Lunes, 11 Mayo 2015 15:23

Tecnopatías, enfermedades tecnológicas de hoy

“Un día sentí un fuerte dolor en mi antebrazo y hombro derecho, como un tirón, como si llevara algo pesado en ese lado, casi no podía mover el brazo. De pronto tomé el celular y al tratar de digitar con el pulgar sentí que el dolor se agudizaba. Decidí dejar de usarlo por unas horas y el dolor bajó. Consulté con el médico y me explicó que sufría de tendinitis por el uso desmedido de mi Smartphone. No lo podía creer”, cuenta María Ospina de 24 años.

El mundo es hoy más dependiente de la tecnología. La gente maneja su vida a través de sus celulares: comunicación con otros, archivos, agenda, música… incluso existen aplicaciones para contar la frecuencia de un dolor o la actividad sexual. Debido a esto han surgido enfermedades por causa de la tecnología a las que vale la pena prestar atención.

El término tecnopatía se ha acuñado para designar enfermedades producidas por las nuevas tecnologías. Estudios más avanzados se desarrollan en Asia, China y Corea del Sur y diversos hospitales en Estados Unidos ofrecen tratamientos clínicos de 10 días para pacientes que abusan de los TICs. Se considera que este tiempo es suficiente para desligarse de la adicción a la tecnología.

Tecno-estrés

“El uso desmedido de teléfonos inteligentes, tabletas y computadores genera estrés fisiológico”, afirma el psicólogo Juan Guerrero, director del Departamento de Psicología de la Universidad Nacional, quien estudió durante cuatro años los desórdenes causados por estas tecnologías. Según él, los principales trastornos son:

• Adicción: frustración, ansiedad, comportamiento hostil y agresivo cuando no puede usar su dispositivo, este no funciona o no recibe una respuesta inmediata.

• Comonomofobia: miedo irracional a salir de la casa sin el celular. (‘no-mobile phobia’)

• Síndrome de vibración fantasma: Sentir la vibración del teléfono aunque el equipo esté apagado o no lo tenga.

• Textofrenia: tensión y confusión por creer que su celular recibe constantes mensajes o notificaciones sin que realmente ocurran.

• Taxofrenia: estrés que se presenta cuando el teléfono no suena o nadie escribe.

• Aislamiento social: despreciar o ignorar a otra persona por mirar el celular. (Phubbing).

Baja audición

Un estudio de Brian Fligor, director de diagnóstico audiológico del Hospital Infantil de Boston, investigador y docente en otorrinolaringología de la facultad de medicina de Harvard, confirmó que “con el volumen emitido por los nuevos reproductores de música mp3 e iPod, la nueva tecnología de audio de las salas de cine y las salas de ocio nocturno, los jóvenes se arriesgan a quedarse sordos 30 años antes que la generación de sus padres”.

Según José Antonio Rivas, otorrinolaringólogo y experto en neurotología de la Clínica Rivas, “escuchar música a 85 decibelios o más es suficiente para producir una pérdida leve de audición permanente (hipoacusia), que se agrava con la edad. Comienza con un menoscabo de la audición, que va de 20 a 40 decibelios. El afectado deja de oír, generalmente, los tonos más agudos, como el timbre tradicional del celular, y los pitidos de los computadores y de algunas máquinas.

También, poco a poco, destruye la habilidad de entender una conversación mantenida en voz baja y los sonidos de alta frecuencia. Es decir, que pueden oír pero no entender porque los sonidos consonantes, los de alta frecuencia, son los que se dañan primero. Esta pérdida convierte en una enorme dificultad distinguir entre los sonidos de las y la f”.

“Si una persona se excede un día en particular y luego no usa los auriculares el resto de la semana, no corre riesgo; el problema está en alguien que excede el 80 por ciento del volumen, durante 90 minutos, día tras día”, añade Fligor.

Enfermedades oculares

80% de la información que el cuerpo humano recibe entra por los ojos. Según el Colegio de Ópticos de Andalucía, los principales daños a la visión, causados en su mayoría por mirar fijo a la pantalla son:

• Tensión ocular: aumento de presión en el ojo al ver demasiado tiempo un monitor. Puede llevar al glaucoma ocular, la segunda causa de ceguera en el mundo.

• Fatiga ocular: causada por el reflejo de las imágenes o luces en los aparatos electrónicos, como en las televisiones o computadores.

• Ojo seco: Baja producción de lágrimas debido al uso del computador, ya que ocasiona alteraciones en el parpadeo.

• Errores refractivos: el ojo no puede enfocar claramente las imágenes. El resultado es la visión borrosa, que a veces resulta tan grave que causa discapacidad visual, como: miopía, hipermetropía y astigmatismo.

• Disfunciones binoculares: se presentan debido al estrés, tensión o cansancio, algunos síntomas pueden ser la disminución de agudeza visual y la fotofobia.

Problemas de memoria

La tecnología, en su afán de facilitar la vida, está contribuyendo a la disminución en ejercicios de memoria y concentración. Los nuevos dispositivos traen incorporadas aplicaciones como agenda telefónica, calendario con recordatorio de eventos importantes, calculadora, corrector ortográfico y diferentes buscadores. Esto impide la concentración y la facilidad para ejercitar la memoria de quienes lo usan, ya que no se sienten obligados a aprender algo de memoria.

Para el psicólogo Juan Guerrero, una de las tecnopatías más comunes es el ‘efecto Google’, que padecen quienes se acostumbran a buscar información a través de motores de búsqueda sin hacer el menor intento por recordarla. Además, la infoxicación impide la concentración total en un tema determinado.

Túnel carpiano o tendinitis

Según el portal MedLine Plus, “el síndrome del túnel carpiano ocurre cuando el nervio que va desde el antebrazo hasta la mano, se presiona o se atrapa dentro del túnel carpiano, a nivel de la muñeca, causando entumecimiento, dolor, hormigueo y debilidad en la mano afectada. La Tendinitis, por su parte, se refiere a la inflamación, irritación e hinchazón de un tendón, la estructura fibrosa que une el músculo con el hueso”.

Para el Doctor Henry Leaño, médico cirujano, “tanto el síndrome del túnel carpiano como la tendinitis pueden ser causadas por hacer el mismo movimiento de la mano y la muñeca de manera repetitiva.

El uso de ciertas herramientas como el mouse, el teclado o el celular agrava el problema”.

Además de estas, otras tecnopatías comunes son: obesidad y sobre peso debido al sedentarismo, falta de concentración, problemas mentales, daños en el sistema nervioso e incluso cáncer cerebral.

No se debe desconfiar de la tecnología en sí misma, sino darle un uso moderado y correcto, tal como dice 1 Corintios 6:12: Todo me está permitido, pero no todo es para mi bien. Todo me está permitido, pero no dejaré que nada me domine.

Foto: 123RF

Visto 3791 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia