

Preguntó el hermano Miguel a su madre. La respuesta es de ella. Un ejemplo de valentía al servicio de Dios.

“Dichosos los perseguidos por causa dela justicia, porque el reino de los cielos les pertenece”. Mateo 5:10.

El Hermano Miguel, quien pastorea la iglesia subterránea de la Franja de Gaza en territorios palestinos e israelíes, narró su testimonio de vida y de cómo pasó de odiar a Jesús y a Occidente para predicar el amor de Dios al mundo entero. Miguel habló ante 2.000 congregados en la iglesia cristiana integral Casa Sobre la Roca.

“Hermano Miguel” no es su verdadero nombre pero así es identificado en cualquier parte por motivos de seguridad. Su vida ha sido ejemplo de valentía, firmeza y empeño a la hora de compartir la Palabra de Dios. Este predicador, casado con una brasilera, conmovió hasta las lágrimas a los feligreses al contar las dolorosas experiencias por las que ha pasado por divulgar la Palabra.

“En 1967 tenía siete años de edad cuando comenzó la guerra de los seis días entre los árabes y los israelitas que en seis días éstos derrotaron a aquellos. Recuerdo a mi madre llorando y asustada que nos llevaba a las montañas huyendo de la guerra y de los bombardeos. Yo le pregunté. ¿a dónde huimos? Y ella contestó: “la guerra empezó”. - ¿Pero quiénes son ellos? - “los judíos, nuestros enemigos, los americanos”. Esto marcó mi vida”.

Tras este evento, su vida tomaría el rumbo predecible para los chicos de esta región: el odio a Estados Unidos e Israel. Lo que no sabía era que durante gran parte de su vida iba a estar huyendo de la guerra, encarcelado en prisiones, sufriendo persecución y torturado por una causa más grande que la política: el amor por Jesús. “Empecé a huir del sitio donde estaba con otros chicos para apedrear carros y tanques, quería expresar mi repudio contra ellos. Me empecé a preparar desde los 12 años y tuve contacto con una organización llamada la Yihad Islámica (La guerra santa) y allí fui aprobado. Comencé a ser adoctrinado a los 12 años y aunque era niño, nunca tuve una infancia, mis juegos consistían en tirar las balas de los fusiles y lanzar las granadas olvidadas durante los entrenamientos de la guerra para hacerlas explotar”.

Su vida en la guerra le dejó consecuencias. “Perdí muchos amigos y compañeros. Tengo muchas balas en mi cuerpo por causa de esa maldita guerra”. A los 14 años, el hermano Miguel ya hacía parte de la organización de la Yihad Islámica. Tras unos años, ésta lo envió a estudiar islamismo en la Universidad de Egipto porque era el deseo de su madre y de la Yihad, convertirlo en un sumo sacerdote musulmán. Allí, el hermano Miguel aprendió de memoria el Corán y estudió periodismo, más tarde comenzó misiones de espionaje.

Tras ese tiempo de estudio viajaba a Israel y Líbano con 11 pasaportes falsos y la ayuda de mucho dinero que le proveía la organización. Más tarde volvió a Palestina para entrenar a jóvenes y niños para la Yihad Islámica y se integró al Movimiento de Liberación Palestino. Años más tarde volvió a viajar, esta vez con una misión de Libia para enseñar el islam en los países europeos con habla musulmana. En Gran Bretaña estuvo ocho meses, en España compartió el islam por seis meses, en Italia cinco meses y al final de 1991, recibió una invitación del gobierno argentino cuando era presidente Carlos Menem, y allí recibió de manos del mandatario un terreno en donde se construyó uno de los centros de enseñanza del islamismo más grandes en Argentina.

En esa época el hermano Miguel tenía 32 años, pero no era una persona del común. Consumía medicamentos que le suprimían el dolor y los sentimientos porque su corazón no albergaba paz. “En una mezquita en Argentina me arrodillé y pedí a Dios que me diera paz pues estaba sufriendo mucho. Le dije: tengo todo, pero no tengo nada”.

Conversión al cristianismo

Tras el anterior episodio, el hermano Miguel salió a pasear por Buenos Aires y se encontró en el camino con la iglesia Templo Bautista Evangélico Betel, cerca de la avenida Gaona. Lo único que entendió del letrero de esta comunidad religiosa fue la palabra Betel, que relacionó con los israelitas y por su mente se cruzó la idea de lanzar una granada en aquel sitio.

Una mujer lo invitó a seguir a la iglesia. Miguel entró a regañadientes porque para la cultura musulmana es una ofensa que una mujer haga cualquier invitación a un hombre. Al ingresar, fue abrazado y besado como si se tratara de un hermano y esto era justamente lo que Miguel buscaba en su interior.

“Necesitaba esto. No un cambio de religión, pero necesitaba paz dentro de mí pues no la tenía. Había sido herido durante 34 años y nunca había recibido una palabra de amor. Tras finalizar el culto, me di cuenta que era una iglesia que trabajaba ganando judíos para Jesús” explica Miguel.

Y agregó que “crecí con la educación que mi madre me daba, en la que me explicaba que el cristianismo estaba lleno de inmoralidad, que allí se promovía la droga, que se comían a los niños y todo lo aprendido en las épocas de las cruzadas en la antigüedad”.

Más tarde fue invitado a un campamento de jóvenes de la iglesia y allí conoció el amor de Dios. Tras volver a Buenos Aires, decidió que esa era la vida que él quería tener: “Tras pasar una semana sonriendo, me dije: esta es la vida que quiero. Quería cambiar mi nombre, mi vida entera. Yo recibía premios y cheques por mucho dinero hasta de Muamar el Gadafi pero nunca tuve algo de paz o un poco de tranquilidad”.

En la noche del 17 de abril de 1992, Dios le habló a través de Ezequiel 22:30, Yo he buscado entre ellos a alguien que se interponga entre mi pueblo y yo, y saque la cara por él para que yo no lo destruya. ¡Y no lo he hallado! y en la parte de debajo de su Biblia él escribió “Dios, no estés triste, hoy me has hallado a mí”. Desde allí su obra evangelizadora y misionera se ha extendido por muchos países, en especial musulmanes.

Finalmente, en su paso por Colombia, el hermano Miguel hizo un llamado de atención a los cristianos para salir de la comodidad para predicar el Evangelio: “este país me ha impactado por la gente que está sufriendo, aprendí a amar a Colombia por causa de la necesidades que vive y mi pregunta es ¿dónde están los hombres y las mujeres que verdaderamente son de Dios?

La postura clásica del cristianismo en relación con la Biblia consiste en que ésta es la Palabra de Dios y que es, por lo tanto, infalible y no contiene errores, siendo así completamente confiable para todos los efectos de conocer la verdad.

Durante tres días, más de 250 pastores, líderes y representantes legales de organizaciones y comunidades cristianas de todo el país y afiliadas a la Confederación Evangélica de Colombia (Cedecol) se reunieron en el hotel Peñalisa de Girardot para analizar desde la perspectiva bíblica los retos que vienen para Colombia y cómo la iglesia cristiana está preparada para recibirlos.

Desde el cuatro y hasta el seis de marzo, los asistentes escucharon las ponencias de distintos pastores y líderes cristianos que hablaron acerca del papel que debe jugar la iglesia cristiana colombiana frente a los aspectos políticos, nacionales, sociales y científicos. Además, no se puede perder de vista el desafío para transformar a las nuevas generaciones y llevar el mensaje de salvación.

“El propósito es que la iglesia cristiana nacional pueda entender los desafíos que vienen adelante. El tema de esta asamblea se centra en Nación, Responsabilidad y Transformación, y si nosotros no entendemos que hemos sido puestos en esta tierra para transformar el país, no hemos entendido la misión de Jesús, la cual es nuestra tarea”, afirmó el pastor Edgar Castaño, presidente de Cedecol.

Iglesia, Nación y Política

El pastor Darío Silva-Silva se destacó con el tema “Retos de la iglesia frente a la Nación”, que analizó la relación entre la política y el cristianismo desde las épocas bíblicas hasta la actualidad. Así mismo, destacó que la iglesia debe “cristianizar la política sin politizar el cristianismo” y exaltó a los pastores y líderes a no dormirse porque es deber de la iglesia estar atenta a los cambios que se vienen para Colombia en todas las áreas, incluyendo la política.

“Lo que dijo Martín Luther King es lo que yo les quiero decir a ustedes, casi con lágrimas en los ojos, -no nos quedemos dormidos porque este país va a cambiar muy pronto. No nos quedemos dormidos porque cuando despertemos será demasiado tarde para cambiar la realidad-. Así que queridos, creo que debemos entender: “cristianizar la política sin politizar el cristianismo” y como dije antes, debemos entender toda la enseñanza paulina sobre aspectos políticos que a veces se nos pasa por alto”, recalcó Silva-Silva.

“Es Pablo quien nos dice claramente que hay una separación de la iglesia y el Estado pero nosotros no podemos ser indiferentes a lo que ocurre en los altos niveles de éste. Finalmente quisiera decirles que el cristianismo no es de izquierda ni de derecha. Observen que en la cruz, Jesucristo extiende sus dos brazos, uno a la extrema derecha y el otro a la extrema izquierda, abrazándolos a todos bajo la cruz”.

Igualmente dejó en claro que los ministros de Dios no tienen por qué reducirse a las casas presidenciales o a las curules porque “han sido llamados por Dios a mejores destinos”, pero manifestó que entre los feligreses de cualquier congregación hay gente muy capacitada y estudiada que puede y quiere participar en la política, pero que cada quién decide a modo personal.

Al mencionar este tema, trajo como ejemplo el caso de Billy Graham cuando despreció una candidatura a la presidencia de los Estados Unidos que le habían ofrecido y el caso del príncipe de los predicadores, Charles Spurgeon, cuando coronaba al rey de Inglaterra.

Por otra parte, el pastor presidente de la Iglesia Casa Sobre la Roca dio a conocer a los asistentes los orígenes calvinistas de la democracia, la representación bíblica de las tres ramas del poder público: Ejecutivo (Rey), Legislativo (Sacerdote) y Judicial (Profeta) e igualmente analizó el fenómeno de la “iglesia como urna” que lo integran los políticos cristianos y los partidos políticos confesionales.

El presidente de Cedecol, con respecto a la ponencia del pastor Darío Silva-Silva, explicó: “Cedecol no es una organización política, sin embargo, entendemos que como ciudadanos tenemos una opción en este tema y cada uno debe decidir votar por la persona que mejor represente los valores del cristianismo. La iglesia no se puede aislar de un desafío social y político como es este tiempo que estamos viviendo”.

Reconciliación y perdón: base del posconflicto

Otra de las intervenciones estuvo a cargo de Alejandro Eder Garcés, director de la Agencia Colombiana para la Reintegración, quién invitó a las iglesias cristianas a que se involucraran en el proceso de reintegración a la sociedad de aquellos que han abandonado las armas. “Si no logramos superar la estigmatización de este proceso, no vamos a tener paz”, declaró el funcionario, quién hizo hincapié en que el proceso de La Habana es un paso muy importante hacia la paz pero que “la paz es algo que lo construimos nosotros por el resto de nuestras vidas”.

Igualmente realizó una petición a la comunidad cristiana. “Hay algo que nosotros no podemos hacer y es la reintegración espiritual de las personas en proceso de reincorporación. Cuando ellas salen de estos grupos, lo hacen en condiciones muy duras y cargando pesos muy fuertes, son personas que han salido de la guerra y que tienen que sanar su alma; por eso invitamos a los grupos religiosos a que nos ayuden con esta tarea porque es una parte fundamental en la construcción de la paz”, concluyó Garcés.

Iglesia, agente de cambio

Durante los días que duró la asamblea, las ponencias expusieron que la iglesia tiene el deber de ser un agente de cambio en todas las áreas de la sociedad colombiana en la era del posconflicto.

Ricardo Arias Mora, presidente del Fondo Nacional del Ahorro y el pastor Eduardo Gómez, hablaron con profundidad acerca de la responsabilidad de la iglesia en lo social, partiendo desde presupuestos tan sencillos como el valor del ahorro. Asimismo, expresaron que la iglesia tiene que trabajar arduamente para crear una Colombia agrícola, educadora, social, con familia y una Colombia con Dios, respectivamente.

En este orden de ideas, las pastoras Igna de Suárez y Adriana Salazar, expusieron a los asistentes el valor tan importante que tiene la familia y la mujer en la construcción de un nuevo país agarrado de Dios, ya que la iglesia cristiana tiene que proteger y defender la familia como institución social y espiritual del crecimiento sano de la sociedad.

Por otra parte, Leonardo Garzón, en la ponencia “Transformándonos para las nuevas generaciones” explicó que la visión de Dios no se limita a una persona en particular sino que involucra a todas las generaciones. Por lo cual, pastores y líderes cristianos deben tener una visión generacional de la labor evangelística para tener encendido el mensaje de salvación en el presente y en el futuro.

Finalmente Edgar Castaño, presidente de Cedecol, subrayó el momento histórico que vive la iglesia cristiana para ser parte de la solución de los problemas de la realidad del país. “Siempre la iglesia ha sido una solución, lo que pasa es que los Estados y los gobiernos no la han entendido, pero hoy nosotros nos convertimos en respuesta a la necesidad de este país.

De hecho, la presentación del doctor Alejandro, es una manera de entender que la iglesia tiene que comenzar a interpretar su tiempo histórico, su contexto y compromiso con la tarea de ser transformadores de una nueva Nación ya que vienen tiempos de desafío para la iglesia”.

Desde la aparición de internet, la tecnología comenzó a invadir agresivamente todos los aspectos sociales y culturales de los seres humanos, incluyendo la fe. Dicha intromisión ha transformado tanto las tendencias de la sociedad que las decisiones más importantes de la vida y todos los comportamientos pasan primero por algún filtro tecnológico, pero ¿cómo afecta la tecnología a la fe? ¿Es una aliada o enemiga a la hora de evangelizar?

El tema de la espiritualidad y la religión había tenido una pobre relación con la tecnología hasta la última década, cuando las iglesias, ministerios y comunidades religiosas descubrieron el poder tan grande que tienen en sus manos para compartir el mensaje de salvación, aunque su implementación ha sido un poco tardía.

Así lo señala Franklin Peña, pastor y productor de cine y televisión, en el libro El predicador frente a los medios de comunicación ¿Trampolín al estrellato? “El cristianismo evangélico está teniendo un despertar frente a las comunicaciones, aunque ha sido muy lento, ya que un gran sector del cristianismo ha tenido un mal concepto de los medios y, en consecuencia están siendo mal utilizados. No se ha visto, en cambio, la importancia que estos medios pueden prestar a la evangelización del mundo postmoderno”.

Sin embargo, el impacto de la tecnología, en estos pocos años, en la religión y la espiritualidad se ha convertido en un fenómeno que hoy llama la atención a los teólogos y estudiosos de la religión. Barna Group realizó un estudio denominado “Cómo la tecnología está cambiando la fe en la nueva generación”. El grupo objetivo de esta investigación fueron personas con edades entre 18 y 29 años de edad, en adelante, “jóvenes del milenio” o “nativos digitales”.

La transformación de la fe de los jóvenes, inicia desde la lectura de la Biblia como lo expresa el informe de Barna “la forma más común en que los nativos digitales están mezclando su fe y la tecnología es a través de la lectura digital de la Escritura. Es una tendencia creciente, teniendo en cuenta que YouVersion (la aplicación de teléfono gratuita de la Biblia) permite descargas y que los usuarios comparten pantallazos con versículos en Instagram. Tanto YouVersión como BibleGateway se ha convertido en los sitios cristianos de hoy”.

Hoy más que nunca es importante recordar las palabras del pastor Darío Silva-Silva al hablar de iglesia, juventud y los nuevos desafíos: “El reto más dramático para el liderazgo de la iglesia cristiana es descifrar los gustos y necesidades de las nuevas generaciones… rejuvenecer a las iglesias sería un propósito plausible para el naciente siglo. Ello futurizaría la acción evangelizadora a través de un crecimiento sostenible”.

Sin embargo, la sociedad cibernética del hoy propone la cultura de la inmediatez, fenómeno que los jóvenes adoptan progresivamente en todas las áreas de sus vidas como los concluye el líder juvenil cristiano Félix Ortiz: “Los estudiosos afirman que esta generación desarrollará una visión global como nunca antes la tuvieron las generaciones que les precedieron y les acostumbra a la rapidez y a la instantaneidad. El ordenador y la participación en la red permiten la posibilidad de adquirir información a una velocidad antes impensable, esto hace que la impaciencia y la poca capacidad de atención sea una característica de estos adolescentes. Están acostumbrados a querer y obtener las cosas ahora mismo. Otro de los aspectos de sus vidas que se ve afectado es la manera en que reciben la información y cómo aprenden. Los ordenadores presentan la información de una manera tan creativa, atractiva y gratificante, que hace que otras experiencias de aprendizaje difícilmente puedan competir y resulten aburridas. Todo ello hace que los medios de aprendizaje tradicionales se encuentren en franca desventaja”.

Estos nuevos fenómenos están cambiando la forma de interactuar y relacionarse con su fe, lo cual se pueden ver en los resultados de la investigación. “Alrededor de un tercio de los jóvenes del milenio están utilizando la búsqueda en línea de alguna iglesia, templo o sinagoga. Esta misma práctica aumenta a más de la mitad (56%) en los nativos digitales cristianos. Puede ser que para estos jóvenes, el revisar primero la comunidad de fe en línea, desde una distancia segura, es un requisito previo para el compromiso de presentarse en persona”.

A esto se le suma la práctica del “googleo” con respecto a los temas espirituales, un ejemplo es la palabra fe, una búsqueda sencilla en Google.com ofrece como respuesta más de 558 millones de resultados en 38 segundos. Hoy en día la primera opción para buscar respuestas a cualquier pregunta es internet.

“Ciertamente, internet ha hecho que la búsqueda de respuestas a las preguntas es más fácil que nunca. Ya se trate de la curiosidad a cerca de un nuevo restaurante o asuntos de la fe, los jóvenes del milenio están tomando sus investigaciones de la barra de búsquedas. Casi seis de cada 10 cristianos practicantes (59%) dicen que realizan la búsqueda de contenido espiritual en línea, pero no sólo son los cristianos. Tres de cada 10 jóvenes de 18 a 29 años lo hacen, lo cual es demasiado. Sin embargo esto puede abrir un nuevo campo de oportunidades para las iglesias con la esperanza de entender y conectar con estas almas en el ciberespacio”.

Lo tradicional vs la interactividad

En una observación rápida del comportamiento de los jóvenes durante un servicio dominical, la mayoría de ellos consultan su celular más de 10 veces en una hora. Algunos de ellos se distraen leyendo el boletín informativo de la iglesia y otros están escuchando música y en el peor de los casos, durmiendo.

Estas actitudes, podrían considerarse ofensivas desde un punto de vista, pero desde otra óptica es un “jalón de orejas” al liderazgo cristiano para crear estrategias con el fin de llamar la atención de este segmento de población. “La comunicación unidireccional desde el púlpito a las bancas no ofrece experiencia de fe para los jóvenes de 18 a 29 años. Por la naturaleza de la conexión digital, la vida de ellos es completamente interactiva y para muchos de ellos, la fe es muy parecida, así sus iglesias estén preparados para ello o no” señalan los investigadores de Barna.

Como lo señala David Kinnaman, presidente de Barna Group y autor de dos libros sobre la nueva generación de jóvenes, “para los líderes de la iglesia, los datos apuntan a una gran cantidad de oportunidades para que los jóvenes de esta generación participen espiritualmente en línea. Esto se deriva de la convergencia de dos tendencias: jóvenes que salen de la iglesia, y jóvenes que toman sus discusiones y exploraciones en la fe en línea. Una de las tendencias más positivas entre ellos es que quieren que la fe se integre de manera integral a todos los ámbitos de la vida, incluyendo su tecnología. ¿Cómo la iglesia reconoce y se acopla con el dominio digital y enseña la fidelidad en la vida real a los adultos jóvenes? Esto determina mucho sobre la eficacia a largo plazo de la evangelización entre los jóvenes adultos”.

Aunque la experiencia dominical no es la más atractiva para este segmento de personas, la digitalización les sirve para “no tragar entero” en cuanto a las enseñanzas que escuchan desde el púlpito como lo hacían los cristianos de Berea en la antigüedad. Éstos eran de sentimientos más nobles que los de Tesalónica, de modo que recibieron el mensaje con toda avidez y todos los días examinaban las Escrituras para ver si era verdad lo que se les anunciaba. Hechos 17:11.

“Muchos de ellos (jóvenes) traen sus dispositivos con ellos a la iglesia. Ahora, con la capacidad del hecho de comprobación a su alcance, los jóvenes del milenio no están tomando las enseñanzas de los líderes religiosos por sentado. De hecho, el 14% de ellos busca y verifica cualquier cosa que un líder religioso diga desde el altar. Igualmente el 38% de este nicho (jóvenes cristianos practicantes) hace lo mismo”, explica la investigación. 

Foto: YouVersion

Trabajando en uno de los municipios más pobres del Atlántico.

Un grupo de jóvenes cristianos prefirió no ir a su excursión de fin de grado, por asistir a una misión con el fin de ayudar a una población víctima de uno de los peores desastres naturales. Fue allí donde dejaron las bases para continuar con el programa de asistencia en salud y apoyo psico-social de la Alianza Médica Cristiana.

Los alumnos del grado 11 del Colegio Nuevo Gimnasio Cristiano (NGC) reemplazaron un descanso en la playa por ir a servir. Con el apoyo de la Alianza Médica Cristiana (AMEC) y de la Iglesia Casa Sobre la Roca Barranquilla, repartieron mercados, compartieron actividades y evangelizaron a los habitantes de San José del Saco, corregimiento del municipio Juan de Acosta, que tiene un índice de pobreza del 83%, uno de los más altos del departamento del Atlántico, y que además padeció las inclemencias de la ola invernal de hace cuatro años.

La misión estuvo integrada por 38 alumnos, siete adultos y cinco personas de apoyo de la iglesia de Barranquilla. Fueron dos días en los que se realizaron actividades de evangelización, capacitación, salud y entretenimiento para los pobladores más pobres y estudiantes de la Institución Educativa Técnica San José del Saco. Con esta misión se beneficiaron 1.000 personas, entre ellas 600 niños. Además se repartieron 40 mercados para familias de siete integrantes.

Jairo Romero, capellán del Nuevo Gimnasio Cristiano en Cota, expresó que para ésta institución el objetivo fue “mostrarles a nuestros estudiantes lo que es el servicio y que tenemos la obligación de cuidar a los más pobres con los recursos que Dios nos ha dado. La única manera en que uno aprende eso, es llevando a los muchachos y mostrarles que la necesidad es real y que la tiene tu vecino y el hermano de tu país. La pobreza es tan palpable, que tenemos la obligación de llevar el evangelio a través de la ayuda y del servicio”.

Por otra parte, el pastor y médico, Alejandro Llanos, director de AMEC, se reunió con personas de la iglesia de Casa Sobre la Roca Barranquilla, autoridades escolares y directivas del colegio, para poder iniciar la planeación y llevar el programa completo de Misión Posible a la institución escolar en San José del Saco y beneficiar a sus integrantes con brigadas de salud, ayudas de alimentación, y capacitaciones tanto sociales como jurídicas.

“Se realizó un acercamiento con las directivas y se habló con la psico-orientadora de la institución para hacer un diagnóstico de las necesidades que existen en la población. Estuvimos con un médico de la iglesia de Barranquilla, Dr. Jimmy Barrero, para empezar a orientar todo lo que será Misión Posible” afirmó Llanos. Y concluyó, “durante este tiempo se realizó con los integrantes de la iglesia lo referente a la misión de AMEC como ministerio, de tal forma que a través de Misión Posible se movilizarán los profesionales de la salud al servicio y así constituir este ministerio en la iglesia. Se busca fortalecer todo lo relacionado en Promoción y Prevención en salud para darle herramientas a ésta población y hacer los contactos necesarios con las autoridades respectivas del sector”.

La misión fue un éxito y lo confirman las cifras. “El impacto y lo que dejó para la población en la cual estuvimos es que de una manera desinteresada recibieron esa mano que se extendió de parte del Señor para sus vidas. Entramos como iglesia a darles todo el apoyo que podamos darles”, concluyó Camilo Fonseca, pastor de esta congregación.

María José Rojas, una de las estudiantes que viajó, se refirió así a esta experiencia: “fue más lo que recibimos que lo que pudimos dar. Fuimos a dar amor y recibimos el doble, fuimos a dar alegría a personas necesitadas y nos compartieron la suya a pesar de la difícil situación. Fuimos a dar un mensaje de esperanza y nos enseñaron que se puede perder todo menos esta. Aprendimos de cada una de las personas con las que estuvimos. Les presentamos a un Dios de amor y a la vez nos acercamos a Él a través de esta experiencia. Nos acercamos a Él viendo la realidad de otros, valorando lo que somos y tenemos. No hay mejor formar de llenar nuestras vidas que llenando las vidas de otros. No hay mejor bendición que atender al llamado de servicio”.

 

Un informe de Oxfam International denominado “Gobernar para las élites: Secuestro democrático y desigualdad económica”, dado a conocer en el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, concluyó que la desigualdad mundial en el mundo crece a ritmo acelerado. Los poderosos tienen más, mientras lo pobres cada vez menos, es decir, los ricos son más ricos mientras los pobres son más pobres.

La Biblia hace mención sobre ricos y pobres pues en la sociedad judía también existía esta brecha social y económica. Existía la clase sacerdotal, los funcionarios públicos tanto judíos como romanos y las grandes personalidades pero a la vez funcionaban las personas que subsistían con lo poco que lograban vender en el mercado, la gente que era rechazada por su comportamiento, enfermedades y pecados según la ley, y la que pedía dinero en las calles.

Hoy el panorama no es muy distinto al que recrean las Sagradas Escrituras: existen personas con mucho poder y dinero mientras otras se mueren por unas cuantas monedas en la calle. Realmente, ¿Dios querrá ver este panorama entre sus creaciones? ¿Él creó a los hombres con divisiones y estratificaciones económicas?

El plan de Dios vs el plan humano

Desde la creación, el Señor proveyó todo en igualdad para hombres y mujeres. El jardín del Edén es la forma más clara de mostrar que “todos somos iguales ante Dios” y que su propósito para el hombre siempre estuvo enfocado para el bien Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes -afirma el Señor-, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza, señala Jeremías 29:11.

Las decisiones que tomaron Adán y Eva los llevaron a salir de aquella zona de bienestar y de igualdad para “ganarse el pan con el sudor de la frente” y con las consecuencias de sus decisiones.

Es allí donde nace, desde el hombre, la primera desigualdad. Abel tenía más éxito en el área laboral que su hermano Caín, ya que el primero siempre buscó agradar a Dios con su trabajo y comportamiento, mientras que el segundo tenía otras prioridades. Del éxito nació la envidia y con ella, llegó la muerte para Abel y la maldición para Caín.

Caín no trabajaba bien, era perezoso y no tenía los mejores frutos, mientras su hermano hacía lo contrario. Ambas fueron decisiones propias. Mateo 25:14-30 relata la parábola de los talentos: el reino de los cielos será como un hombre que, al emprender un viaje, llamó a sus siervos y les encargó sus bienes. A uno le dio cinco mil monedas de oro, a otro dos mil y a otro sólo mil, a cada uno según su capacidad y se fue de viaje. El que había recibido las cinco mil enseguida negoció con ellas y ganó otras cinco mil. El que recibió dos mil ganó otras dos mil. Pero el que había recibido mil fue, cavó un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.

Notemos la comparación de la historia con el reino de los cielos. El hombre rico aunque repartió distintas cantidades de monedas lo hizo en igualdad de condiciones basándose en las capacidades de cada uno. Tras el viaje, el hombre rico llamó a cuentas a sus siervos y dos de ellos entregaron el doble de las monedas. El último devolvió el mismo valor que su amo le dio sin haberlo invertido o administrado agregándole excusas por no haberlo hecho. ¿Cuál es la diferencia entre los tres? La administración.

Quítenle las mil monedas y dénselas al que tiene las diez mil. Porque a todo el que tiene, se le dará más, y tendrá en abundancia. Al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese siervo inútil échenlo afuera, a la oscuridad, donde habrá llanto y rechinar de dientes.

Dios provee, pero administrar bienes y dinero corresponde al hombre. En el mundo hay millones de casos de personas que nacieron en la más absoluta pobreza pero gracias a su buena administración hoy son personas adineradas.

La Biblia expresa en Deuteronomio 15:11 "Gente pobre en esta tierra, siempre la habrá; por eso te ordeno que seas generoso con tus hermanos hebreos y con los pobres y necesitados de tu tierra". Los malos administradores y derrochadores siempre existirán y las consecuencias de sus decisiones afectarán también a sus familias y descendencia.

“Las causas de la pobreza extrema del tercer mundo se relacionan con las personas y su comportamiento político, económico y cultural. Los factores políticos incluyen la mala administración, la expulsión de minorías étnicas, el derroche y la corrupción por parte de gobiernos y líderes. A esto se suma el sistema económico que eligen y operan. Pero sobre todo se encuentra el factor cultural, el efecto profundo que el trasfondo cultural de una persona tiene sobre sus motivaciones, pensamientos, aspiraciones y acciones”, expresa John Stott en el libro La fe cristiana frente a los desafíos contemporáneos.

El problema de los ricos

"No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar. Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón". Mateo 6: 19-21.

El informe de la Oxfam expresa que “la desigualdad económica crece rápidamente en la mayoría de los países. La riqueza mundial está dividida en dos: casi la mitad está en manos del 1% más rico de la población, y la otra mitad se reparte entre el 99% restante”.

A lo que añade que “esta masiva concentración de los recursos económicos en manos de unos pocos supone una amenaza para los sistemas políticos y económicos inclusivos. El poder económico y político está separando cada vez más a las personas, en lugar de hacer que avancen juntas, de modo que es inevitable que se intensifiquen las tensiones sociales y aumente el riesgo de ruptura social”.

No se puede concluir que todos los ricos han obtenido su fortuna con el arduo trabajo y una buena administración. En muchos países la obtienen a sangre y fuego o con engaños, manipulaciones y una sed del dinero sin importarle los demás.

Lucas 18:18-30 narra la historia de una persona rica que le preguntó a Jesús ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna? El Señor como parte de su respuesta tocó la fibra sensible de su corazón con esta frase: Todavía te falta una cosa: vende todo lo que tienes y repártelo entre los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme. El hombre al escuchar esto se alejó, muy triste, porque era muy rico.

Por tal motivo Jesús comentó: -¡Qué difícil es para los ricos entrar en el reino de Dios! En realidad, le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios. ¿Entonces, los adinerados no podrán salvarse? Si, como lo expresa la misma Biblia, para Dios no hay nada imposible.

"Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores", dice el apóstol Pablo en 1 Timoteo 6:10.

Cabe recordar que Dios, como creador, es el dueño de absolutamente todo y entregó al hombre una parte, con el propósito de que fuera su sustento. Dios libra al pobre del rico opresor, como lo narra el Salmo 35:10 Así todo mi ser exclamará: “¿Quién como tú, Señor? Tú libras de los poderosos a los pobres; a los pobres y necesitados libras de aquellos que los explotan”.

Cooperación: una solución

"Cuando llegue el tiempo de la cosecha, no sieguen hasta el último rincón del campo ni recojan todas las espigas que queden de la mies. Déjenlas para los pobres y los extranjeros. Yo soy el Señor su Dios". Levítico 23:22.

La desigualdad se puede equilibrar poco a poco pero ello depende de la cooperación de ambos sectores, especialmente de los ricos. Dios nos da bendición para que seamos de bendición a otros, por ende, si una persona tiene más de lo que necesita y puede ayudar a los demás, es una obligación hacerlo.

Pablo lo expresa en 1 Timoteo 6:17-19 "A los ricos de este mundo, mándales que no sean arrogantes ni pongan su esperanza en las riquezas, que son tan inseguras, sino en Dios, que nos provee de todo en abundancia para que lo disfrutemos. Mándales que hagan el bien, que sean ricos en buenas obras, y generosos, dispuestos a compartir lo que tienen. De este modo atesorarán para sí un seguro caudal para el futuro y obtendrán la vida verdadera".

Hoy existe la figura del capitalismo compasivo donde los multimillonarios crean e invierten en fundaciones para ayudar a los pobres en el mundo, pero no son todos como debería ser. Esto es solo un inicio, ya que la reducción de la inequidad mundial se deriva de que las decisiones y políticas gubernamentales no estén enfocadas en unos pocos sino en todos.

“La combinación concreta de las políticas necesarias para revertir el aumento de las desigualdades económicas debe adaptarse a los diferentes contextos nacionales. No obstante, el ejemplo de los países desarrollados y en vías desarrollo que han conseguido reducir la desigualdad económica, nos ofrece algunos puntos de partida, como medidas firmes contra el secreto bancario y la evasión fiscal; las transferencias redistributivas y el fortalecimiento de los mecanismos de protección social; la inversión en el acceso universal a la atención sanitaria y la educación; la fiscalidad progresiva; el fortalecimiento de los umbrales salariales y de los derechos de los trabajadores. La eliminación de las barreras a la igualdad de derechos y oportunidades de las mujeres” explica la Oxfam en su informe.

En este fenómeno se debe buscar una solución de forma rápida ya que el informe Global Risks 2014 del Foro Económico Mundial explica que “la brecha crónica entre los ingresos de los más ricos y los más pobres es el riesgo que más probabilidades tiene de causar graves perjuicios a escala mundial en la próxima década”.

Foto: Flickr / Teppono

 

 

El abecé del ayuno

26 Mar 2014
2407 veces

Hace unos meses, mi prima me contó que estaba haciendo el ayuno de Daniel, como no sabía de qué se trataba, no le presté mucha atención. Días después, mientras hablábamos de algunos quebrantos de salud que he tenido, ella dijo: “deberías hacer el ayuno de Daniel, te ayudaría con eso”.

Muchas personas no saben cómo ayunar ni qué beneficios puede traer un período de abstención de alimentos para sus vidas. Algunos creen que la práctica del ayuno es algo que se remonta meramente a épocas bíblicas y otros desconocen que existen tantos tipos de ayuno como cristianos en el mundo. Hechos&Crónicas investigó y trae para sus lectores una breve explicación de lo que es el ayuno y cuáles son sus métodos.

Según la escritora y consultora nutricional, Kristen Feola, autora de la Guía práctica para el ayuno de Daniel, a pesar de “no encontrar en ninguna parte de la Biblia el mandamiento: «Deberás ayunar», hay una gran cantidad de pasajes que parecen dar a entender que el ayuno debe ser una parte regular de nuestras vidas”.

Isaías 58:1-14 explica claramente la importancia de la oración y el ayuno. Para el pastor Álvaro Lozano, coordinador de las iglesias locales de Casa Sobre la Roca, el principio del ayuno es sencillo: “disponerse delante de Dios, sacrificar el cuerpo, la parte física, para tener una clara disposición para lo que Dios va a hacer durante ese período”.

¿Por qué ayunar?

Existen miles de razones por las que una persona puede ayunar. Muchos lo hacen simplemente con la idea de perder peso, mientras otros lo hacen de manera más espiritual. Algunos buscan la solución de sus necesidades, mientras otros simplemente buscan agradecer a Dios. Lo importante, independientemente de las razones, es que el ayuno sirva para acercarse a Dios, para buscar su dirección y escuchar su voz con claridad. Si esa es la razón principal, Dios hará posible lo imposible.

¿Por qué NO ayunar?

No se debe ayunar con el fin de “torcerle el brazo a Dios”. Muchas personas realizan un ayuno esperando que se cumpla su voluntad individual sin consultar primero la de Dios. Las cosas no funcionan así. El pastor Lozano afirma que lo más importante es la motivación. “Mi actitud debe ser sincera. Si es la de obligar a Dios a que actúe como yo quiero, es la equivocada. No debemos olvidar que el ayuno sirve para escucharlo a Él, para buscar su dirección, no para torcerle el brazo y obligarlo a que me responda”, asegura.

Así mismo, Arthur Wallis, en su libro El ayuno escogido por Dios, asegura que “hay casos en los que no es recomendable iniciar un ayuno, sobre todo por tiempo prolongado. Esos casos son: desnutrición, postración nerviosa, diabetes y embarazo, entre otros. En caso de tener alguna duda, lo mejor es buscar el concepto médico”.

Sobre esto, Lozano explica que “los médicos prohíben por salud ciertos tipos de ayuno y no podemos ir en contra de eso porque Dios nos hizo con cuerpo, alma y espíritu. No podemos ir en contra de nosotros mismos. Si los médicos recomiendan no hacerlo, hay que obedecerlos como autoridades. Salvo en los casos en que Dios sea muy claro y muestre que nos va a sanar”.

El ayuno tiene que ver con la comida

Kristen Feola asegura que el ayuno tiene que ver con la comida según los ejemplos bíblicos. “La práctica popular de declarar ayuno de otras cosas como ir de compras, el uso del computador o del televisor, puede traer beneficios, pero no constituyen en sí un ayuno. Abstenerse de algunas comidas o grupos completos de ellas, resulta en una profunda conciencia espiritual que no se logra al renunciar a visitar el centro comercial o ver tu comedia favorita. Los efectos colaterales físicos y las ansias que experimentarás mientras ayunas, sirven como un recordatorio constante de que necesitas con desesperación a Dios cada minuto de cada día”.

El ayuno NO tiene que ver con la comida

“Aunque la auto-negación de la comida es un componente vital del ayuno, no debes dejar que ocupe el centro de la escena. Tan difícil como esto puede llegar a ser, en especial al comienzo del ayuno, debemos resistir la tentación de quedar tan atrapados en lo que vamos o no a comer, que perdamos de vista los muchos beneficios del ayuno: la purificación física y espiritual, una dulce comunión con Dios, una mayor sensibilidad espiritual. Si nos dejamos absorber por el asunto de la comida, y fallamos en buscar a Dios, todo lo que estamos haciendo es una dieta para adelgazar”, afirma la escritora.

Tipos de ayuno

 Arthur Wills, en el libro El ayuno escogido por Dios, presenta los tipos de ayuno más frecuentes:

Natural: Se refiere al ayuno de comidas sólidas, sin dejar de lado las bebidas y los líquidos. Se llama natural porque el cuerpo humano puede sobrevivir sin alimento, pero no sin líquido. Este pudo haber sido el que realizaron Moisés, Elías y Jesús por 40 días, ya que la Biblia dice claramente que no comieron, pero no habla de que no bebieron.

Total: Realizado por Esdras y Pablo, es el ayuno en el que no se ingieren alimentos o bebidas. Este ayuno puede durar como máximo tres días, pero no es aconsejable, debido a que el organismo no funciona correctamente si no se ingiere una cierta cantidad de líquidos diarios.

Parcial: Este ayuno hace énfasis en la restricción de la dieta, más que una abstención total de la comida. Un ejemplo de este es el realizado por Daniel cuando decidió no contaminarse con la ración que le ofrecía el rey ni con el vino que este bebía, ya que tanto la comida como la bebida eran ofrecidas a los dioses babilonios. Este ayuno es el más recomendado para personas que sufren de alguna condición médica que les impida una abstención total y también se recomienda para períodos largos. Usualmente, el ayuno de Daniel se realiza entre 21 y 40 días.

La Biblia presenta ejemplos de diferentes tipos de ayuno, algunos más prolongados que otros. Sin embargo, no establece un método exacto con el que se deba ayunar. El pastor Lozano asegura que “en el ayuno, igual que en muchas prácticas de la disciplina cristiana, la Biblia guarda silencio porque lo importante no son los métodos, sino el principio que los respalda. El principio es una abstención, pero el ayuno es algo muy personal, de cada uno con Dios, no podemos medirnos todos con la misma vara, por eso puede haber tantas maneras de ayunar como cristianos hay en el mundo, lo importante es que se haga para Dios y con honestidad”. 

 

 

 

El derrumbe de dos edificios en Harlem, Nueva York, en la mañana de este miércoles dejó dos mujeres fallecidas, más de 17 personas heridas y una iglesia cristiana hispana completamente destruida junto con otros locales ubicados en la primera planta de las edificaciones según informó la Policía y el departamento de bombero de Nueva York.

Los heridos están siendo atendidos en el Hospital de Harlem y en el Mount Sinaí Hospital. "El Sistema de Salud del Hospital Mount Sinaí se ha activado en respuesta del comando de emergencia. En este momento el Hospital Mount Sinai es el tratamiento de varios pacientes y está a la espera de recibir los pacientes también. Estamos coordinando nuestra respuesta con la Policía y lo bomberos” declaró un portavoz del Mount Sinai Hospital.

El alcalde de Nueva Bill de Blasio, quién está en la escena de la explosión, habló con el pastor de la iglesia afectada y le expresó todo su apoyo. Así mismo el presidente Barack Obama fue informado del trágico suceso mientras que la sede del Concejo Municipal está siendo utilizada como puesto de mando.

La explosión tuvo como causa una fuga de gas y la policía de Nueva York (NYPD) descartó que se tratara de una acción terrorista, aunque por precaución se desplegó el equipo antibombas del organismo policial por toda la zona.

Carmen Rosa Vargas, secretaria de finanzas de la iglesia cristiana ubicada en la 1644 Park Avenue, dijo al Huffington Post "La forma del edificio se desplomó después de la explosión, que debe haber sucedido en la planta baja", dijo Rosa. "La única cosa que puedo llegar a hacer mucho daño es una explosión de gas."

Según informó la Autoridad Metropolitana del Transporte de Nueva York en su sitio web, el servicio del metro y trenes esta temporalmente suspendido debido al frente de los edificios desplomados pasan varias vías de la estación de Harlem. 

La advertencia del presidente Santos fue enfática esa noche del 30 de mayo en el templo de la iglesia Casa Sobre la Roca en Bogotá ante unas 3.000 personas que homenajeaban al pastor  Darío Silva-Silva con motivo de cumplir 75 años de edad, 50 como periodista y 25 como pastor de esa iglesia.

El Presidente expresó que todas las confesiones religiosas e iglesias en Colombia son igualmente libres ante la ley. Tengan la seguridad, dijo, que esa libertad no se tocará ni con el pétalo de una rosa y yo, como Presidente de la República, se lo garantizo, Darío. Eso es irreversible en país pues cuando ese 4 de julio se promulgó el Día de la Libertad e Igualdad Religiosa, fue para cumplir con ese compromiso del Estado La libertad de cultos consagra no solamente esa liberad sino que eliminó el concepto anacrónico de religión de la Nación.

El Presidente respondió así a unas palabras del pastor Silva-Silva. Y en su disertación improvisada, añadió:

Envío un saludo a todas las iglesias, un saludo cordial, fraternal y de admiración, porque la labor que ustedes desarrollan es necesaria e importante. Se necesita una sociedad libre pero responsable y ojalá que las enseñanzas que Dios nos ha dado se promulguen, que los principios se inculquen, que los valores se aprendan, que las familias se fortalezcan y que la sociedad aspire cada vez a ser mejor.

En cierta forma, la labor de un presidente se asemeja a la de un pastor. Y debo decir a mis compatriotas que sean cada vez mejores ciudadanos, que practiquen los valores de la moral y la ética. Por eso admiro la labor del pastor Darío.

Qué bueno es estar aquí, Darío, en este homenaje a una persona muy especial. No todo el mundo cumple 75 años de vida, 50 como periodista y 25 de pastor. Eso no es usual. Y se requiere de una persona muy especial porque todo lo ha hecho con una gran gallardía, inspirado siempre en unos principios, en unos valores que lo han mantenido en un camino cada vez más provechoso.

75 años, pero parece todavía como ese niño de cuatro años junto a la oveja que vimos hoy, porque la edad es un estado de ánimo, y usted sigue siendo un niño lleno de ilusiones. 50 años de periodismo. Esa es también una tarea muy importante, la profesión más linda del mundo, decía Albert Camus, bien ejercida, cuando se hace con responsabilidad. Es una profesión, además, necesaria e importante. Yo crecí entre periodistas, me formé en el periodismo, pero como usted decía, en el buen periodismo. También con principios y valores, defendiendo unos ideales y persiguiendo unos objetivos.

Ejercido en forma responsable, el periodismo contribuye enormemente en el progreso nacional para que las sociedades sean cada vez mejores.

Y 25 años como pastor, como un pastor que inspira a sus comunidades. Comenzó con 72 miembros de Casa Sobre la Roca y hoy congrega a 32.000 o más. Eso dice qué clase de pastor es Darío. Lo felicito. Y esa inspiración, por eso digo que se mantiene como un niño. Es lo que todos necesitamos, porque nos da ese aliento para seguir adelante.

Otros temas del presidente Juan Manuel Santos los resumimos aquí:

Cuando me posesioné como Presidente, Dios me ayudó a inspirarme, y vi un país lleno de problemas, pero lleno de oportunidades.

Un país que en cierta forma seguía encadenado, cadena que no le permitía avanzar al ritmo que debía. Por un lado estaba la cadena de la pobreza y de la desigualdad, la cadena de la corrupción y de la violencia, las cadenas del conflicto.

Y me propuse hacer todo lo posible para ir desencadenando el país, rompiendo esas cadenas eslabón por eslabón, no a punta de martillo sino poniendo en marcha y en prácticas políticas, principios y valores.

En la cadena de la pobreza, nuestra economía crecía pero igualmente crecían las desigualdades y los ricos se volvían más ricos mientras los pobres se transformaban en más pobres.

Todavía tenemos un 30% de la población colombiana en la pobreza, 10% en la pobreza extrema. Aún vemos cómo nos pesa mirar esos dos millones de colombianos que buscan empleo sin encontrarlo.

Rompimos la cadena del desempleo pues nos propusimos poner en marcha una economía de generación de empleo. Llevamos 41 meses bajando la tasa de desempleo mes tras mes, sin excepción.

Hoy podemos decir que somos el país de América Latina que más puestos de trabajo ha generado, en su mayoría formales.

Pero soportamos aún la cadena más pesada de todas, la del conflicto armado que nos ha desangrado por más de 50 años. Usted, pastor Darío, decía que en este lapso no ha conocido un día de paz, yo tampoco.

Y propuse al país el camino de la paz que nos conduzca al momento de poder decir a mis hijos y a los hijos de todos nosotros: les vamos a dejar un país en paz.

Aunque afrontamos la paradoja de que hacer la guerra es más popular, mostrar las cabezas del enemigo y decir: aquí y así estoy triunfando, entonces, la gente aplaude, en cambio, hacer la paz, que es lo que estamos haciendo, es mucho más difícil.

Muchos colombianos me decían que para qué me metía en eso si yo había sido exitoso, cuando fui ministro de Defensa, en hacer la guerra. Y modestia aparte, sí, en eso fuimos exitosos y ahora vamos a ser exitosos en lograr la paz.

Vamos a romper definitivamente la cadena de la guerra que nos ha tenido frenados en nuestro desarrollo. Pero uno no puede hacer la guerra por hacer la guerra. Lo que debemos hacer es la paz.

Reconocer que existen las víctimas y reconocer el conflicto, es comenzar a sanar las heridas. Debemos comenzar a reconciliarnos después de 50 años de guerra. Debemos comenzar a aprender a perdonar. Y la ley de víctimas y restitución de tierras es iniciar una travesía difícil pero no imposible.

Yo digo en muchas partes a mucha gente: cierre los ojos y piense cómo sería este país en paz. Si hemos logrado todo lo que hemos logrado en medio del conflicto, si estamos hoy con la inflación más baja en el continente, tenemos la economía creciendo a las tasas más altas de todo el continente, si estamos creando empleo, si la tasa de inversión es muy alta en medio del conflicto, imagínense lo que podríamos hacer sin ese conflicto.

Y usted tiene razón, Darío: lo que se firme en La Habana no es la paz, ella se irá construyendo poco a poco, se va construyendo en nuestros corazones, en nuestras comunidades, poco a poco se irá tejiendo hasta lograr ese valor supremo de cualquier sociedad que es el valor de la paz.

Por eso soy optimista, porque aquí veo ese espíritu de perdón y reconciliación, ese espíritu de buscar y lograr la paz. Y lo lograremos… lo lograremos todos los colombianos. Cuando fui a visitar a Falcao en Porto, a las dos horas de haber sido operado, me encontré con un Falcao lleno de entusiasmo y optimismo. Ya veo ahora de dónde salió, de acá, de Casa Sobre la Roca y de su gimnasio académico.

Usted, Darío, ha estado inspirado durante toda su vida. Eso es una lección de vida y por eso no me podía perder este homenaje para este gran hombre.

El pastor Darío me quería aclarar o contar o informar, como Presidente de la República, que esta iglesia se ha comportado al pie de la letra, con toda pulcritud y transparencia. Eso sobraba. Yo lo sabía y no era necesario aclarar nada. 

 

En el Hotel Peñalisa de Girardot se llevará a cabo, del 4 al 6 de marzo, la Asamblea Nacional de la Confederación Consejo Evangélico de Colombia (Cedecol) en la que líderes y pastores de todo el país se reunirán para analizar la actualidad cristiana del país y trazar estrategias y metas a cumplir los nuevos retos religiosos que se vienen para Colombia.

Bajo el lema “Asamblea es iglesia: Nación, responsabilidad y transformación” en esta cita cristiana se dictarán conferencias sobre el cristianismo, su papel en la actualidad y tratará los fenómenos que de alguna u otra forma interactúan con las iglesias evangélicas, dichas ponencias serán lideradas por algunos líderes y pastores evangélicos entre ellos el reverendo Darío Silva-Silva.

“La iglesia nacional estará reunida para pensar el reino Dios. Tenemos que estar listos para ser útiles en las manos del Señor” expresó el pastor Edgar Castaño, presidente de Cedecol. 

 

Washington D.C. no está acostumbrada al clima bajo cero que padecimos  durante el actual invierno (enero y febrero 2014). Añoro el momento para llegar a casa después del trabajo, para encontrar un hogar cálido con mi esposo, dos hijas adolescentes y dos perros juguetones. Cuando salgo del metro, veo una indigente, una mujer adicta mendigando en la parte superior de la escalera. No lleva abrigo ni guantes. Está oscuro y la llovizna de aguanieve ha comenzado.

Durante mucho tiempo, casi toda mi vida adulta, yo no creía en un Dios bueno a causa del sufrimiento, la enfermedad mental, la tortura, el genocidio, los indigentes con las manos congeladas. Mi vida ha sido muy bendecida o, mejor, muy afortunada. Tuve una buena familia, buena educación, salud y un significativo y valioso trabajo. Pero con la vida que yo tenía, no concebía creer en Dios. ¿Quién no desearía una vida como esa? Lo que yo veía difícil era la aparente ausencia de un Dios amoroso en la vida de los que sufren, los despreciados, los violados y los hambrientos. Mi negativa a disfrutar de comodidad y alegría a través de la fe era mi propio acto de solidaridad con ellos.

He aprendido que la gente siente la presencia de Dios cuando se encuentra en las profundidades del sufrimiento y ha perdido algo. Una ugandesa sobreviviente de minas antipersonales llamada Margaret, me aclaró algo cuando la conocí en el 2001 en una conferencia internacional para prohibir estas minas.

Margaret iba en un autobús de regreso a casa del trabajo, cuando este fue emboscado por fuerzas rebeldes ugandesas del Ejército de Resistencia del Señor (LRA - de la sigla en inglés). Los combatientes sacaron a empellones a las mujeres y las niñas del autobús y las violaron. Para escapar, Margaret se arrastró por la carretera hacia el monte y fue, entonces, cuando pisó una mina antipersonal que destrozó su pierna.

En mi cosmovisión de 2001, vi que las lesiones horrendas de Margaret –el muñón de su pierna estaba muy infectado cuando nos conocimos y ella sentía un dolor increíble- deberían haber sido motivo suficiente para que ella maldijera a Dios y se ocupara solo de sí misma. Pero no lo hizo. Cuando se levantó en el podio para hablar con varios cientos de activistas de todo el mundo, Margaret dio gracias a Dios por su amputación. Ella dijo que experimentó la presencia de Jesús mucho mejor después de su lesión, que la había bendecido todos los días con amor, y le había dado un buen trabajo por haber ayudado a otros sobrevivientes de minas antipersona.

Me daba vergüenza haber sido atea durante toda mi vida, más de lo que fueron la mayoría de mis amigos. Esta mujer fue al parecer una fanática religiosa ¿quién lo sabe? Pero mis pensamientos me avergonzaron.

Margaret tenía algo que yo no tenía; era poderosa, estaba llena de gracia y vivía una radiante vida de gratitud. Yo no vivía una vida de agradecimientos. Además de sentirme avergonzada, sentía envidia.

Yo no creía realmente en Dios hasta años más tarde. Pero el discurso de Margaret fue un hito en el camino. De alguna manera, ella me ayudó a conciliar un mundo miserable con un Dios bueno, amoroso y poderoso. Margaret misma era evidencia del plan de Dios para sanar a un mundo arruinado. Como creyente cristiana, tomó literalmente las palabras de la Biblia para ella en búsqueda de la justicia y la protección de los débiles. Esta mujer logró avanzar con una sola pierna en un mundo de sufrimiento y lo mejor que hace es estar ahí donde está hoy.

No estoy más cerca de comprender la aleatoriedad de sufrimiento en la actualidad de lo que estaba cuando me encontré con Margaret. No sé por qué he tenido la riqueza y las oportunidades que una mujer indigente adicta no lleva consigo. No merezco la vida que tengo y ella tampoco. Pero entiendo vagamente que la manera de vivir en alegría y gratitud es experimentar un poco de su dolor y compartirlo.

Ahora, con los ojos abiertos en lugar de mantenerlos cerrados (como estuvieron durante la mayor parte de mi vida adulta) puedo ver con más claridad el sufrimiento, pero también sentir alegría con más agudeza y experimentar gratitud con frecuencia. Ahora necesito que el compañerismo que nos enseñó Jesús me dé suficiente bondad, paciencia y generosidad que me faltan para que yo pueda compartir, sonreír y, por ejemplo, regalar mis guantes nuevos a alguien cuyas manos estén más frías que las mías.

Yo no me formulé muchos propósitos para el Año Nuevo 2014. Esa época siempre me incita a abrir una que otra cerveza. Pero este año quiero orar con más frecuencia para obtener la ayuda de Jesús, para ser más como fue Él. Tal vez serlo a cada hora o a cada minuto de mi existencia. No lo dudo, en mi limitada experiencia como cristiana, de esas oraciones con frecuencia recibo respuestas que me enseñan que sí existe un Dios en los problemas de salud, de hambre y de sufrimientos en general.

Por: Holly Burkhalter. Christianity Today. Traducción: Carolina Zamora

Holly Burkhalter es autora de Good God (El Buen Dios), Lousy World & Me (Un pésimo mundo & Yo). Además es una notable activista de derechos humanos.

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia