Martes, 05 Julio 2016 20:32

Cuando Dios nos mueve en la cima

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Cuando estamos en la cima, es decir, cuando somos líderes o cabezas en algo, muchas veces perdemos de vista el orden y la prioridad de las cosas; así que Dios nos sacude y nos mueve para que retomemos el rumbo y organicemos las prioridades de nuestro liderazgo.

Algo así me ocurrió recientemente. En la editorial en la que trabajo, estábamos en el mejor año, todo marchaba perfectamente. De repente, tuve que viajar a la casa matriz y allí me anunciaron que algunas cosas iban a cambiar y mi orgullo fue el principal afectado. Desde ahora, como presidente, tenía que reportar a un vicepresidente y eso conmovió mi interior.

Dios me estaba moviendo en la cima. Él tenía que sacudir toda esa escoria que estaba en mi interior, el orgullo. De pronto, una muy querida hermana en Cristo, con gran autoridad espiritual nos compartió a mi esposa y a mí una palabra, una promesa de Dios para todos: Vuelvan a su fortaleza, cautivos de la esperanza, pues hoy mismo les hago saber que les devolveré el doble. Zacarías 9:12.

¿Qué quería decirnos Dios con todo esto? Primero, hay que aclarar el concepto de fortaleza:

• La fortaleza es Jesucristo.

• La fortaleza es el lugar donde Jesucristo lo puso a usted.

• La fortaleza es donde habita en lo que el Señor Jesús le dio.

• La fortaleza es donde desarrolla usted el talento que el Señor Jesús le dio.

A veces vamos caminando en la senda de Dios, pero no mirándolo a Él sino a los demás, envidiando las bendiciones que ellos tienen o mirándonos a nosotros mismos. Así que cuando Dios nos pone en la cima, en nuestra fortaleza, con nuestra bendición, pero comienza a movernos, es porque algo está podando. Algo está limpiando, preparando el camino porque somos personas y fácilmente nos podemos desviar.

Examíname, oh Dios, y sondea mi corazón; ponme a prueba y sondea mis pensamientos. Fíjate si voy por mal camino, y guíame por el camino eterno. Salmo 139:23-24.

Si queremos limpiarnos interiormente para recibir bendiciones del Señor, tenemos que abandonar algunas actitudes. Para hacerlo, comenzamos por responder honestamente algunas preguntas:

• ¿Nos quejamos siempre de las circunstancias que debemos vivir?

• ¿Somos o hemos sido desagradecidos?

• ¿Somos irritables?

• ¿Cómo estamos hablando? ¿Siempre hablamos negativamente?

• ¿Nos enojamos fácilmente o explotamos ante la menor situación?

• ¿Somos duros?

• ¿Nos dejamos enseñar?

• ¿Somos sarcásticos?

• ¿Bajamos el ánimo de los demás en vez de levantarlos?

• ¿Somos impacientes?

• ¿Somos orgullosos?

• ¿Tratamos de controlar a la gente y sus circunstancias?

Responder sinceramente estas preguntas comenzará por darnos perspectiva. El problema cuando Dios nos ha puesto en la cima, es que creemos que todo lo sabemos y que no hay nada que aprender y eso nunca, por más sabios que seamos, será verdad. Tenemos que dar el primer paso para examinarnos y comenzar el proceso de limpieza en nosotros mismos. Tenemos que mirar hacia adentro de la casa. Si somos autoridad para alguien o si somos líderes de alguien, tenemos que pedir a Dios que nos haga conscientes de nuestros propios errores, porque siempre, por más que nos esforcemos, vamos a errar.

¿Quién está consciente de sus propios errores? ¡Perdóname aquellos de los que no estoy consciente! Salmo 19:12-13.

Visto 9938 veces
Rev. Esteban Fernández

Además de su preparación y experiencia en periodismo, entre otros títulos, Esteban Fernández posee una licenciatura en Teología, de la Facultad de Estudios Teológicos y Religiosos de Casa Sobre la Roca; un grado de Doctor Honorario en Literatura Sagrada, del Logos Christian College, y otro en Consejería Cristiana, de la Rhema University.

Además de su preparación y experiencia en periodismo, entre otros títulos, Esteban Fernández posee una licenciatura en Teología, de la Facultad de Estudios Teológicos y Religiosos de Casa Sobre la Roca; un grado de Doctor Honorario en Literatura Sagrada, del Logos Christian College, y otro en Consejería Cristiana, de la Rhema University. - See more at: http://vidacristiana.com/articulos/portada/18479-esteban-fernndez-de-lder-empresarial-a-lder-espiritual#sthash.n32TbQeC.dpuf
Además de su preparación y experiencia en periodismo, entre otros títulos, Esteban Fernández posee una licenciatura en Teología, de la Facultad de Estudios Teológicos y Religiosos de Casa Sobre la Roca; un grado de Doctor Honorario en Literatura Sagrada, del Logos Christian College, y otro en Consejería Cristiana, de la Rhema University. - See more at: http://vidacristiana.com/articulos/portada/18479-esteban-fernndez-de-lder-empresarial-a-lder-espiritual#sthash.n32TbQeC.dpuf
Además de su preparación y experiencia en periodismo, entre otros títulos, Esteban Fernández posee una licenciatura en Teología, de la Facultad de Estudios Teológicos y Religiosos de Casa Sobre la Roca; un grado de Doctor Honorario en Literatura Sagrada, del Logos Christian College, y otro en Consejería Cristiana, de la Rhema University. - See more at: http://vidacristiana.com/articulos/portada/18479-esteban-fernndez-de-lder-empresarial-a-lder-espiritual#sthash.n32TbQeC.dpuf

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia