Viernes, 19 Junio 2015 21:44

Como toda una dama

Tu forma de ser, la manera en que hablas, el comportamiento, el vestuario, el ejemplo que transmites a los demás, entre otras características, son clave para diferenciar a una mujer común de una verdadera dama.

Según la revista Fortune, 14% de los cargos en las 500 empresas más importantes alrededor del mundo son mujeres. Elissa Sangster, directora de la Fundación Forté asegura que “hoy en día las mujeres tienen las cualidades y herramientas al alcance de su mano para convertirse en la persona que siempre soñaron con llegar a ser. Una mujer empresaria exitosa, una mamá ejemplar para sus hijos, una esposa enamorada de su marido, o la mejor amiga, confidente y consejera. Estas son tan solo algunas facetas de las mujeres que quieren convertirse en un modelo a seguir”.

Tal vez te preguntarás: ¿si soy una mujer común y corriente puedo ser una dama así no sea adinerada? La respuesta es SÍ. Ser una mujer ejemplar, respetuosa, y como dicen popularmente, “bien puesta en su sitio” es posible. Ni la parte económica, ni la ropa de marca, influyen para ser la mejor de todas.

Lo que NO debemos ser

“Tengo una familiar a la que calificó como mujer inapropiada a pesar de ser casada. No es nada recatada, le gusta ser exhibicionista y más, con las cirugías plásticas que se ha practicado en diferentes partes de su cuerpo. Para ella es necesario que todos la miren, le gusta que los de su alrededor se enteren con lujo de detalles de que su vida sexual es satisfactoria. Eso ha dejado asombrado e incómodo a más de uno, entre esas, yo, que a veces no sé en dónde meterme de la pena. La considero vulgar y sin pudor. La gente piensa que es exagerada y mentirosa. Cada vez que estoy con ella en una reunión, hay silencios incómodos por sus fuertes comentarios tan salidos de tono. Todos tratamos de evitarla. Ella no es una dama, es una mujer ordinaria”, cuenta María del Rosario a Hechos&Crónicas.

Como vemos, estos comportamientos no traen nada bueno. La misma Biblia rechaza a aquellas que no son ejemplares y hacen lo malo:

- De pronto la mujer salió a su encuentro, con toda la apariencia de una prostituta y con solapadas intenciones. Proverbios 7:10.

- La mujer necia es escandalosa, frívola y desvergonzada. Proverbios 9:13.

- Como argolla de oro en hocico de cerdo es la mujer bella pero indiscreta. Proverbios 11:22.

- ¿Hasta cuándo andarás errante, hija infiel? Jeremías 31:22a.

- Gotera constante en un día lluvioso es la mujer que siempre pelea. Proverbios 27:15.

¿Cómo ser una dama?

La idea es que seas integral en la forma de pensar, hablar, actuar y hasta de vestir. Estos son algunos consejos que vale la pena aplicar:

- Antes de convencer a la gente que eres atractiva, cree en ti misma.

- Siempre pide el favor da las gracias. La urbanidad nunca pasa de moda.

- Solo usa tacones si sabes cómo caminar en ellos.

- Sé auténtica, fiel a tus principios y a ti misma.

- Disfruta del hecho de que eres una mujer y que para Dios eres una creación admirable.

- Cuidado en la forma como te vistes: Ojo con la ropa muy corta y con los escotes pronunciados.

- Evita dar falsos elogios.

- Recuerda los cumpleaños de tus seres queridos y envía notas de agradecimiento.

- Si cometes un error, reconócelo y presenta disculpas.

- Jamás te emborraches. Los excesos nunca son bien vistos en una dama (para ser honestas, tampoco en un hombre).

- Llega a tiempo.

- Cuida lo que dices y la forma como lo dices; sé sincera.

- Una dama tiene el hábito de leer y estar enterada de lo que pasa a su alrededor.

- Usa perfume pero no demasiado.

- Conoce y aprovecha las prendas básicas de tu guardarropa, como el clásico vestido negro y la blusa blanca.

- Recuerda que una dama de clase es rica, no en dinero sino en cultura y decencia.

- Ten presente que las acciones hablan más que las palabras.

- No interrumpas a la gente con la que hablas; escucha más de lo que hablas.

- Ten buena postura y siempre mira a los ojos.

- Conoce siempre tus límites sin importar lo que pase.

- Brilla. Sé testimonio a donde quiera que vayas.

- Nunca dejes a Dios de lado. Búscalo a diario y pídele a Él que te haga mejor cada día.

Y no olvides que…

La mujer sabia edifica su casa; la necia… Proverbios 14:1a.

Engañoso es el encanto y pasajera la belleza; la mujer que teme al Señor es digna de alabanza. Proverbios 31:30.

En cuanto a las mujeres, quiero que ellas se vistan decorosamente, con modestia y recato… 1 Timoteo 2:9a.

Foto: Flickr / Split Shire

Visto 3274 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia