Jueves, 21 Julio 2016 17:18

Los celos según la Biblia

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

La palabra “celoso” en hebreo y en griego, según las Escrituras, tienen numerosas acepciones y según lo que se busque decir hay connotaciones positivas o negativas.

En hebreo, “celo o celos” significa: insistencia en devoción exclusiva en tolerancia de rivalidad. Celos, es igual a ardor o envidia.

En griego es similar. Ambos términos pueden referirse a hostilidad hacia alguien por ser un posible rival o por la prosperidad de la que disfruta un vecino, o el deseo con el que Dios nos ha creado pues él desea proteger a un ser querido, (ver 2 de Corintios 11:2) y en el interesante libro bíblico de Zacarías 8:2 leemos: «Así dice el Señor Todopoderoso: »“Siento grandes celos por Sión. Son tantos mis celos por ella que me llenan de furia”.

Así como un padre afectuoso siempre está alerta para proteger a sus hijos, Dios está siempre en guardia a fin de librar a sus siervos de daños o perjuicios.

También es celosamente defensor el Señor de los ancianos cuando encontramos en 1 Timoteo 5:17 que los ancianos que dirigen bien los asuntos de la iglesia son dignos de doble honor, especialmente los que dedican sus esfuerzos a la predicación y a la enseñanza.

Igualmente, Él es celoso con el pago de los salarios cuando en 1 Timoteo 5:18b…El trabajador merece que se le pague su salario.

¿Es posible asumir un celo equivocado? Sí, sobre todo, cuando nos cargamos en la trampa de proteger celosamente ideas o conductas equivocadas. De manera que… ¡adelante!, pues, ser celoso no es dañino siempre y cuando sean celos limpios y sanos.

Los celos del Señor en proteger a niños y ancianos

Primera inquietud: ¿es apropiado o bien visto que un cristiano sea celoso? Respuesta: pues  depende de qué, cómo y por qué, pues la Biblia nos estimula a seguir tras el amor y no tras los celos: Empéñense en seguir el amor y ambicionen los dones espirituales, sobre todo el de profecía. 1 Corintios 14:1. En cambio, el que profetiza habla a los demás para edificarlos, animarlos y consolarlos. 1 Corintios 14:3.

En la carta de Pablo a los corintios dice: Hermanos, no sean niños en su modo de pensar. Sean niños en cuanto a la malicia, pero adultos en su modo de pensar. 1 Corintios 14:20, pero también les dice: El Señor es un Dios celoso y vengador. ¡Señor de la venganza, Señor de la ira! El Señor se venga de sus adversarios; es implacable con sus enemigos. Nahúm 1:2.

La Biblia es clara en cuanto a los celos, todo tipo de celos. Veamos: No adores a otros dioses, porque el Señor es muy celoso. Su nombre es Dios celoso. Éxodo 34:14.

Queda claro que Dios es celoso pero según lo que ocurra con sus siervos.

Visto 910 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia