Viernes, 17 Abril 2015 23:00

Las mujeres y la paz

En el momento histórico que vive el país por los acuerdos de Paz en la Habana, muchos son los análisis e hipótesis sobre los resultados de las negociaciones para un futuro inmediato y a largo plazo sobre la construcción de paz.

El Primer Centro Cristiano de Postconflicto a través del grupo PAZcificadores, ha querido realizar una breve reflexión sobre la situación de las mujeres y la PAZ desde una perspectiva bíblica y para ello, es necesario recordar la historia de una mujer que por su valentía cambió la historia para muchos hombres y mujeres, convirtiéndose en “bienaventurada hija de Dios” porque trabajó en favor de la PAZ.

En el libro de 1° Samuel está la historia de David y las batallas que libró; en el capítulo 25 se encuentra la historia de Abigaíl, esposa de Nabal, hombre rico pero necio y terco que puso en riesgo su vida y las de sus hombres cuando rechazó ayudar a David, cuando éste le pidió ayuda y alimento cuando se encontraba en el desierto, después de la muerte de Samuel. Nabal, envió de vuelta a los criados de David con frases contundentes como estás: ¿Por qué he de compartir mi pan y mi agua y la carne que he reservado para mis esquiladores, con gente que ni siquiera sé de dónde viene?

La respuesta levantó la cólera de David quien se preparó con sus hombres para la batalla y para que, según sus palabras “Dios me castigue sin piedad si antes del amanecer no acabo con todos sus hombres”, refiriéndose a su venganza por la ofensa recibida por parte de Nabal.

Cuando Abigaíl se enteró del rechazo de su esposo preparó alimentos y fue al encuentro de David, le pidió perdón por la necedad de su esposo y con su elocuencia y sabiduría transformó la rabia y el deseo de venganza de David a tal punto, que él mismo exclamó: “Bendito sea el Señor que te ha enviado hoy a mi encuentro! ¡Y bendita seas tú por tu buen juicio, pues me has impedido derramar sangre y vengarme con mis propias manos! El Señor me ha impedido hacerte mal; pero te digo que si no te hubieras dado prisa en venir a mi encuentro, para mañana no le habría quedado vivo a Nabal ni uno solo de sus hombres.

¿Cuántas Abigaíl hay en nuestro país? Cuántas son las mujeres sabias que son PAZcificadoras y que trabajan para que no se derrame más sangre y para que la Paz sea una realidad para los niños y niñas de las generaciones actuales y de los que vendrán?

En la Habana se encuentran como negociadoras del gobierno María Paulina Riveros y Nigeria Rentería Lozano, directora de Derechos Humanos del Ministerio del Interior y alta consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer y por parte de las Farc, mujeres que buscando justicia social y equidad optaron por la lucha armada pero que hoy buscan la Paz.

María Villegas advierte y cuestiona que “de acuerdo con cifras de Naciones Unidas, las mujeres representan 8% de quienes participan en las negociaciones de paz, y menos de 3% de quienes firman acuerdos de paz” y que por lo general la participación de mujeres en procesos de diálogo y negociación se da sobre “la idea de que sólo cuando el proceso de paz está encarrilado se puede estudiar si integrar o no el género e incluir a las mujeres, suele ser muy habitual, creándose inercias que dificultan cada vez más su inclusión”.

Como Abigaíl, las mujeres cristianas tenemos la tarea de trabajar por la paz, participar en la construcción de entornos de paz, no solo porque “Dichosos los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios”, sino porque como mujeres sabias debemos evitar que se derrame más sangre en nuestra tierra. Abigaíl pidió perdón por la necedad de su esposo. Mujeres, ¿hemos pedido perdón por la necedad de los que hacen la guerra?, ¿Hemos aprendido que el perdón no es una emoción sino una decisión porque actuamos por Fe?

Abigaíl argumentó la inutilidad de la venganza y ¿tú, mujer cristiana, eres PAZcificadora argumentando la inutilidad de continuar la guerra en nuestro país?. Abigaíl volvió tranquila a casa después de evitar un derramamiento de sangre.

Pido a Dios, que nos dé como mujeres la sabiduría para comprender el poder de transformar escenarios de guerra en escenarios de paz; sentimientos de odio por la posibilidad del perdón; que nos dé la habilidad para tomar distancias y desacuerdos de enemigos para acercarlos hacia el diálogo y la comprensión a través del amor de Cristo. Mujeres cristianas, hoy Colombia nos invita a ser PAZcificadoras, guerreras espirituales y hacedoras de la PAZ.

Por: Sandra Ruiz Ceballos, MD. Terapeuta Familiar. Licenciada en Teología y Especialista en Resolución de Conflictos.

Foto: Flickr/impermeableazul (Bajo licencia Creative Commons)

Visto 2022 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia