Viernes, 20 Enero 2017 17:44

¿Eres una gotera?

Gotera constante en un día lluvioso es la mujer que siempre pelea. Proverbios 27:15.

En estos días de lluvia constante y torrencial, una mañana encontré el patio mojado. Qué extraño –pensé– ya que está cubierto hace más de 20 años y nunca había sucedido. Me di a la tarea de revisar las canales y encontré que mi vecino había roto una de ellas, por donde se está filtrando el agua. Además, surgió otra molestia inesperada en mi baño, una gotera en la ducha eléctrica. Localizar y arreglar las goteras ha sido una tarea engorrosa, se ha convertido en una gran molestia. La gotera es pequeña, cae constantemente, pero el ruido que emite me causa dolor de cabeza, de noche no me deja dormir, me irrita. Incluso he cerrado los registros del agua y ni así deja de caer.

Entendí que a las cosas poco agradables también tenemos que hacer frente de vez en cuando, incluso a las goteras. Estas causan problemas y nos obligan a buscar a alguien que se ocupe del inconveniente. Pero ¿a qué viene todo esto? Con el sonido de la gotera de mi casa recordé cómo el rey Salomón, en sus Proverbios, compara a la mujer con una gotera: Gotera constante en un día lluvioso es la mujer que siempre pelea. Para él, lo mismo es una mujer pendenciera que una gotera constante en tiempo de lluvia.

La palabra Pendenciero viene del latín Ringi, gruñir, rabiar, “enojarse”. Persona que es propensa a las riñas, peleas, a la rencilla, a discutir y de tanto hacerlo, se convierte una “Gotera constante”.

El sonido de la gotera es continuo, irritador, desesperante, con ritmo, no se detiene, gota a gota que cae cada día sin cesar.

Características

Para Pilar Herrera, escritora del portal ‘Vida cristiana’, es sencillo identificar a una mujer gotera, pues cumple con las siguientes características:

• Discute por cualquier cosa con su esposo, hijos, compañeros de trabajo, o con cualquier persona que se relacione con ella.

• Es orgullosa, solo ve lo malo que hacen los demás, y lo bueno que hace ella.

• Es una mujer que desespera a su esposo e hijos, hasta el punto que prefieren estar fuera de la casa que convivir con ella.

• Es una mujer insistente.

• Siempre crea un campo de batalla.

• No tiene dominio propio, ni paciencia, se desespera e irrita enseguida.

Es terrible ser una mujer rencillosa, una mujer gotera. Que los demás te consideren así es muy triste y preocupante. Al final, este tipo de mujeres se quedan totalmente solas: nadie quiere estar con ellas, ni siquiera su propia familia. Parece imposible aguantarla. Lo peor, tiene una actitud que deshonra al Señor.

Si realmente somos creyentes, nuestras vidas no deben estar caracterizadas de esta manera, puesto que es contrario al espíritu de un verdadero cristiano.

Consecuencias

Aislamiento

Si hay escenas de pleitos, rencillas y contiendas sin razón, los demás prefieren aislarse, apartarse, para no enfrentar malos ambientes con ella.

Soledad

El esposo y los hijos prefieren vivir entre animales salvajes, solos, en lugares apartados, que con una mujer rencillosa.

Rechazo

Mathew Henry comenta: una mujer pendenciera termina con la paciencia del marido y le expone a que se marche de la casa, pues es como si el hogar se cuartease por el agua que penetra por la falta de reparación y para acostarse en seco, es necesario salir de allí.

¿Cómo dejar de ser gotera?

• Cambie de ropaje y abandone las malas actitudes de enojo, ira, malicia, pelea. El sometimiento a Dios y al esposo, es la clave para vivir en armonía.

• Ore para que el Espíritu Santo la transforme cada día.

• Para cambiar el carácter rencilloso, pida a Dios sabiduría.

• Dé respuestas amables, no grite, ni alce la voz, porque esto provoca más ira y discordia.

• Pregúntese si vale la pena discutir por ese asunto, a veces las discusiones y las rencillas vienen por cosas sin importancia.

• Pida ayuda a sus consejeros y haga sanidad interior si es necesario.

Dios hizo a la mujer hermosa, es la culminación maravillosa de su creación. La meta: llegar a ser suaves, apacibles, amorosas, respetuosas, sometidas, mujeres ejemplares y encantadoras, para disfrutar de una vida alegre, sana y en paz junto a nuestros seres queridos.

C.S. Lewis escribió: “La belleza de la mujer es la raíz de gozo, tanto para la mujer como para el varón… el deseo de disfrutar la alegría de su propia belleza es la obediencia de Eva, y para ambos está en el amor que el bienamado prueba en el encanto de ella”.

Por: Hilda Cristina López | @forjatalentos

Visto 614 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia