Viernes, 20 Mayo 2016 16:04

Atrévete a preguntar

Todos los días, miles de jóvenes en el mundo tienen dudas sobre distintos temas. Mientras unos se lanzan a preguntar abiertamente, otros se abstienen de hacerlo por pena, temor o por el qué dirán.

Los esposos David y Daniela Espíndola, líderes de jóvenes de Casa Sobre la Roca en Boca Ratón, Florida, EEUU, se dan a la tarea de responder en su canal de YouTube: AskDavidAndDani, preguntas complejas que son respondidas de forma práctica y sabia con el fin de animar a los jóvenes a cultivar una relación genuina con Dios.

Anónimo 1:

¿Tengo varios amigos homosexuales, cómo les comparto de Cristo?

Daniela: El homosexualismo es un pecado según la Biblia, así como lo es por ejemplo el alcoholismo. Cuando se trata de temas controversiales como este, tenemos una cultura de “aceptación” que dice: “esta es tu identidad, esto es lo que tú eres, y te amamos así”, la iglesia ha perdido terreno porque no ha dicho: “¡Hey!, nosotros también te amamos, pero ese no eres tú”, ¿entonces qué hacemos con esta situación? Simplemente debemos ser tan amorosos como lo somos con los alcohólicos, drogadictos o con las demás personas. Debemos romper la mentalidad de que la iglesia es para gente perfecta, somos cristianos porque somos pecadores y sin Dios es imposible vivir una vida plena.

Los homosexuales viven una batalla en sus mentes, las mentiras necesitan ser reemplazadas por la verdad. Si les decimos: “eso está mal, eso está mal”, no logramos nada; lo que debemos hacer es llevarlos a la iglesia, mostrarles amor, orar por ellos, dejar que escuchen de Dios, la Palabra es verdad y la verdad trae libertad, cambiarlos no es nuestra responsabilidad, ese es trabajo del Espíritu Santo.

David: Lo más importante que podemos hacer como cristianos es no juzgarlos. Los homosexuales pueden ver a Jesús a través de nuestro amor, nuestro abrazo o con nuestra bienvenida. Cuando nos preocuparnos genuinamente por ellos, Dios se revela. Muchas veces ellos no van a leer la Biblia, ni a orar, pero sí a interactuar con nosotros. Debemos amarlos a pesar de la situación.

Daniela: Nosotros no somos los más expertos en temas de homosexualismo, pero Jesús NO dijo: “Ama a tu prójimo… siempre y cuando no sea musulmán, homosexual, grosero… ¡NO!” Él dice: ama a tu prójimo como a ti mismo. Tenemos que seguir ese criterio, Dios se encargará de cambiar y transformar.

Anónimo 2:

La Biblia dice que las malas compañías corrompen las buenas costumbres… tengo amigos que dicen malas palabras, yo también lo hago y me siento mal, hasta he pensado en abandonar esa amistad, ¿qué hago?

David: A mí me tocó dejar de a poco varios amigos que conocía desde hace años. Dios me puso en el corazón que no debía verlos tan frecuentemente porque estaban afectando mi vida y mi lenguaje. No fue fácil hablar con ellos, pero tomé distancia. Santiago 4:17 dice: Así que comete pecado todo el que sabe hacer el bien y no lo hace.

Daniela: Tú citas 1 Corintios 15:33: No se dejen engañar: «Las malas compañías corrompen las buenas costumbres.» y además tienes la convicción del Espíritu Santo en tu corazón porque sabes que las malas palabras te están afectando. Sé cuidadoso para no pecar por ignorancia. Si sabes que eso está mal y lo sigues haciendo, es como si le dijeras a Dios: “no me importa lo que tienes para mí, o lo que Tú dices prefiero hacerlo a mí manera”. Así sea difícil, vale la pena renunciar a eso y someterte a lo que Dios te pida. Te animo a que le pidas a Dios fortaleza y que haga nuevas tus amistades, no lo hagas en tus propias fuerzas, invita al Espíritu Santo para que te guíe y te ayude. Mateo dice que de la abundancia del corazón habla la boca. En Casa Sobre la Roca decimos: “es un pensar, es un sentir, es un decir, es un hacer”.

David: Si todos tus pensamientos son negativos, pervertidos que van a en contra de la Palabra de Dios, eso vas a cultivar y a cosechar en tu corazón.

Daniela: Cuando estuve en la universidad tuve varias dificultades de ese tipo… estuve mucho tiempo sola, pero fue cuando me acerqué muchísimo más a Dios. Aprendí que Él es mi mejor amigo… con el tiempo conocí personas maravillosas con las que mantengo buenas amistades que me empujan a buscar a Dios y a ser una mejor persona.      

Anónimo 3:

¿Cómo debe ser una relación sentimental que agrade a Dios?

Daniela: Hablemos de límites. Romanos 12:10 dice: Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente. Con tu pareja tienen que evaluar qué, cómo, cuáles deben ser sus límites, debemos tener claro que fornicación  no solamente es penetración sino cualquier acto que excite a la persona física y mentalmente. Se pueden dar besos, pero, si ustedes saben en su corazón que eso los puede llevar a hacer cosas que no deben, póngale freno. David y yo tomamos la decisión de no besarnos.

David: Además de la penetración, existe el envío de mensajes de texto, fotos sexuales   por diferentes aplicaciones, videos por Skype donde se masturba el uno en frente del otro para ir más allá y eso sí que es peligroso.

Daniela: Eso daña el corazón y saca al sexo del contexto del matrimonio. Al final, ninguno de los dos se sentirá bien, habrá culpa y dejarán que sus pensamientos se enfoquen en ello. Eso impide edificarse, crecer como pareja y no van ir donde Dios los quiere tener. No busques el camino de qué tan lejos puedes ir, busca el camino que glorifique a Dios. La Biblia dice que el que esté firme, mire que no caiga. Huyamos del pecado.

David: Es importante renovar nuestra mente como dice Romanos y pensar en glorificar a Dios con nuestra relación. Algo que queremos decirte es ¡NO estar a solas! No es sabio, uno sabe lo que podría pasar, no somos bobos. Por favor oren juntos, con Dani orábamos todos los días, hoy también lo hacemos. Cuando creas una rutina de oración es de bendición. Ten en cuenta que si tu relación no agrada a Dios lo más aconsejable es terminar, obviamente va a doler, pero será lo mejor. La idea es que cuando te cases digas: “¡Wow!, yo respeté, honré y cuidé a esa persona”.

Anónimo 4:

¿Me gusta una chica y sé que tengo oportunidades con ella? ¿Qué hago?

Daniela: Por un instante quiero que te preguntes: “¿me voy a ennoviar para casarme o quiero tener una relación sin la INTENCIÓN de pensar en matrimonio? Cuál es tu motivo para iniciar una relación: ¿aburrimiento?, ¿soledad?, ¿ganas de pertenecer? La realidad es que Dios no nos da a alguien porque “estemos solos”, Dios nos da una pareja cuando estemos listos para ello.

David: Hay mucha ansiedad en la juventud con respecto a las relaciones, todos quieren ennoviarse sin tener claro que la soltería es un regalo, donde no hay tantos compromisos y que es un momento en tu vida en el que puedes pensar en ti. Como soltero me divertí mucho y viajé, fue un tiempo en el que fortalecí mi relación con Dios. Cuando Daniela y yo estuvimos en nuestro mejor momento con Él, empezamos a sentirnos atraídos el uno al otro. Recuerda que tu esposo o esposa está vivo en este momento así no lo conozcas y en algún momento le tendrás que dar explicaciones de tu soltería, si fue un tiempo de crecimiento o al contrario, saliste lastimado un tiempo porque le diste tu corazón a personas que no lo supieron cuidar.

Hay cuatro áreas en las que debes prepararte durante tu soltería:

1.Área emocional: tienes que saber que tu valor e identidad se encuentran en Cristo. Si dependes de alguien para sentirte completo y seguro, tu relación no llegará lejos porque Dios no podrá hacer Su trabajo.

Daniela: 2.Área financiera: no puedes entrar a una relación seria pensando que no hay costos. Quiero decir que admiro a David, el ahorró desde los 18 años y tuvimos una luna de miel hermosa. Ennoviase o casarse cuesta dinero.

David: 3.Área física: muy importante para mí, es importante chicos, ¡hagan ejercicio! Sé agradable para la otra persona. Prepárate si quieres a alguien en forma a tu lado, no solo en lo físico, esto aplica a todas las áreas. Sé lo mejor que puedas ser, no esperes nada de lo que no estés dispuesto a dar; además, ¡fórmate intelectualmente!

4.Área espiritual: Busca a Dios en oración y adoración, crece espiritualmente, crea buenos hábitos y mejora tu carácter.

Si tu intención es casarte y estás listo en estas áreas, ¿qué sigue? Ora, ora por ella, acerca de ella, con ella, incluso en este momento, así no tengas a nadie en tu mente, ¡ora! Dile a Dios: “me gusta esta chica” o “no me gusta nadie”, “así es como me siento”, “así me siento cerca de tal persona”, “si no es alguien para mí, ayúdame a verlo”… involucra a Dios, a Él le interesa.

Ojo, tus padres deben estar de acuerdo. Otra cosa que hice y recomiendo es pedirle a Dios que te muestre el corazón de las chicas que te gustan. Por ejemplo, cada vez que yo lo hacía, algo salía a la luz y Dios me decía que no era para mí. Yo decía: “¡Ok!, parece que no es por aquí” y continuaba preguntando y esperando en Dios. Con Daniela Dios me dio luz verde, y dije: “sí, ese es un corazón que quiero a mi lado”. Recuerda, la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta. Busca glorificarlo y así Él escogerá lo que es bueno para ti.

Visto 926 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia