Martes, 12 Julio 2016 22:18

Homero y Flanders, una relación crítica con el cristianismo

La extraña amistad que tienen estos personajes de la serie Los Simpsons nos lleva a reflexionar cómo la sociedad ve a la iglesia cristiana. Una autocrítica extractada de una de las series más polémicas por su irreverente y distinta perspectiva para abordar los personajes y fenómenos de la sociedad.

¿Qué tiene en común la iglesia cristiana con Homero y Flanders? Mucho. Springfield, la ciudad donde viven, es una urbe mediana basada en la cultura popular americana, sus habitantes intentan apaciguar su conciencia asistiendo los domingos al culto del reverendo “Tim” Alegría.

Saliendo de la ficción, la serie critica el estilo de vida y la religión que todavía es mayoría en Estados Unidos. Sin embargo, el fenómeno no solo se vive en este país, sino en naciones latinoamericanas (donde la serie cuenta con gran popularidad) y más, porque en esta región, donde predomina el catolicismo romano, los evangélicos crecen cada día, según un estudio de Barna Group.

Homero, simpatizante que recurre a Dios por ayuda

“Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza”. Mateo 13:20-21.

Homero Simpson, solo acoge la espiritualidad en momentos de urgencia. El imaginario que el esposo de Marge tiene de Dios, es de un ser supremo que creó a los humanos para divertirse con ellos, aun así ha hablado con él y le pide su ayuda.

A pesar de cumplir con las “obligaciones religiosas” como asistir a la iglesia los domingos y aportar en los diezmos e incluso llegar a ser misionero (Con resultados desastrosos), la vida espiritual de Homero es bastante pobre. Lo que demuestra que cumplir con estos preceptos de pura religiosidad no convierte a los creyentes en personas espirituales.

Es innegable que la serie contiene una fuerte dosis de irrespeto frente a las representaciones de Dios y la iglesia en general, pero no debemos negar que es una crítica válida frente a lo que se ha convertido la espiritualidad en la sociedad actual.

Allí vemos que la relación de Homero con Ned Flanders permanece gracias a la costumbre de verse todo el tiempo y al afán de este último por compartirle del evangelio a Homero. En este tipo de relaciones, los creyentes exponen a diario sus creencias en un ambiente hostil incluso entre aquellos que se hacen llamar sus amigos, tal como lo advirtió El Señor en Mateo 10:17-18: Tengan cuidado con la gente; los entregarán a los tribunales y los azotarán en las sinagogas. Por mi causa los llevarán ante gobernadores y reyes para dar testimonio a ellos y a los gentiles.

Homero y Ned son dos personajes ficticios que muestran cómo la iglesia es un sembradío donde a la par crecen la cizaña y trigo. Hoy, los cristianos no pueden desfallecer en nutrir su vida de forma integral, sin caer en extremismos ni fusionarse con la cizaña. Una cosa es compartir y otra, convertirse en ella, como lo asevera Apocalipsis 3:15-17 Conozco tus obras; sé que no eres ni frío ni caliente. ¡Ojalá fueras lo uno o lo otro! Por tanto, como no eres ni frío ni caliente, sino tibio, estoy por vomitarte de mi boca. Se cree o no se cree, esa es la cuestión.

Ellos se asemejan al trigo y la cizaña pero al igual que en la parábola están en el mismo campo, cada uno con una misión distinta como lo explica Jesús al orar por sus discípulos: No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno. Ellos no son del mundo, como tampoco lo soy yo. Santifícalos en la verdad; tu palabra es la verdad. Como tú me enviaste al mundo, yo los envío también al mundo. Juan 17:15-18.

La pregunta es ¿trigo o cizaña? Actualmente algunos cristianos se equivocan en el afán de llevar a sus vecinos y amigos a Cristo, pero estos errores son corregibles con la práctica y aplicando el actualismo teológico que ofrece de la Palabra de Dios y que espanta al legalismo reinante en algunas iglesias. Por el contrario, si su vida espiritual es comparable con la cizaña es hora de reevaluar las prioridades y empezar a darle a Dios el lugar que realmente se merece más que a cualquier cosa que lo pueda distraer, recuerde que el momento de la cosecha puede llegar en cualquier momento.

La religiosidad no salva a nadie, creer en Dios y vivir guiado bajo principios bíblicos, sí. Recuerde que Ned y Homero van a la misma iglesia y viven en el mismo barrio pero ambos son completamente distintos, tienen diferentes problemas y toman sus decisiones. Hoy se puede o no sentir identificado con alguno de estos personajes pero no olvide que si alguien piensa que está firme, tenga cuidado de no caer. 1 Corintios 10:11.

Ned Flanders, figura legalista del cristianismo

Así que la convicción que tengas tú al respecto, mantenla como algo entre Dios y tú. Dichoso aquel a quien su conciencia no lo acusa por lo que hace. Pero el que tiene dudas en cuanto a lo que come, se condena; porque no lo hace por convicción. Y todo lo que no se hace por convicción es pecado. Romanos 14:22.

En la serie, la vida cristiana es representada por Ned Flanders y su familia, quienes tienen que lidiar con un vecino irrespetuoso de sus creencias, ladrón, bufón e irresponsable. La espiritualidad de Ned es basada en prohibiciones y legalismo extremo. Su fe en Dios depende de lo que haga o deje de hacer y las restricciones son su pan diario. Todo ello junto al dolor causado por su vecino que increíblemente lo considera su amigo.

Aunque la serie lo muestra así, ni cristianismo ni cristiano deben ser legalistas. La Biblia no es legalista. La Palabra de Dios es estricta pero no obliga al creyente a realizar las cosas, él es quien decide. Varios ejemplos muestran cómo Dios actuó rompiendo los legalismos: David y los panes de la consagración (1 Samuel 21: 1-9), Jesús y la sanación del hombre con mano seca en sábado (Mateo 12: 1-14) y el apóstol Pedro y la comida impura (Hechos 10:9-23), entre otros.

La sociedad actual ve al cristianismo como un paquete premium de prohibiciones al que no se quiere someter, aunque este no sea así. La imagen de los cristianos legalistas ha generado algunos daños.

Como lo muestra el pastor Darío Silva-Silva en su libro El Reto de Dios, “modernamente se originó en los «movimientos de santidad» estadounidenses que hicieron de la templanza el eje de su conducta. Ha tenido su expresión más rígida entre algunos «viejos pentecostales» y afecta a sectores evangélicos, no solo en la América Latina, sino en los países subdesarrollados y las comunidades marginales de las megalópolis, hasta forjar una subcultura que en algunos casos hace de la comunidad cristiana un apartheid”.

El legalismo ha hecho que los cristianos sean sencillos como palomas y astutos como… ¿palomas?, cuando la advertencia de Jesús a sus discípulos en Mateo 10:16 es todo lo contrario. Los envío como ovejas en medio de lobos. Por tanto, sean astutos como serpientes y sencillos como palomas. Allí está el secreto, el equilibrio entre la astucia y la sencillez en una sociedad que considera a los cristianos como tontos.

Algunas cifras de The Simpsons:

- 33,6 millones de televidentes vieron el capítulo con mayor audiencia en la historia de la serie, donde Bart recibe una F en la calificación de uno de sus exámenes.

- Los únicos personajes que tiene cinco dedos en la serie son Dios y Jesús. En un episodio, Lisa le dijo a Bart que en 5.000 años el hombre tendría cinco dedos. “De fábula”, contestó el irreverente niño.

- 3,4 millones de televidentes es la cifra más baja de espectadores registrada hasta la fecha, en la temporada 25.

- La serie debutó con una serie de cortos, producidos por James L.Brooks, y que luego se emitieron en El show de Tracey Ullman en 1987, para más tarde convertirse en serie. Su creador es Matt Groening quién dibujó a los personajes en papel amarillo, de ahí la razón que todos los personajes sean de este color.

Visto 1168 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Noticias recientes

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia