Viernes, 08 Mayo 2015 17:58

Alexandra Montoya, mujer para imitar

“Cómo se topan sus mercedes!”: es el saludo jovial con acento boyacense que se escucha de lunes a viernes de boca de la imitadora colombiana Alexandra Montoya, quien con sus personajes deleita a los fieles oyentes de La Luciérnaga de Caracol Radio.

Ella es elegante, bonita, inteligente y como dicen popularmente “echada pa´ lante”. Es una persona que cae bien. Su carisma, sinceridad y su humor, son los ingredientes que llaman la atención. Hechos&Crónicas habló de todo un poco con ella, cuando nos recibió en su casa.

Sobre Alexandra

Hechos&Crónicas: Si tuviera la oportunidad de poner un aviso clasificado sobre usted, ¿cómo se describiría?

Alexandra Montoya: Mamá de un hijo de tres años, mayor de 30, menor de 40 (risas).

H&C: Estudió periodismo, luego derecho, ¿ya es abogada?

A.M.: Todavía no, estoy en último semestre, ha sido duro, pero me llena de satisfacción.

H&C: ¿Qué la llevó a estudiar esta carrera?

A.M.: Cuando murió mi mamá hace siete años, quedaron muchos vacíos y ni mis amigos, ni mi familia los saciaban. Sabía que necesitaba estar ocupada y activa, entonces me matriculé para estudiar derecho. Esto me ha ayudado mucho. Claro que es difícil la exigencia pero es cuestión de chip, de programarse y decir “listo, hagámoslo con todos los sacrificios que esto implica”.

H&C: Háblenos de su pasión, la imitación…

A.M.: Dios me dio un talento especial. Desde los siete años imitaba distintos acentos que veía en televisión y no lo veía como un talento, pero luego descubrí que me gusta. Empecé con chistes en los que metía a un paisa, un argentino y un boyacense. En las reuniones de mi casa era la payasita. Desde pequeña, muy espiritual

H&C: ¿Cómo conoció a Dios?

A.M.: Desde cuando mis hermanos y yo éramos chiquitos, mi mamá oraba con nosotros y nos leía la Palabra. Leíamos mucho Salmos y Proverbios.

H&C: Usted asiste a Casa Sobre La Roca, ¿desde cuándo?

A.M.: ¡Uy! nosotros vamos a Casa Roca desde sus inicios, una amiga nos llevaba a mi mamá y a mí. Al principio fuimos durante un tiempo porque nos quedaba lejos, entonces fui a otra iglesia cerca a mi casa y cuando empecé a trabajar en Caracol adquirí mi carro. Fue más fácil volver a Casa Roca. Me encanta Casa Sobre La Roca porque es una doctrina sana y con una sabiduría especial.

H&C: ¿Es cierto que usted es la más piadosa de sus hermanos?

A.M.: No sé si lo soy pero mi mami decía que de los tres, yo soy la más piadosa. Todo el tiempo le hablo a Dios y hasta por bobadas. Digo: “Señor haz que me vaya bien, que me pase un taxi por favor…”. Creo que es una manera de estar más cerca de Él.

H&C: ¿La han criticado por ser humorista cristiana?

A.M.: No, pero algunos cristianos siguen con ese “mal cliché” de que es pecado ser chistoso, porque los cristianos deben ser aburridos, no pueden bailar ni tomarse un vino. Gracias a Dios no me han puesto etiquetas.

Algo chistoso que me pasó en Casa Roca fue cuando alguien me saludó y dijo: “¡Me alegra mucho verla! ¡Era justo que ya viniera!” O sea, piensan que uno estuvo en las drogas, porque entonces no hubiera llegado a Casa Roca (risas). Gracias a Dios no he tenido un pasado oscuro y llegué a la iglesia en los mejores momentos de mi vida. He tenido etapas difíciles pero con Él han sido más llevaderas.

Dos décadas en Caracol Radio y muchos cambios

H&C: ¿Cómo llegó a trabajar en una de las cadenas radiales con más sintonía del país? ¿Quién la llevó a Caracol?

A.M.: Dios puso en mi camino a Guillermo Díaz Salamanca quien escuchaba mis voces sin conocerme. Un día dijo: “tráeme una hoja de vida”. Yo se la dí y luego me llamó: “¿Quiere trabajar aquí en Caracol?”, yo estaba feliz, emocionada. Gracias a Dios ya completo 20 años.

H&C: Imita a varios personajes públicos colombianos, ¿cuáles han sido las voces más difíciles?

A.M.: En su momento, lo han sido Margarita Rosa de Francisco, porque su tono es muy neutro, y Amparo Grisales. Me parece que mi colega Luz Amparo Álvarez la imita muy bien.

H&C: ¿Qué tipo de voces busca?

A.M.: Voces con personalidad, por ejemplo, María Emma y Noemí son paisas, tienen un tono, un perfil político parecido. Piedad Córdoba, con su estilo y su paisa también. No es que solo las paisas se me faciliten pero son las que me ayudan. Digamos que Ingrid Betancur, a pesar de que es una voz baja, es una voz casi susurrada, pero me ayuda. Mientras que una voz como la mía, me cuesta más trabajo.

H&C: Tanto la radio como el humor son campos liderados por hombres. ¿Cómo ha hecho como mujer para abrirse camino?

A.M.: Sí es difícil, pero Diosito me ha puesto ahí, me ha abierto puertas de forma especial. Pero sí, trabajo en un medio liderado por varones. Por ejemplo, en noticias los directores de programación son varones, excepto Diana Calderón que también las maneja.

H&C: ¿Usted es libre en La Luciérnaga para hacer voces o hay alguna restricción?

A.M.: Sí, ha habido momentos donde estoy haciendo una voz y me dicen “no, todavía no”. Curiosamente, hasta después del retiro de Guillo (Díaz Salamanca) siento que me han dado esa libertad. Me parece un poco injusto, pero bueno, Dios sabe cómo tiene sus planes. Eso me ha ayudado a destacarme y a sentirme mejor.

H&C: ¿Cómo fue trabajar con Hernán Peláez?

A.M.: Dentro de mis 20 años de trabajo con él tuve algunos desacuerdos pero también muchos acuerdos. Al lado de él aprendí cosas que no enseñan en ninguna universidad. Él también aprendió a darme ese espacio que en algún momento yo necesitaba como mujer.

H&C: ¿Qué tan duro le dio su partida?

A.M. Muy duro, estaba acostumbrada a un estilo y de un momento a otro llega una persona con otra manera y me dio duro. Él no se llama Hernán Peláez, él se llama Gustavo Gómez y bueno, nos estamos adaptando.

H&C: ¿Cómo es trabajar con Gustavo Gómez?

A.M. Es un reto para todos. Él tiene un estilo especial, es un profesional juicioso, preparado. Se preocupa por el programa, escucha la crítica, está pendiente de los integrantes. También es un reto para él.

No es fácil ponerse en los zapatos de una persona que tiene una imagen, una trayectoria como la de Hernán, y Gustavo está construyendo la de él, entonces valoro el esfuerzo que está haciendo.

H&C: ¿Cree que fue justa o injusta la salida de Gardeazábal?

A.M. No quisiera entrar a valorar, pero me parece que cada director tiene esa libertad de escoger…

Puede consultar la totalidad de esta entrevista en nuestra edición impresa #55 del mes de mayo del 2015 o suscribiéndose a nuestra publicación digital en: http://bit.ly/1IVYoOU

Foto: Yesid David Bernal / Revista Hechos & Crónicas

Visto 3783 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia