Miércoles, 25 Octubre 2017 20:11

Descubra su temperamento

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Cada persona actúa de forma singular ante diferentes situaciones. Mientras unos se emocionan hasta las lágrimas, otros no expresan nada de nada; mientras unos son activos, otros son tan lentos que pueden desesperar. ¿Cómo es su temperamento? Si no sabe, Hechos&Crónicas resuelve su duda.

¿Qué es el temperamento?

Tim LaHaye, en su libro Manual del temperamento, explica: “el temperamento es la combinación de características con las que nacemos y afectan subconscientemente el comportamiento humano. Estas características están dispuestas genéticamente sobre la base de nacionalidad, raza, sexo y otros factores hereditarios, y son transmitidas genéticamente. Algunos psicólogos sugieren que recibimos más genes de nuestros abuelos que de nuestros padres. Ello podría dar la explicación de la mayor semejanza de algunos hijos a sus abuelos que a sus padres. La manifestación de las características del temperamento es tan impredecible como el tamaño o el color de los ojos, y del cabello”.

¿Cuáles son, qué características tienen?

Existen cuatro temperamentos: sanguíneo, colérico, flemático y melancólico. Aunque hay un temperamento predominante en cada persona, en cierto grado hay mezclas de unos con otros. Empecemos:

El sanguíneo: chispeante y divertido

Se caracteriza por ser cálido, vivaz, disfruta todo, es receptivo. Los sentimientos le lleva a tomar decisiones. Es comunicativo y extrovertido. Tiene una capacidad insólita para disfrutar y por lo general contagia a los demás su espíritu amante de la diversión. Es un narrador extraordinario, nunca le falta amigos. Puede sentir de manera genuina los gozos y tristezas de las personas que conoce y tiene la capacidad de hacer que se sienta importante, como si se tratara de un amigo muy especial.

¿Qué necesita?: Atención, afecto, aprobación, aceptación.

Sus debilidades… Desorganizado, no puede recordar detalles ni nombres, exagera, no es serio con respecto a nada, confía en que otros hagan el trabajo, es demasiado ingenuo y confiado.

Se deprime cuando… La vida no es divertida y cuando considera que nadie lo ama.

Tiene miedo de… No ser popular o aburrido, le angustia tener que vivir apegado a un horario o a dar informe del dinero que se ha gastado.

No le gustan… los criticones, los que no responden a su humor, y los que no piensan que son agradables.

Podría mejorar si… Se volviera organizado, no hablara tanto y aprendiera a ser puntual.

¿Qué personaje bíblico es sanguíneo? El apóstol Pedro es un claro ejemplo. Cada vez que aparece en los Evangelios, habla más que los discípulos juntos. Leer Mateo 26:33-35.

El colérico: “hagámoslo a mi manera”

Es caluroso, rápido, activo, práctico, voluntarioso, autosuficiente y muy independiente. Tiende a ser decidido y de opiniones firmes. Es extrovertido, no se lanza a una actividad sin objetivo, porque tiene una mente práctica y aguda, no vacila. No le asustan las adversidades, su terca determinación le permite triunfar, por lo general, (allí donde otros han fracasado). En su parte emocional no simpatiza fácilmente con los demás, ni expresa naturalmente ninguna compasión. A menudo se queda turbado o disgustado por las lágrimas de otros, y por lo general es insensible a sus necesidades. Tiende a ser dominante y autoritario y no duda en usar a la gente para conseguir sus fines.

A menudo es considerado un oportunista (hagámoslo a mi manera).

¿Qué necesita? Sentido de obediencia, aprecio por los logros, crédito por la habilidad.

Sus debilidades… Mandón, dominante, autócrata, insensible, no está dispuesto a delegar ni dar crédito a otros.

Se deprime cuando… La vida está fuera de control y las personas no hacen las cosas a su manera.

Tiene miedo de… Perder el control de alguna cosa, perder su empleo, no ser promovido, enfermarse gravemente, tener un hijo rebelde o una pareja que no lo apoye.

No le gustan… Los que son perezosos y que no están dispuestos a trabajar, los que se oponen a su autoridad, quienes son independientes o no son leales.

Podría mejorar si… Permitiera que otros tomaran decisiones, delegara autoridad, fuera más paciente, no esperara a que todos tuvieran la misma productividad que él.

¿Qué personaje bíblico es colérico? Pablo no quiso agradar a los demás, sino a Cristo. No le temblaron los pantalones para encarar aún a personas de tanta importancia en la iglesia naciente como Simón Pedro. Leer Gálatas 1:10.

El flemático: lentitud y calma

Es tranquilo, calmado, nunca se descompone, casi nunca se enfada. Es el tipo de persona más fácil de tratar y es por esa naturaleza el más agradable de los temperamentos. La vida es para él es una experiencia feliz, placentera y sin estridencias. Es tan calmado y sereno que nunca parece agitado en las circunstancias que lo rodean. (Es el único tipo de temperamento que no varía). Debajo de su personalidad fría, reticente, casi tímida. El flemático tiene una combinación muy adecuada de capacidades. Siente más emoción de la que aparenta y aprecia las bellas artes y las cosas buenas de la vida. Por lo general evita la violencia. El flemático no carece de amigos. Tiene la singular capacidad de ver algo humorístico en otros y en las cosas que hacen, mantiene un enfoque positivo de la vida. Tiene una buena mente retentiva y es capaz de ser un buen imitador. Expresa pocas veces sus verdaderos sentimientos. No se presentará voluntariamente para ser un líder, pero si se le fuerza el liderazgo encima, demostrará ser líder muy capaz.

¿Qué necesita? Sentido de respeto, sentimiento de valor, comprensión, apoyo emocional.

Sus debilidades… Falta de decisión, entusiasmo y energía, no hay defectos obvios sino una voluntad de hierro escondida.

Se deprime cuando… La vida está llena de conflictos, tiene que encarar una confrontación personal, nadie quiere ayudar, la oposición los detiene.

Tiene miedo de… Tener que resolver un problema personal grande, llevar a cabo cambios grandes.

No le gustan… Los que presionan demasiado, los que son escandalosos y esperan mucho de él.

Podría mejorar si… Se trazara metas, estuviera dispuesto a hacer las cosas más rápido de lo que se espera, y si pudiera enfrentar sus propios problemas de la misma manera en que maneja los problemas de los demás.

¿Qué personaje bíblico es flemático? Santiago es la muestra de cómo se expresa un flemático, a este hombre por ejemplo siendo tan lento para reaccionar -como él mismo lo aconseja-lo sacaba de casillas la injusticia social, según es fácil advertirlo en esta misma epístola cuando el autor suelta una santa andanada en  contra de los ricos opresores. Leer Santiago 5:1-5.

El melancólico: Este es el más rico de todos los temperamentos.

El melancólico es analítico, abnegado, dotado y perfeccionista con una naturaleza emocional muy sensible. Disfruta las artes, es propenso a la introversión; pero, debido al predominio  de sus sentimientos, es dado a una variedad de talantes. Algunas veces estará en las alturas del éxtasis, lo que le hará actuar de manera extrovertida.

Sin embargo, en otras ocasiones se encontrará sombrío y deprimido, y durante estos períodos se encierra en su concha. Puede llegar a ser bastante antagonista. No consigue amigos fácilmente, tiene capacidad analítica y diagnostica con precisión los obstáculos y peligros. El melancólico halla por lo general su mayor significado en la vida a través del sacrificio personal. No hay ningún temperamento que tenga tanto potencial natural cuando es energizado por el Espíritu Santo como el melancólico.

¿Qué necesita?: Sentido de estabilidad, espacio, silencio, creatividad y apoyo.

Se deprime cuando… La vida está desordenada, no se cumplen las normas, parece que nadie le importa.

Tiene miedo de… Que nadie lo entienda como se siente, de equivocarse, tener que comprometer sus normas.

No le gustan… los superficiales, olvidadizas, que llegan tarde, desorganizadas, que engañan, y que son imprevisibles.

Podría mejorar si… No tomara la vida tan seriamente y no insistiera en que los demás fueran perfeccionistas.

¿Qué personaje bíblico es melancólico? Juan, el discípulo amado es un clásico profeta; y, generalmente, los profetas son melancólicos: Si no lo cree así, sírvase releer el libro de las Lamentaciones de Jeremías; pero asegúrese de tener una caja de pañuelos desechables a la mano. Los profetas, en virtud de su oficio, suelen ser escépticos, tienen cierta tendencia a la meditación y a la nostalgia, son dados a la angustia existencial, con frecuencia caen en la “depre”. Leer Juan 11:31.

Foto: 123RF

Visto 474 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia