Miércoles, 15 Julio 2015 20:46

Los giros y gastos que tumbaron a la FIFA

Durante 17 años y medio, el suizo Joseph Blatter, quien había sucedido al otro legendario, el brasilero Joao Havelange que fue presidente de la FIFA durante 24 años y tuvo como vicepresidente a Blatter quien declaró un buen día que dentro de cinco presentaría su nombre a la asamblea para continuar en el cargo como presidente de la FIFA (Federación Internacional de Futbol Asociado, con sede en Ginebra, Suiza), y así ocurrió, fue reelegido pero a los cuatro días de haber logrado su propósito de otro período de cinco años, presentó renuncia irrevocable. La nave de la FIFA estaba zozobrando e iba a hundirse.

Detrás de la reelección de Blatter y sus solo cuatro días como presidente reelecto, su caída fue vertiginosa y estrepitosa.

Joseph Blatter, (nacido en Visp, Suiza) y quien en forma permanente se daba el lujo de voltear su cara para no responder alguna inquietud comprometedora de uno de los centenares de periodistas que lo seguían a diario, ahora lanzaba un lánguido S.O.S. (sálvese quien pueda). Por el suelo ginebrino rodaba la cabeza de quien gobernó por décadas el deporte más popular, más rentable y esparcido por el mundo: el fútbol.

El doctor maligno

A veces le gustaba su apodo y reía con sus amigos cuando le abrazaban y le decían: ¿Y cómo va el doctor maligno?, algo así, cómo va uno de los aventajados villanos de una película de James Bond. Su particularidad: jamás respondía a la crítica de los diarios o del público en los estadios. Se rodeó de leales lugartenientes, sacados como de la nada, para ponerlos al frente de poderosas federaciones del fútbol tanto nacionales, como regionales o internacionales.

A ellos les encomendó el manejo de millones y millones de dólares en contratos de transmisiones por televisión y patrocinios de selecciones nacionales así como la decisión de en dónde, en qué país, podría celebrarse un mundial con sus 32 pre escogidas selecciones dentro de 4, u 8, o 12 o 16 años.

En el reciente pasado, mientras muchos de sus aliados eran asolados y hasta sepultados por los escándalos financieros, Blatter, graduado en negocios y economía en la Universidad de Lausana, no tuvo dificultad en reemplazarlos sin grandes esfuerzos ni mucho alarde, casi en mutismo, mientras muchos lo aplaudían porque era él el único que podría garantizar la limpieza en el manejo financiero del deporte rey entre los reyes: el fútbol.

Un agudo periodista del Paris Match, citado por The Associated Press, dijo que en el mundo no se fabricaba ni siquiera un simple balón de cuero o de caucho si no contaba con el visto bueno del zar del fútbol. Tras esos casi 18 años, y luego de elevar los certámenes principales de su conglomerado a nuevas alturas, las potencias del fútbol decidieron sublevarse al extremo de planear un torneo alterno al Mundial de Fútbol que organizaban Blatter y su combo. Los máximos patrocinadores como el de la pausa que refresca y el video juego más vendido, sopesaban si debían patrocinar el OTRO evento para zafarse de la exclusividad de Blatter y su FIFA.

A comienzos de junio Blatter anunció que pensaba renunciar tras tres días de su reelección, y al cuarto día vio la situación tan… tan difícil que renunció y declaró que ahora estaba libre de ataduras y podría tomar nuevos y más fáciles caminos.

Siete en la cárcel y… van otros siete

La FIFA prosperó en medio de denuncias de sobornos, compras multimillonarias de votos y supuestas estafas para vender entradas por paquetes a las finales de cada Copa Mundo.

El 27 de mayo la fiscalía de Estados Unidos presentó serios cargos contra 14 dirigentes y empresarios ligados al fútbol y siete de ellos fueron detenidos mientras se reunían en un lujoso hotel en Ginebra. Blatter, de 79 años, no fue detenido en esa redada pero seguían en pie las investigaciones sobre las asignaciones del Mundial en Rusia y en Qatar, las sedes de los mundiales de 2018 y 2022.

Ahí fue cuando Blatter afrontó un torrente de pedidos de su renuncia de parte de sus adversarios europeos aunque no fue implicado en ningún soborno o delito conexo.

Antes de las épocas de Blatter, en 1998, los ingresos de la FIFA eran cercanos a 500 millones de dólares anuales pero cuando éste llegó los ingresos se dispararon a 5.700 millones de dólares en 2009, cifra lograda por los enormes incrementos en las ventas de derechos de transmisiones de televisión no solo de cada mundial sino de la transmisión de los partidos en las pre eliminatorias.

La FIFA antes de Blatter contaba con 137 países miembros y al llegar éste como sucesor de Havelange, el número de países era de 190 con tendencia al alza.

U$D11.900 millones en proyectos

El sitio web de la FIFA señala que la organización ha brindado asistencia financiera por casi 11.900 millones de dólares y ha ayudado a la financiación de 698 proyectos de expansión del fútbol como deporte especialmente en países menos desarrollados.

Cuando se escribe esta nota, antes del 15 de junio, Blatter se ha declarado culpable de 10 cargos y es probable que termine como los otros siete directivos: en la cárcel.

Fotomontaje: Adrián Otavo / Revista Hechos & Crónicas

Visto 1287 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia