Miércoles, 23 Noviembre 2016 21:19

¿Cristofobia deportiva?

Reciente decisiones de las máximas organizaciones que regulan el deporte se han vuelto en contra de las expresiones religiosas públicas en escenarios deportivos, celebraciones de atletas y en transmisiones.

La Biblia nunca ha sido ajena a los deportes, el apóstol Pablo los usa como una comparación de la preparación del creyente para cumplir la meta espiritual del cristiano. Es así como en 1 Corintios 9:24-27 (NVI) señala ¿No saben que en una carrera todos los corredores compiten, pero sólo uno obtiene el premio? Corran, pues, de tal modo que lo obtengan. Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre. Así que yo no corro como quien no tiene meta; no lucho como quien da golpes al aire. Más bien, golpeo mi cuerpo y lo domino, no sea que, después de haber predicado a otros, yo mismo quede descalificado.

Recientemente quienes organizan y controlan las diferentes disciplinas deportivas la han tomado contra las expresiones públicas de la fe.

En los recientes Juegos Olímpicos realizados en Río, Brasil, Neymar, jugador del Barcelona, ganó la medalla de oro en fútbol representando al país anfitrión. Al subir al podio, el jugador tenía una banda en la cabeza con las palabras “100% Jesús” y así recibió la medalla, hecho que fue transmitido a todo el mundo.

El Comité Olímpico Internacional (COI) se pronunció sobre el hecho y llamó la atención a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) puesto que el reglamento del COI no permite manifestaciones con fines comerciales, políticos ni religiosas en los Olímpicos.

Ésta no ha sido la primera vez que las expresiones de carácter religioso del astro brasilero han causado polémica. En 2015, tras haber marcado el tercer gol y escuchar el pitazo de conclusión del partido que disputaba la final de la UEFA Champions League que el Barcelona jugaba contra la Juventus, Neymar se colocó una cinta blanca con la frase 100% Jesús y así celebró el título obtenido en el Estadio Olímpico de Berlín.

A pesar de ello, durante la entrega del Balón de Oro donde estuvo nominado, el mensaje de la cinta fue censurado con técnicas de edición de videos en un reportaje que la Fifa al delantero brasilero. Allí, entre diversas imágenes que se transmitieron del jugador, en el segundo 35 del video, se aprecia a Neymar celebrando el título de la Champions, con una banda totalmente blanca en la cabeza que originalmente llevaba el mensaje del 100% Jesús. La polémica surgió porque la Fifa lo editó y borró, mostrando al mundo un video censurado del jugador por motivos religiosos, excusándose bajo la premisa del “respeto a todos”.

Tal fue la repercusión de la censura que 44.289 personas han firmado una petición en la página web www.citizengo.org donde le exigen una disculpa pública al máximo organismo rector del fútbol internacional por haber censurado esta expresión pública de la fe.

La petición subraya que “La explicación dada por la Fifa es que quitaron el texto de la cinta del pelo de Neymar ‘por respeto’. ¿Por respeto a quién?, ¿a Neymar?, ¿a los millones de cristianos aficionados? El gesto ‘cristofóbico’ supone un claro ataque a la libertad religiosa”, subraya la petición.

A lo que agrega “¿No es respetable un símbolo que para un jugador es significativo y relevante?, ¿Por qué no respetan al jugador?, ¿por qué no respetan a los millones de cristianos aficionados?, ¿por qué practicar censura en el deporte? El Código de Conducta de la Fifa aprobado el 25 de mayo de 2012, establece en el punto 3.2 que “tratamos a todas las personas con respeto y protegemos la dignidad, la privacidad y los derechos de todo ser humano”, concluye la petición.

El origen de esta demostración pública de fe del brasilero nació cuando jugaba para el Santos. Para esa época, el club brasilero atravesó una profunda crisis financiera que hizo que los directivos del club prescindieran de los campos donde entrenaban las inferiores. La iglesia evangélica donde asistía Neymar financió un campo de fútbol para el Santos, un hecho que marcó un antes y un después en la vida deportiva del astro brasilero y su futura trayectoria deportiva.

¿Cristofobia disfrazada?

Algunos líderes cristianos y muchas iglesias han denominado este tipo de censuradas contra la libre expresión de las creencias como una “Cristofobia” disfrazada de respeto y tolerancia.

Al conocer la censura de la Fifa con la banda de Neymar, Juan Carlos Rodríguez del dúo Tercer Cielo señaló en su blog personal que, “lejos de censurar el nombre de Jesús, le vendría muy bien a los directivos de esta organización acercarse a Dios para que les de sabiduría en medio de la fuerte crisis moral por la que están pasando algunos”.

Neymar no ha sido el único deportista que ha tenido inconvenientes con los organismos de control y empresas relacionadas con el deporte por las demostraciones públicas de su fe. Stephen Curry, basquetbolista de los Golden States Warriors y considerado el jugador más valioso de la NBA, firmó un contrato con la marca Under Armour luego de que Nike, que le ofreció a Curry la temporada pasada un contrato de más de dos millones y medio de dólares, no vio con buenos ojos la condición que imponía el jugador, de que el pasaje bíblico de Filipenses 4:13 estuviera en sus zapatillas.

Igualmente, el 28 de noviembre del 2014, la cadena de noticias CNN censuró al jugador estrella de los New Orleans Saints en la NFL, Benjamin Watson, cuando este comenzó a hablar de Jesús, al cortar de forma inmediata la entrevista que realizaban al deportista.

En otro caso, los jugadores cristianos Kaká y David Luiz fueron criticados por promover la celebración de un culto en el hotel de concentración de la selección de Brasil en Boston luego del amistoso entre Brasil y Estados Unidos en septiembre del 2015. El culto fue oficiado por el pastor evangélico Guilherme Batista y asistieron los jugadores Alisson, Douglas Santos, Douglas Costa, Fabinho, Jefferson, Lucas, Marcelo Grohe y Lucas Lima.

A pesar del aumento de atletas cristianos de élite en la mayoría de disciplinas deportivas, este fenómeno de la Cristofobia ha aumentado desde hace varios años en los escenarios y concentraciones deportivas. Igualmente, los organismos que regulan los diferentes deportes han censurado de forma explícita cualquier referencia hacia la religión, excusándose bajo la figura del respeto y la tolerancia mundial, a pesar que la libertad religiosa es un derecho garantizado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Visto 919 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia