Cuando nos abandonan…

02 May 2015
1467 veces

La batalla es del Señor, y Él los entregará a ustedes en nuestras manos. Leer: 1 Samuel 17:33-50.

El 4 de agosto de 1991, el crucero MTS Océanos enfrentó una tormenta terrible frente a la costa de Sudáfrica. Cuando empezó a hundirse, el capitán y sus oficiales decidieron abandonarlo, pero sin avisar del problema a los que quedaron a bordo. Moss Hills, un músico británico que viajaba en el barco, notó que algo andaba mal y envió una señal a los guardacostas. Entonces, poniéndose al mando de la situación, él, su esposa y otros artistas que iban con ellos ayudaron a organizar la evacuación de los pasajeros, mientras los helicópteros los rescataban.

A veces, los que consideramos líderes pueden abandonarnos. Cuando el rey Saúl y sus oficiales enfrentaron los insultos del gigante Goliat, tuvieron miedo. Al oír lo que decía el filisteo, Saúl y todos los israelitas se consternaron y tuvieron mucho miedo. 1 Samuel 17:11.

Sin embargo, un joven músico y pastor llamado David tuvo fe en Dios, lo cual transformó su perspectiva ante aquella amenaza. David le contestó: —Tú vienes contra mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del Señor Todopoderoso, el Dios de los ejércitos de Israel, a los que has desafiado. 1 Samuel 17:45. David derrotó al enemigo y cambió el rumbo de la historia. Así fue como David triunfó sobre el filisteo: lo hirió de muerte con una honda y una piedra, y sin empuñar la espada. 1 Samuel 17:50. No buscó fortaleza en los líderes humanos, sino en el Dios vivo.

Cuando otros nos abandonen, el Señor tal vez nos llame a liderar con su fuerza y para su gloria.

Solo siguiendo a Cristo, podemos guiar a otros en la dirección correcta.

Por: Dennis Fisher. Evangelista, pastor y escritor. Desde 1998 hace parte del ministerio RBC como editor de investigación de las publicaciones Nuestro Pan Diario.

La necesidad de perdonar

10 Abr 2015
2735 veces

Perdonar es una acción mental antes que una emocional. Perdonamos primero con la voluntad antes que con el corazón, pero no es algo que se otorga solo a quien nos dañó, sino que es descanso para nuestra alma. A quien perdonamos puede afectarle o no; muchas veces lo hacemos sin que la otra persona llegue a enterarse. Incluso podemos perdonar a alguien que ya murió o que no hemos visto por muchos años. El perdón es gracia, es misericordia.

La generación de la paz

17 Mar 2015
1859 veces

Un nuevo sistema de valores sociales fundamentales debe dar piso a la sociedad postconflicto que queremos construir. Importante en este contexto es mantener siempre en mente que los niños, niñas y adolescentes tienen voz y mucho que aportar sobre el mundo y el país que quieren y sobre las formas y maneras de como configurarlo y transformarlo.

Señalar hacia Dios

05 Mar 2015
1361 veces

Las primeras palabras del himno nacional de Ghana dicen: “Dios bendiga nuestra tierra”. Otros himnos africanos incluyen: “Oh Uganda, que Dios te sostenga”; “Señor, bendice nuestra nación” (Sudáfrica); “Oh Dios de la creación, dirige nuestra noble causa” (Nigeria).

Una amenaza llamada Navidad

10 Dic 2014
1440 veces

Si hay una fecha que hemos romantizado en occidente es Navidad. Muchos no pueden visualizar el pesebre sin el árbol iluminado, el gordo de pijama rojo, los villancicos, las medias, los regalos y los tres “magos” vestidos con oro y trajes lujosos. Es todo tan lindo... la hemos convertido en un momento de plena satisfacción de nuestros sentidos. 

La actitud agradecida, que a diario optamos como señal de reconocimiento, es tan valiosa como el don recibido. Pero ¿sabemos a quién dirigir nuestros agradecimientos? En la acción de gracias intervienen dos partes: el dador y el receptor, el que da el don y el que lo recibe. 

Un antiguo proverbio turco dice: “Mi corazón no quiere ni café ni cafeterías; mi corazón quiere un amigo, el café es la excusa”. Todos buscamos actividad social en nuestras vidas...amigos, comunidad, un sentido de pertenencia y continuidad. 

Reconozcamos el día de descanso

09 Sep 2014
1335 veces

El Reino de Dios da un vuelco a todo –incluso a nuestra comprensión del tiempo. Nuestras vidas giran en torno a calendarios –ya sea que estén colgados en refrigeradores o en nuestros teléfonos. Pero ¿son los calendarios más que recordatorios y alarmas?

Cuando un estudiante de secundaria de 18 años de edad llamado Andrew Lampart fue a buscar puntos de vista conservadores en la computadora de su escuela durante un debate en clase, se sorprendió y quedó perturbado al descubrir que estaban bloqueadas.

Los sitios que había bloqueado la Nonnewaug High School en Woodbury, Connecticut eran las páginas web del Vaticano, el Partido La República, el National Right to Life, un grupo nacional de defensa, y la Asociación Nacional del Rifle.

Sin embargo para Lampart, el Partido Demócrata, el Planned Parenthood y los sitios web nacionales de LGBT –homosexuales–, no estaban bloqueados. “Sabía que era importante obtener datos de ambos sobre este caso”, dijo él a Fox News.

La situación podría haber sido sacada de la reciente película cristiana, “Dios No Está Muerto”, en la que un profesor ateo amenaza con aplazar a su estudiante cristiano a menos que puede ganar un debate –decidido por sus compañeros de clase – acerca de la existencia de Dios. “Esto es realmente una línea de adoctrinamiento “, continuó Lampart.

“Se supone que las escuelas son justas y equilibradas para todas las formas de pensar. Se supone que se debe animar a los estudiantes a formular sus propias opiniones. Los estudiantes no son capaces de hacer eso aquí en la escuela, ya que solo se alimentan de una posición”.

Lampart se quejó, por lo que el superintendente Jody Goeler, dijo en un comunicado que la causa fue el sistema de filtrado de la computadora y que está siendo examinado.

“El distrito está tratando de determinar la razón de la inconsistencia y si el sesgo es suficiente para justificar el cambio a otro proveedor de filtrado de contenido omnipresente”, dijo Goeler. En otras palabras, puede o no tomarse medidas para corregir el desequilibrio.

El actor Chuck Norris dijo en un artículo que el debate no debería ser una sorpresa para nadie y que la inclinación hacia un solo lado es parte de un intento deliberado de influir en los puntos de vista de los estudiantes. “El problema no es el software, sino quienes lo programaron “, escribe.

“Los arquitectos liberales de todo el espectro sólo quieren dirigir a los niños hacia su propia dirección laica y progresista en particular, cambiar todos los días los filtros de internet no va a cambiar el resultado educativo, los estudiantes tendrán prohibido tener una educación conservadora”.

“La accesibilidad a los sitios web es diferente a elegir libros de texto o profesores en las clases, si los liberales están en control, el liberalismo es la educación”.

“Prohibir vistas conservadoras en escuelas de secundaria no es chocante para cualquiera de nosotros que por décadas hemos visto en el estado cómo esto ha ido disipándose”, afirma con pesimismo.

“Esto es solo una muestra más de que las escuelas públicas no son poco más que campos seculares de adoctrinamiento progresista”.

Son muchas las cartas que recibo de personas que me indican que pese a que están casados no tienen intimidad en su vida conyugal. Tristemente, la mayoría de las personas asocia la vida íntima solo con la unión de los cuerpos pero ignoran la cercanía emocional que es clave para la intimidad integral.

Para que los cónyuges disfruten de una verdadera intimidad estos deben entender que la vida íntima no involucra solo un encuentro de cuerpos sino una cercanía muy especial. Si desea tener una sexualidad plena en su matrimonio, he aquí algunos consejos que pueden ayudarle de verdad.

Primero:

Recuerde que la intimidad es un proceso, no algo súbito. No somos íntimos inmediatamente.

Podemos estar juntos rápidamente, pero para lograr ese momento a solas, que debe ser excelente, debemos relacionarnos sabiamente y con mucha paciencia. Paulatinamente, y mientras la pareja pone en práctica los principios morales y de respeto mutuo y además se preocupa de conocerse mutuamente, mas cercanía tendrán el uno al otro. Nadie es un experto de la noche a la mañana. Los cónyuges deben conocerse, hablar con confianza, hacer conocer sus temores y ser muy honestos con respecto a sus sentimientos y emociones.

Segundo:

Busque la intimidad integral. Recuerde que el momento en pareja no es solo físico (relaciones sexuales), éste también incluye el área emocional y espiritual. Tenga presente que la intimidad necesita amor y cercanía para compartir luchas y alegrías, éxitos y fracasos. La relación íntima entre los esposos es verdadera, no solo cuando satisfacemos nuestras necesidades, sino cuando cada uno se convierte en un instrumento de satisfacción. Es de esta manera en las personas pueden sentirse amadas.

Tercero:

Busque intimidad espiritual. Se da entre los cónyuges que no tienen ninguna otra relación amorosa fuera de su relación matrimonial. Ésta no existe si uno o ambos cónyuges rompen las leyes morales. Cuando existe otro hombre u otra mujer y por lo tanto, una relación adúltera no existe intimidad espiritual.

Recuerde que…

Para que exista intimidad emocional, los cónyuges deben conocerse. Un hombre no puede sentir como mujer ni la mujer como un hombre. Pero debemos desarrollar un alto grado de empatía para involucrarnos en los sentimientos, de la persona que amamos. Los cónyuges deben ser amigos de confianza, no deben tener actitudes y acciones que hieran los sentimientos y afecten las emociones.

Recuerde que si los cónyuges que se mantienen cercanos, respetuosos y unidos se sentirán constantemente comprendidos, condición que es esencial para tener una buena intimidad emocional.

Si los esposos se mantienen íntimos, si ambos se sienten amados, protegidos, si existe un fuerte nexo emocional y espiritual, sin duda también se desearán físicamente y anhelarán la intimidad sexual, uno de los mayores regalos que permite un matrimonio sano que se rige bajo los parámetros de Dios.

Por: David Hormachea. Fundador y presidente de la Corporación de ayuda a la familia De Regreso al Hogar. Es autor de más de 15 libros y es productor del programa Principios.

Los santos y el pecado

04 Jun 2014
1275 veces

No es este un artículo sobre política colombiana, el título es literal. No se necesita de un estudio para afirmar que existen dos conceptos históricamente malinterpretados y, además, causantes de grandes atropellos en nombre de la cristiandad: la santidad y el pecado. En su significado esencial superan de lejos cualquier esfuerzo por interpretar en cada tiempo las eternas e inalterables verdades bíblicas. Lo verdaderamente importante de ellos es su entendimiento y aplicación real y práctica en la vida de cualquiera que reconozca su condición caída.

En el cuadrilátero de la interpretación errada de los diferentes postulados teológicos, algunos creyentes bien intencionados pero quizá mal informados, se han dedicado a darse “jabs” y “uppercuts” desde sus orillas interpretativas extremas entre la ley y la gracia, si se pierde o no la salvación, confundiendo libertad con libertinaje, legalismo con pureza moral, la justicia o el amor, ¡y no sabemos cuánto falta para que suene la campana! El sacrificio en la cruz, y su consecuente libertad del pecado y salvación humana, nunca estará sometido al monótono péndulo que danza al tic tac de pensamientos ambiguos personales.

Cuando Dios dice que no quiere que pequemos, lo que afirma es que no quiere que seamos unos perdedores, como lo dijera en entrevista el teólogo Alfonso Ropero al programa H&C: “por definición el pecador es un perdedor”. Ahora bien, ser santo en cuanto al estado, no depende del hombre sino de Dios, es un acto automático en el cual Dios separa al hombre de un estado de pérdida absoluta a uno de salvación total, el ser humano queda consagrado por Dios. Ser santo en cuanto al proceso, se conoce como santificación y no es otra cosa que la acción, en el transcurso del tiempo de ser separado para Dios. Caer cada vez menos y levantarse siempre. Neil Anderson lo dijo así: “somos santos que pecan”. Santos por Dios y santificados para Dios.

Ahora bien, Hebreos 2:11 habla del que santifica (Dios) y de los que son santificados (las personas). Es apenas natural que cada creyente reconozca su responsabilidad como respuesta a la obra de Dios. Y es que el ser humano es un colaborador impelido por el amor manifestado de Dios. Así las cosas, se equivocan los orgullosos legalistas quienes, en su soberbia característica, afirman que ellos con su conducta se santifican a sí mismos, si eso fuera cierto no necesitarían a Dios. También es un yerro el otro extremo, los antinomianistas, quienes confunden libertad con libertinaje en nombre del amor en su utópica iglesia hippie posmoderna.

No se puede poner la doctrina cristiana en términos reduccionistas de garrote o zanahoria. Ante la pregunta de qué es mejor ¿Ley o Amor? o ¿Justicia o Misericordia? La respuesta es sencilla: pues las dos. Este asunto no se debe analizar solamente desde una óptica humana sino también divina, no basta la moral humana, siempre en quiebra, se requiere la cruz, solo así veremos dos situaciones claras: un juicio eterno sobre los pecados y la más grande manifestación de misericordia que pueda conocer la humanidad. Así rompió Él las cadenas, así manifestó Su amor. ¡No hay juicio, ni amor más grande! Soli Deo gloria.

Por: Camilo Fonseca. Pastor de la Iglesia Casa Sobre la Roca, Barranquilla. Twitter. @CamiloFonsecaR

 

Dante Gebel y Los Simpsons

07 May 2014
1289 veces

A raíz del lanzamiento de nuestro cómic, se nos ocurrió la idea de publicar un “Dante al estilo Simpson” para ver medir la reacción de algunos. Es obvio que no saldré en la serie de Fox, ni siquiera soy tan popular para que los americanos consideren hacer una sátira conmigo (aunque confieso que lo habría disfrutado).

La mayoría de las reacciones fueron muy positivas, se alegraron y hasta me enviaron felicitaciones. Gracias de verdad, y lo lamento por los portales de Internet que levantaron la noticia porque se hizo viral en menos de una hora y alcanzó a por lo menos diez millones de personas.

Otros, como siempre, destilaron tanto odio, veneno, resentimiento, y hasta insultos en “el nombre de la sana doctrina” que alegan defender. “Arderás en el infierno y me voy a gozar cuando eso ocurra” “Engendro del demonio, ojalá tú y tus hijos ardan con satanás!”, escribió un apóstol con cierta libido de ver a mis niños quemándose. “Te odioooooo”, “Gusano del infierno” “Ya me estoy riendo de que te pudras en el averno”, eran algunas de las frases más suaves de algunos “santos”; otras tuvimos que bloquearlas por el improperio verbal y antes que los censurara el propio Facebook.

Los “íntegros” que promueven la “sana doctrina” me llamaron “idiota”, “imbécil”, “payaso del demonio” “estúpido” y otros adjetivos que denotan lo que abunda en sus corazones. Con todo placer me habrían crucificado o quemado mi casa con mi familia dentro (al viejo estilo del Ku Klux Clan) si no estuviese penado por la ley. Otros, expusieron lo que había muy en el fondo de sus corazones: “¡Uy! ¡Entonces filmemos una porno entre todos y está bien!”, escribió varias veces una muchacha que dice ser cristiana pero parece que con muchas ganas contenidas de hacer cine poco convencional.

Esto me confirma que no debemos dejar de orar por todos aquellos amigos que quieren incursionar en las artes, el cine, la política, para que nunca escuchen a este tipo de gente cargada de odio hacia todo aquello que les suene diferente, que cree que la vida cristiana consiste en rodearse de otros que tengan la misma “higiene espiritual” y alejarse lo más posible de aquellos a los que Dios les mandó a predicar.

Los fariseos actuales son iguales y aún peores que en el tiempo de Jesús. Nadie que dice amar a Dios de verdad, se gozaría porque alguien “ardiera en el infierno”.

Lo cierto, es que quedaron expuestos una vez más. Todos los que insultaron y destilaron sus enormes cargas de veneno conocen cada capítulo de Los Simpson, saben en cuál episodio se burlan de Cristo y hasta ponen los link de los segmentos en los que Homero discutía con Dios. Para gente que dice repudiar la serie, conocen demasiado de cada personaje y cada episodio.

Como sea, ojalá disfruten del lanzamiento de nuestro primer cómic, dedicado justamente a todos los defensores de esas “vacas sagradas”, puesto que lo pasó con este POST sobre mi posible participación en Los Simpson, es exactamente lo que refleja la historieta que les regalaré.

Por: Dante Gebel Pastor de River Church en Anaheim, California. Conferencista, escritor y orador. “El Pastor de los jóvenes”.

 

 

La inerrancia de la Biblia

07 Abr 2014
1215 veces

Por: Charles Frazier Stanley. Pastor principal de la primera Iglesia Bautista de Atlanta (FBCA) y fundador de In Touch Ministries.

La ley del Señor es perfecta: infunde nuevo aliento. El mandato del Señor es digno de confianza: a sabiduría al sencillo. Los preceptos del Señor son rectos: traen alegría al corazón. El mandamiento del Señor es claro: da luz a los ojos. Salmo19:7-8.

Señalar supuestas contradicciones en la Biblia ha sido un pasatiempo popular de sus críticos. Desgraciadamente, algunas personas sostienen que ciertas partes de la Biblia no son más que simples palabras. Por supuesto, estos críticos no se ponen de acuerdo en cuanto a lo que es inexacto. Algunos borrarían una frase aislada, mientras que otros descartarían todo un libro. Pero los cristianos no necesitamos preocuparnos por la fiabilidad de la Biblia, pues tenemos la garantía de que Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia 2ª Timoteo 3:16.

Leer la Biblia como un documento completo, revela que todas sus partes son compatibles entre sí. Dios permitió que hubiera diferencias en cuanto a perspectiva y trasfondo de los escritores, lo cual a veces puede dar la apariencia de discrepancia. Pero un estudio profundo de la Palabra de Dios, revela la manera como encajan las diferentes partes entre sí. Pensemos en las cuatro perspectivas de los evangelios. Mateo enfatiza la historia y el cumplimiento de la profecía acerca del Mesías. Entretanto, Juan cuenta la historia del Salvador que estuvo dispuesto a morir por el mundo. Aunque ambos autores acompañaron a Jesús, sus perspectivas fueron diferentes. Pero en lo fundamental, ellos y los otros dos autores coinciden.

Es esencial que los creyentes creamos en la inerrancia de la Biblia. Un libro con imperfecciones solo podría ser el producto de la mano del hombre, pero la Sagrada Escritura es la absoluta Palabra de Dios. Fue su Espíritu quien habló, no importa la mano que escribió el mensaje.

Los ecopecados de la humanidad

31 Mar 2014
1545 veces

Por: Antonio Cruz. Biólogo, profesor, escritor, teólogo y pastor de la iglesia evangélica Bethel de Terrasa en Barcelona, España.

Hay algo de razón en acusar al cristianismo oficial, con interesadas alianzas con poderes seculares, de irresponsabilidad generalizada hacia la creación.

El libro de los Wickham (Pablo, el padre y Miguel su hijo) titulado Ecología y cambio climático, trae un poco de aire fresco no contaminado sobre el candente tema ecológico al reducido hábitat de la bibliografía evangélica en lengua castellana y dice: “La iglesia misma, en su afán de enfatizar en demasía la redención personal, ha hecho poco caso de lo que la Palabra de Dios enseña acerca de cómo debemos vivir y en quién debemos confiar. Cuando el ser humano se aleja de la relación personal con Dios, cuando sus prioridades no son las de servir al Creador y obedecer su Palabra, es cuando comete atropellos contra la misma naturaleza que le sustenta”.

Este alejamiento ha sido el principal responsable de los llamados “ecopecados” de la humanidad. Entre ellos se destacan claramente: la contaminación de la biosfera, el agotamiento de los recursos naturales, la explosión demográfica, la carrera armamentista, la polución ambiental, la emisión de gases, el deshielo, las repercusiones de la lluvia ácida y la contaminación de aguas de mares, lagos y ríos.

En definitiva, tenemos que recuperar la relación con la tierra. Precisamente los Wickham escudriñan la Escritura para mostrar al lector las directrices bíblicas que deben orientar toda relación entre el hombre y el mundo natural. Si Dios es el único poseedor de la Tierra puesto que Él la creó y colocó al ser humano como administrador y responsable de la misma; si por culpa del pecado humano el creador se reveló en Jesucristo para poner en marcha un plan de rescate que abarca no sólo a la humanidad sino también a la creación animal y al universo en su conjunto; entonces estamos invitados a ser partícipes de ese plan y colaboradores de Dios en la reconstrucción de la nueva creación.

La criatura humana fue diseñada para colaborar con su creador. Este mundo fue creado con un orden y una armonía original tal que continúa todavía reflejando claramente la grandeza de Dios y constituye una revelación de su eterno poder y deidad (Romanos 1:20), a pesar de la corrupción del pecado. El hombre no está autorizado para provocar el desorden irrefrenado ni el desequilibrio ecológico. Este es sin duda el mayor ecopecado de la historia, alterar el orden del cosmos creado por Dios. Destruir la estabilidad de los sistemas naturales en base a unos intereses mezquinos y egoístas.

La misión humana en el paraíso consistía precisamente en todo lo contrario, cultivar y guardar (Génesis 2:15). Desde tal perspectiva la actividad laboral humana serviría para recordarle al hombre que no es el dueño absoluto de la naturaleza, sino que ésta pertenece a Dios. De manera que la principal tarea de la criatura inteligente debería ser administrar la creación con sabiduría y responsabilidad, como el mayordomo sagaz de la parábola. ¿Por qué no se ha actuado así? ¿A qué se debe esta actitud de abuso y despilfarro? Sólo existe una respuesta, el pecado que anida en el alma del hombre. La rebeldía de darle la espalda al creador y creerse como Dios.

Sin embargo, la conciencia ecológica que hunde sus raíces en el evangelio de Jesucristo para buscar el agua de vida capaz de saciar la sed material y espiritual de un mundo que agoniza, es la única alternativa auténticamente válida que le queda todavía al hombre para restaurar, en la medida de lo posible, el equilibrio de los sistemas naturales y humanos.

 

Si piensas morir

11 Feb 2014
1254 veces

Por: Camilo Fonseca (@CamiloFonsecaR)

De los relatos bíblicos se sacan excelentes lecciones para la vida diaria. En el Génesis, Dios habló a Abraham dándole una breve pero a la vez poderosa promesa. El Señor le dijo a Abram: «Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré. Haré de ti una nación grande, y te bendeciré: haré famoso tu nombre, y serás una bendición. Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan; ¡por medio de ti serán bendecidas todas las familias de la tierra! » Génesis 12:1-3.

A pesar de ello, su primer pensamiento se torna hacia la imposibilidad del cumplimiento de la promesa, convirtiéndose él mismo en su más grande obstáculo por su manera de pensar, creyendo que sus expectativas no serían resueltas. Dios, en lugar de desecharlo y buscar a otro, -porque Él no desecha sino que transforma- le cambia la manera de entender la vida, lo saca literalmente de su carpa y de sí mismo, para mostrarle las estrellas como primera evidencia de muchas más en las que le indicaría que hay vida más allá de los problemas y que por intermedio suyo otros recibirán bendiciones.

Efectivamente Abraham se concientizó del universo circundante y eso le dio un nuevo entendimiento, rumbo y propósito, llegando a ser conocido como el padre de la fe y amigo de Dios. Pero primero tuvo que morir a su manera de pensar egoísta, es decir, morir a sí mismo. Más adelante en el evangelio de Juan se informa de un hombre llamado Lázaro del que no se sabe de qué murió pero sí quiénes asistieron a su funeral.

Entre los tales se encontraba Jesús de Nazaret, uno de sus mejores amigos,  quién para sorpresa de muchos llora frente a la pálida lápida y, en un acto sin precedentes, con un estremecedor alarido le ordena al sepulcro soltar a su inerte amigo cuatro días después de haber fallecido. Lázaro se asoma entonces sano, entero y lleno de vida.

No cuenta la Biblia nada más sobre las ocurrencias posteriores de Lázaro luego de tan extraordinaria experiencia, aunque se conoce de su obligado viaje a Chipre huyendo de los detractores de Jesús y de sus amenazas de muerte, luego de haber escapado de ella. Ironías de la vida. Según cuenta la tradición, allí se convirtió en siervo del que lo revivió.

Qué espectacular regreso a la vida y qué segunda oportunidad se le otorgó. Lázaro debió ser a partir de ese momento un hombre que no desperdiciaría sus horas ni sus esfuerzos. No lo concibo como un “laboradicto” ni ocioso y mucho menos pernicioso, sino como alguien que vive intensamente cada minuto de su existencia. Seguramente su inspiradora historia motivó a cientos de oyentes, algunos de ellos desanimados, deprimidos o desesperanzados. Qué magnífica oportunidad para reevaluar su manera de ver y vivir la vida.

Eso me lleva a pensar en los que consienten como única solución para sus dificultades, a la peor de todas, la recomendada por la voz ajena, oscura y extraña del desespero: la voz del suicidio. La vida tiene solución, no estás solo, ni eres el único con problemas. Por eso, si has oído esa voz y piensas en morir, antes de la muerte, mejor muere a ti mismo, a tus propios problemas y vive para ser de bendición para otros como los mencionados personajes bíblicos. Se necesitan “Abrahames” y “Lázaros” posmodernos.

Por cierto, en Chipre hay una tumba en la que se encuentran los supuestos restos de Lázaro con la siguiente inscripción: “Lázaro, amigo de Jesús, muerto dos veces”. Amigo de Jesús, amigo de Dios. 

Marco RubioPor: Marco Rubio. Representa a Florida en el Senado de EE. UU., miembro del comité de relaciones exteriores del Senado y del comité de Inteligencia.

La ciudad de Grecia tendrá la última celebración que se llevará a cabo en el centro del debate en nuestro país sobre el derecho a la expresión religiosa pública, y todo lo que se hizo para merecer esto fue permitir la oración antes de las sesiones del Consejo.

La tradición de hacer una plegaria antes de las reuniones de gobierno o los entes legislativos es común en todo nuestro país. De hecho, ha sido significativo para mí en mi carrera como servidor público.

En la casa del estado de Florida, a menudo me tomé el tiempo con mis compañeros representantes para orar por sabiduría y discernimiento para servir adecuadamente a nuestros electores.

Ahora, cada mañana antes de comenzar el debate en el Senado de los EE. UU., hacemos una pausa para la oración y la reflexión. Incluso el Tribunal Supremo, que ahora está estudiando este caso, comienza sus sesiones con el siguiente anuncio: Dios salve a los Estados Unidos y esta Honorable Corte. Estos son algunos de los ejemplos de cómo la libertad religiosa nos une como una Nación bajo Dios.

Como defensores de la libertad religiosa, muchos estábamos preocupados por la decisión del tribunal de primera instancia en el caso de la ciudad de Grecia. La oportunidad de ofrecer una oración o reflexión ante el consejo de esta urbe está abierta a personas de todas las creencias y hasta de los que no creen en nada.

Ha habido oraciones por miembros de diversas confesiones cristianas, la fe judía y Wicca. Sin embargo, debido a que la ciudad es mayoritariamente cristiana, hay un gran número de oraciones de esta denominación.

A pesar que esto, es evidente para la justicia y las personas de todas las creencias, incluyendo ateos, el Segundo Tribunal del Circuito de Apelaciones, dictaminó que Grecia había violado la primera enmienda que prohíbe el establecimiento de la religión.

Encontré esta sentencia profundamente inquietante, y el Tribunal Supremo ha acordado por derecho a la apelación. La decisión tiene implicaciones que van más allá del ámbito legal afectando la vida americana, la cultura y el gobierno.

Yo creo que parte de lo que distingue a Estados Unidos del resto del mundo es que no nos sentimos amenazados por las creencias de los demás.

Los hombres y mujeres de fe de todas las religiones y creencias deben hacerse oír. También podemos hacer una diferencia al participar en la misma actividad que está siendo puesto en cuestión en este caso: la oración. Y tengo fe en que  Dios escucha nuestras voces.

Estamos tomando partido por una tradición de que la oración legislativa fue adoptada por nuestra fundación que nos ha ayudado por más de dos siglos, y sirve como un recordatorio diario de todas las bendiciones que Dios ha derramado sobre nuestra excepcional nación”.

Este texto fue tomado de la sección de opinión de www.foxnews.com titulado originalmente en inglés como “Why I believe legislative prayer is constitutional expression of religious freedom” y fue escrito por el senador Marco Rubio.

El comité editorial de la Revista Hechos&Crónicas consideró compartir esta columna de opinión debido a la importancia que tiene la libertad religiosa en el mundo y haciendo eco del llamado de atención del senador Marco Rubio para que Estados Unidos vuelva a las raíces cristianas que ayudaron a formar lo que es hoy este país. 

Foto: Flickr bajo licencia Creative Commons

 

La mafia de la mendicidad

17 Dic 2013
1340 veces

Esther Lucia InteriorPor: Esther Lucía Silva-Silva. Fundadora del M.A.S. (Fundación Misericordia, Amor y Servicio) y de Mujer Integral, de Casa Sobre la Roca.

Dar dinero en la calle es una manera fácil de tapar nuestro pecado y aplacar la voz de nuestra conciencia.

Dios me ha dado el privilegio de que, cuando estoy con los pobres, o los necesitados en general, se me desconecta el olfato. Una tarde estaba yo en la cafetería de la iglesia cuando se hizo presente allí un hombre sucio y harapiento, de esos que llaman «desechables», generalmente víctimas de la drogadicción. Lo invité a sentarse y a almorzar conmigo. Todas las personas allí presentes pasaban a distancia, tapándose las narices, pues, según decían, el hombre olía horrible; yo, por mi parte, estaba feliz conversando con él. Le compartí de Cristo y me contó que él era cristiano pero había dejado de congregarse por causa de la droga. Logré convencerlo de que se bañara en una oficina de la iglesia; mientras lo hacía, corrimos a un almacén cercano y le compramos ropa nueva. Al aparecer de nuevo en público, la gente se llevó una gran sorpresa: se trataba, nada más y nada menos, que de un famoso comediante de televisión.

El hombre se re–convirtió y regresó a los caminos del cristianismo. ¡Qué sorpresas nos da el Señor! Un buen día, llegué yo a una iglesia determinada para una reunión especial y allí estaba aquel hombre, muy feliz, sirviendo como ujier. Nos abra- zamos en silencio aquel «hijo pródigo» y yo, con lágrimas en los ojos. ¡Quién lo creyera! En mi corazón resonaban como un eco estas palabras:

Hijo mío —le dijo su padre—, tú siempre estás conmigo, y todo lo que tengo es tuyo. Pero teníamos que hacer fiesta y alegrarnos, porque este hermano tuyo estaba muerto, pero ahora ha vuelto a la vida; se había perdido, pero ya lo hemos encontrado. Lucas 15:31– 32

Por otra parte, en Colombia tenemos el «santo vicio» –hay que llamarlo así– de darles monedas a los niños que se paran en las esquinas de nuestras ciudades con caritas muy convincentes. Estos pequeños, en muchos casos, pertenecen como esclavos muy reales a una persona que los maneja a su antojo porque gana dinero a través de ellos. Hay una verdadera mafia de la mendicidad.

Algunas veces recogí niños utilizados por años en ese sucio negocio, que no querían estudiar ni buscar un trabajo honesto porque ganaban dinero fácil en la calle. Muchos de nosotros, ciudadanos honestos y generosos, sostenemos la miseria de nuestros países a través del engaño de dar limosnas en la calle.

Yo no me explico cómo, habiendo tantas iglesias, no se hacen cargo de estos problemas; si cuando se cumple la «gran comisión», las soluciones vienen en forma natural. Dar dinero en la calle es una manera fácil de tapar nuestro pecado y aplacar la voz de nuestra conciencia. Esa fue una conclusión a la que yo llegué a través de lo que algunas personas me contaban. Comprar cosas en la calle a niños aparentemente desamparados es financiar las mafias de la mendicidad.

Mucha gente inescrupulosa usa a los niños, los ancianos, los minusválidos como «gancho» para obtener ganancias deshonestas ¡Eso es horrible! Hay «propietarios» de esquinas y sectores urbanos a quienes sus agentes directos –los niños, los ancianos y los minusválidos– les tienen que entregar diariamente una suma míni- ma de dinero como franquicia. Por eso, en nuestra iglesia la gente que da el dinero de su diezmo, sabe de antemano que el quince por ciento se destinará a las obras de misericordia.

De esta manera, no es necesario sentirse culpable por no entregar monedas en los semáforos callejeros a niños, ancianos y minusválidos que solo son señuelos de bandidos organizados en mafias.

No habrá paz sin perdón

09 Nov 2013
1078 veces

camilo fonseca mediana interior¡Podemos ser la primera generación de la posguerra!

Colombia ha participado en cuatro guerras internacionales: dos contra Perú, en 1829 y 1932. Otra contra Ecuador en 1863. Y la última, a mediados del siglo pasado, como parte de la coalición dirigida por Naciones Unidas a favor de Corea del Sur.

A nivel interno su historia ha sido una sucesión de conflictos bélicos: están los de la conquista y la independencia, las guerras civiles, las que se han librado contra dictaduras y entre partidos, las revolucionarias, las llamadas guerras de guerrillas, las urbanas, las terroristas, las narcoguerras, las paramilitares, las de las bandas criminales y, hasta las guerras entre hinchas fanáticos y furibundos.

Colombia es un país guerrerista. Reflejado incluso en nuestros símbolos patrios. El escudo, por ejemplo, muestra una aciaga ave carroñera sembrando sus garras y dominando, las cornucopias doradas que derraman oro y frutos tropicales, y el gorro de libertad encima de un istmo que ya no nos pertenece. La bandera, entre tanto, explica el porqué de su rojo carmesí como una fatídica profecía, que aún estremece mi alma y de la que tuve conciencia en épocas en que mi corazón era aún un cuenco inocente, en el cada vez más sepia salón de clases del colegio primario.

Tal realidad sigue vigente, desafortunadamente, manchando nuestra Colombia y nuestra “colombianidad”. Como si solo la sangre de los héroes fuera roja y la única derramada. Amo a mi país y me reconozco en mi bandera y en las gestas coreadas de nuestro himno magistral y estoy totalmente comprometido con ellos desde mi orilla, pero no odemos negar que nuestros símbolos están bañados de sangrienta realidad.

Esa realidad nos dice que no ha existido una generación que no haya conocido  la guerra y eso trae consecuencias violentas. Me obligo a pensar con esperanza, tenemos todo en nuestras manos para ser la primera generación de la posguerra en nuestra historia.

Si abandonamos la desalentadora frase de cajón de “qué clase de país le vamos a dejar  a nuestros hijos” y cada uno trabaja en lo que debe hacer por Colombia hoy, si cambiamos esa bravura para lo violento y la administramos hacia el bienestar común, el futuro será diferente.

¿Depende la paz de una mesa de diálogo? ¿Qué tanto tienen que ver con su construcción y desarrollo el clima político y los acuerdos económicos? Creo más bien que su gestación y consolidación están ligadas al compromiso que cada habitante asuma consigo mismo y con la patria, incluidos los mesadialogantes. La historia se vive, se siente, impacta y se escribe en el presente. De ahí la responsabilidad de hilar un hoy que sea un histórico mañana.

Creo en la relación entre la paz interna de una persona y la del país de esa persona. Creo igualmente en la relación de los odios internos de una persona y los odios internos del país. Es momento de reflexionar hacia adentro para ver resultados hacia afuera. ¿Nos lamentamos de la violencia en los campos, de la misma manera que en nuestros conflictos personales?

Tomemos la decisión de aportar nuestro grano de arena, despojándonos en lugar de ser despojados por terceros, de odios rancios, malditos y amargos, generados por esas viejas heridas purulentas que se resisten a ser sanadas. Será por eso que dicen que todo histérico es histórico.

Un antónimo de la paz es la intolerancia, brutal bestia que escupe odio y se alimenta de la falta de perdón. Por experiencia propia sé que no hay paz sin perdón. Pero el perdón no implica olvido. De hecho la mayor evidencia del perdón es cuando recordamos esa situación y ya no duele, y eso solamente se logra cuando se decide soltar la amarra de la ofensa y la amargura que produjo, y así dejar sanar las muchas y profundas heridas. Si tan sólo se le diera lugar al que prometió la dicha de la paz, al Carpintero de Nazaret, Príncipe de Paz. Que sea hoy la hora de la reconciliación personal y el primer paso de la Nacional. Usted también decide. Mejor dicho, usted es quien decide.

Twitter: @CamiloFonsecaR.

Por: Camilo Fonseca. Pastor de la iglesia Casa Sobre la Roca, Barranquilla.

La mente de Dios

15 Ago 2013
1117 veces

antony-flew INTERIOR

Antony Flew, el filósofo ateo más influyente del mundo, acepta la existencia del Creador. Investigaciones científicas sobre el origen de la vida y el ADN muestran la existencia de una “inteligencia creadora”, afirma Flew.

Considerado hasta 2004 el filósofo ateo más férreo e influyente del mundo, Antony Flew acepta ahora la existencia de Dios. En su libro Hay Un Dios: cómo el ateo más notorio del mundo cambia de parecer, Flew explica el por qué de ese cambio: recientes investigaciones científicas sobre el origen de la vida y el ADN revelan la existencia de una “inteligencia creadora”, asegura.

Según Aceprensa, durante más de cinco décadas, este filósofo inglés fue uno de los más vehementes ateos del mundo. Escribió libros y, con audiencias multitudinarias, debatió con conocidos pensadores creyentes, entre otros, con el célebre apologista cristiano C. S. Lewis.

Sin embargo, en el que celebró en la Universidad de Nueva York en 2004, los asistentes quedaron sorprendidos cuando Flew anunció que para entonces ya aceptaba la existencia de Dios y que se sentía especialmente impresionado por el testimonio del cristianismo.

En su libro, cuyo título original es There Is A God. How the world’s most notorious atheist changes his mind (Nueva York: Harper One, 2007), Flew no sólo desarrolla sus propios argumentos sobre la existencia de Dios, refuta los puntos de vista de importantes científicos y filósofos acerca de la cuestión de Dios.

Su investigación le llevó a examinar, entre otros, los trabajos críticos de David Hume al principio de causalidad y los argumentos de importantes científicos como Richard Dawkins, Paul Davies y Stephen Hawking. Otro de los pensamientos sobre Dios que tomó como referencia fue el de Albert Einstein, ya que, lejos de lo que afirman ateos como Dawkins, Einstein fue claramente creyente.

“Inteligencia creadora”

¿Qué llevó a Flew a cambiar tan radicalmente su concepto sobre Dios? Él explica que la razón principal nace de las recientes investigaciones científicas sobre el origen de la vida. Estudios que muestran la existencia de una “inteligencia creadora”.

Tal como expuso en el simposio celebrado en 2004, su cambio de postura fue debido “casi enteramente a las investigaciones sobre el ADN”: “Lo que creo que el ADN ha demostrado, debido a la increíble complejidad de los mecanismos que son necesarios para generar vida, es que tiene que haber participado una inteligencia superior en el funcionamiento unitario de elementos extraordinariamente diferentes entre sí”, asegura Flew.

“Es la enorme complejidad del gran número de elementos que participan en este proceso y la sutileza de los modos que hacen posible que trabajen juntos. Esa complejidad de los mecanismos que se dan en el origen de la vida es lo que me llevó a pensar en la participación de una inteligencia”, añade Flew.

En cuanto a la teoría de Richard Dawkins de que el llamado ‘gen egoísta’ es el responsable de la vida humana, Flew la califica de “ejercicio supremo de mixtificación popular”. “Los genes, por supuesto, ni pueden ser egoístas ni no egoístas, de igual modo que cualquier otra entidad no consciente no puede entrar en competencia con otra ni hacer elecciones”.

“Ahora creo que el universo fue fundado por una inteligencia infinita y que las intrincadas leyes del universo ponen de manifiesto lo que los científicos han llamado la “mente de Dios”. Creo que la vida y la reproducción se originaron en una fuente divina”, dice.

“Tres dimensiones que apuntan a Dios” “¿Por qué sostengo esto, después de haber defendido el ateísmo durante más de medio siglo? La sencilla respuesta es que esa es la imagen del mundo, tal como yo la veo, que emerge de la ciencia moderna. La ciencia destaca tres dimensiones de la naturaleza que apuntan a Dios”.

“La primera es el hecho de que la naturaleza obedece leyes. La segunda, la existencia de la vida, organizada de manera inteligente y dotada de propósito, que se originó a partir de la materia. La tercera es la mera existencia de la naturaleza. Pero en este recorrido no me ha guiado solamente la ciencia. También me ayudó el estudio renovado de los argumentos filosóficos clásicos”, señala.

“Este es mi libro”

A raíz de la publicación del libro, llovieron las críticas por parte de sus colegas por el cambio realizado, entre ellas la de Mark Oppenheimer en un artículo titulado El Cambio De Un Ateo.

Según informa Noticias Cristianas, Oppenheimer caracteriza a Flew como un viejo hombre senil que es manipulado y explotado por los cristianos evangélicos para sus propios propósitos. Además, se le acusa de haber firmado un libro que nunca escribió.

Sin embargo, Flew, de 86 años de edad, responde de forma concluyente: “Mi nombre está en el libro y representa exactamente mis opiniones. No permitiré que se publique un libro con mi nombre con el cual no estoy cien por ciento de acuerdo”.

“Necesité que alguien escribiera porque tengo 84 años –dijo-. Ese fue el papel de Roy Varghese. La idea que alguien me manipuló porque soy viejo es exactamente incorrecta. 

camilo fonseca mediana interiorNo queremos una iglesia que se adapte a los tiempos sino una que entienda al hombre de todos los tiempos.

Sé que existe una clase de ateos que se llaman teóricos que estudian su ateísmo y lo sustentan, también sé que existen los llamados ateos prácticos, aquellos que simplemente son ateos sin dilaciones académicas.

Confieso mi intriga sobre el pensamiento ateo, lo digo con respeto sincero, creo que se necesita mucha fe para ser ateo. Podría decir que soy ateo del ateísmo, creo que el ateísmo puro no existe. En mis épocas de escolaridad leí un libro que fue un best seller por sus millones de copias vendidas, “El Vendedor Más Grande Del Mundo” de Og Mandino, lo único que recuerdo de tal escrito es uno de sus capítulos que se subtitulaba más o menos así: “No hay hombre con tan poca fe, que en un momento de angustia no clame a su dios”.

También me identifico con el “Excéntrico Príncipe de las Paradojas”, G.K. Chesterton, quien pasó del agnosticismo al cristianismo en la Inglaterra de la revolución industrial y la primera guerra mundial, al afirmar que “cuando no se cree en Dios se cree en cualquier cosa”. Y cualquier cosa es cualquier cosa, a veces un trabajo, ellos mismos, su familia, filosofías, maneras de pensar, etc.

El hombre es un ser religioso por naturaleza. Una de las cosas que la teoría de la evolución no ha podido responder es en qué momento el mono separó los nudillos de la tierra y levantó sus manos al cielo para dejar de decir “padre nuestro que estás en la selva” a decir “Padre nuestro que estás en los cielos”.

Ahora bien, creo que muchos ateos son simplemente personas -de buena fe- a quienes la religión y/o ciertos “religiosos” les hirieron profundamente y por ello se encuentran resentidos, no hacia Dios sino hacia esos ciertos religioso y la religión, y para seguir diciendo algunas verdades, con justa razón en muchos casos. Aunque no es el caso de aquellos a quienes la fe le es un tropiezo para sus propias malas pasiones.

Así las cosas, es hora que aquellos que han posado de religiosos pidan perdón a la historia, a los ateos, y a Dios mismo. A la historia por torcerla y manipularla, a las personas que han buscado la verdad por alejarlas del Autor de la vida y a Dios por haber hablado en nombre de él bajo los principios de ellos.

Como el mismo Chesterton afirmara, “nosotros realmente no queremos una religión que tenga razón cuando nosotros tenemos razón. Lo que nosotros queremos es una religión que tenga razón cuando nosotros estamos equivocados”.

Tampoco queremos una iglesia que se adapte a los tiempos sino una iglesia que entienda al hombre de todos los tiempos, pues éste históricamente padece de los mismos problemas interiores y necesita que lo guíen. También creo firmemente que en el fondo muchos ateos esperan algo más y algo mejor. Y desde mi orilla creo que lo que eso que esperan se encuentra en la persona de Jesús.

No puedo terminar este escrito sin confesar que mi preocupación mayor no son los ateos sino aquellos “creyentes ateos” quienes a pesar de asistir a la iglesia, decir que viven según la verdad, o esta y aquella doctrina, viven como si Dios no existiera. Para hacer honor a la verdad los considero más dañinos para la fe que el más fervoroso de los ateos. 

Por. Camilo Fonseca. Pastor de la iglesia CASA SOBRE LA ROCA, Barranquilla. Twitter. @CamiloFonsecaR

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia